Occupy Wall Street denuncia ante el Congreso la desigualdad social que impera en EEUU

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El movimiento ciudadano “Occupy Wall Street” protestó este martes frente al Congreso de Estados Unidos con el objetivo de exigir mayor equidad en el país y reavivar a la organización social, que se originó en septiembre de 2011 contra el sistema económico neoliberal.

Para “Occupy Wall Street”, el Gobierno de Obama es “ilegítimo” porque “no atiende a las necesidades de la población”, manifestó este martes la portavoz del movimiento, Liesbeth Rapp, a una agencia de noticias internacional.

El mensaje principal de la movilización que se realiza este martes a las afueras del Capitolio en Washington (capital) “es demostrar que lo que tenemos es un Gobierno títere de los intereses de Wall Street”, enfatizó Rapp.

“Estamos creando un Gobierno del pueblo”, dijo Rapp, y añadió que dentro del movimiento “por ahora no hay una tendencia clara de apoyo a candidatos o partidos políticos” para las elecciones presidenciales a celebrarse en noviembre de este año.

Agregó que “no podemos tener candidatos reales, todo y todas están controlados por el dinero (…) Dentro del movimiento lo que experimentamos es que es tremendamente poderoso el trabajo con la gente en las calles”.

“Las encuestas lo muestran: que el problema número uno es la desigualdad en los ingresos, y esto no era así hace cinco meses, un año”, dijo Rapp. “‘Ocupa puso en relevancia el problema real y el asunto está ahora en el centro del debate político”, subrayó.

Rapp señaló que la campaña iniciada en Nueva York (noreste) el 17 de septiembre de 2011 se ha multiplicado en campamentos y manifestaciones en cientos de ciudades.

La agenda del movimiento se ha manejado en secreto por la fuerte presencia policial. Durante la acción de este martes, diversos grupos trataron de ingresar y llegar a las oficinas de los representantes de la Cámara. La protesta reunió a unas mil personas a las afueras del Capitolio.

Dentro de sus actividades, la Cámara de Representantes tiene pendiente una serie de pedidos del presidente Barack Obama, como el de extender la exención de gravámenes a unos 160 millones de trabajadores durante todo el año.

La reducción de los impuestos supone un ahorro de unos mil dólares para las familias de clase media estadounidenses, fuertemente golpeadas por los efectos de la crisis capitalista que se desató en 2008.

A principios de diciembre pasado, Obama dijo que en la última década se acentuó la desigualdad entre los estadounidenses. Mientras el ingreso promedio del uno por ciento de los ciudadanos más ricos de EEUU se multiplicó en 250 por ciento, el de la mayoría de las personas descendió cerca de seis en similar periodo, reconoció el dignatario.

EFE / Telesur  / LibreRed.Net

Comentar este post