Ocupantes de Estados Unidos se mantienen pese a represión de las autoridades

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El fin de semana reciente hubo masivos arrestos en Denver, Oregon y Austin. En Oakland, un veterano de la guerra de Irak que apoyaba a los manifestantes se recupera de una fractura de cráneo provocada por la policía. En New York, pese a que les confiscaron las cocinas y balones de gas, los ocupantes se preparan para pasar el invierno.

El movimiento “Occupy Wall Street” sigue sufriendo la represión del gobierno norteamericano. El fin de semana reciente hubo masivos arrestos en Denver, Oregon y Austin.

En Denver, la policía antidisturbios disparó balas de pimienta y gas paralizante contra una multitud de manifestantes luego de que éstos intentaran llegar al Capitolio del Estado. Fueron arrestadas unas veinte personas, entre ellas, trece manifestantes que intentaron levantar una carpa en un parque aledaño.

Los arrestos se produjeron luego de una marcha pacífica que convocó a miles de personas en las calles de Denver.

Aproximadamente 30 personas fueron arrestadas en Portland, Oregon, acusadas de ingresar en propiedad privada, interferir con un oficial de policía y tener comportamiento revoltoso al permanecer en un lujoso parque luego del toque de queda.

Mientras tanto, la policía de Austin, Texas, detuvo a 39 manifestantes por intentar mantener mesas con comida en su campamento en la municipalidad. En Tennessee, un magistrado de un tribunal nocturno se rehusó a firmar una orden de arresto contra los manifestantes porque, según él, los funcionarios estatales no tienen autoridad para imponer un toque de queda.

Entre los detenidos en Nashville durante la semana pasada había un reportero del Nashville Scene que se identificó ante los oficiales como funcionario de prensa. El reportero, Jonathan Meador, captó su arresto con la cámara.

HERIDO VETERANO DE GUERRA

En Oakland, un veterano de la guerra de Irak que se convirtió en activista del movimiento “Occupy Wall Street” se sigue recuperando de las graves lesiones cerebrales que sufrió cuando asistía a una manifestación la semana pasada.

Scott Olsen sufrió una fractura de cráneo tras recibir un impacto de un proyectil lanzado por la policía mientras participa en Occupy Oakland.

La marcha partió en la biblioteca del centro y se dirigió hacia el Ayuntamiento en un esfuerzo por recuperar la plaza donde habían instalado el campamento de dicha ciudad y la policía los había desalojado.

Olsen se ha estado comunicando a través de notas escritas con los amigos y familiares que lo acompañan en su internación, pero según se informa, no puede hablar. Los amigos dicen que se prevé que el hombre de 24 años se recupere totalmente.

Mientras tanto, manifestantes de Oakland estarían planeando ocupar la oficina de la alcaldesa Jean Quan en el día de hoy, en un intento por recuperar los suministros médicos confiscados en una incursión policial de la semana pasada.

OCUPANTES DE NEW YORK SE PREPARAN PARA EL INVIERNO

En Nueva York, los manifestantes de “Occupy Wall Street” soportaron un fin de semana de tiempo helado y húmedo mientras su ocupación de una explanada del distrito financiero entró en la sexta semana. Resistir el mal tiempo se hizo más difícil aún luego de que el Departamento de Bomberos de Nueva York confiscara los generadores a gas del campamento la semana pasada.

Donald Afflick, presidente de la Coalition of Black Trade Unions de Nueva York, dijo: “El espíritu no se va a morir. Esto es sólo el comienzo del movimiento. El movimiento va a seguir adelante, sin importar el invierno, la lluvia o el frío, vamos a estar aquí para asegurarnos de que esto funciona porque el 99% de la gente se merece tener una mejor condición en este país, y si no marchamos ahora… ¿cuándo lo haremos? “.

Un manifestante agregó que “creo que esto va a crecer. Estoy notando que las personas están entregando calentadores de mano, medias, ponchos, mantas, y esto es sólo el principio. Y creo que cuantas más tácticas se utilicen para tratar de quitar el calor, como quitar los generadores, ya saben, supuestamente por nuestra seguridad, más gente va a reaccionar frente a eso y van a proveer más cosas. Vamos a encontrar la forma de que funcione”.

El fin de semana de los activistas de “Occupy Wall Street” empezó en Nueva York con una marcha hacia las oficinas de los principales bancos del centro de Manhattan. En las oficinas centrales de JP Morgan Chase, los trabajadores se agolparon en las ventanas tomando fotos de los manifestantes que protestaban abajo.

Un manifestante dijo que “creo que esas personas que están allí arriba son mayoritariamente trabajadores de clase media, como todos los que estamos aquí hoy. Son los que están en el piso más alto los que tienen que escuchar el mensaje, y creo que éste está llegando de a poco hasta allá arriba”.

LONDRES Y FRANKFURT

El sábado, miles de personas marcharon por el distrito financiero de la ciudad alemana de Frankfurt. Al tiempo que en Londres, una coalición de manifestantes cristianos planea formar un círculo de oración alrededor de los manifestantes que acampan fuera de la Catedral de San Pablo. Los intentos por desalojar a los manifestantes han generado una ola de polémicas y tanto el ministro canónigo como el capellán de San Pablo desistieron de la iniciativa de entablar acciones legales contra el campamento.

Democracy Now – El Ciudadano

+ INFO Occupy Together

Comentar este post