ONGs denuncian el aumento de violaciones en campos de desplazados de Haití

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Niña en un hospital de Marchad Dessalines, Haití, salvada tras padecer el cólera. Foto: AP/ Ramón Espinosa.

Niña en un hospital de Marchad Dessalines, Haití, salvada tras padecer el cólera. Foto: AP/ Ramón Espinosa.

Organizaciones defensoras de los derechos humanos pidieron hoy en la sede de la ONU en Ginebra mayor protección para las mujeres y niñas haitianas que viven en campos de desplazados, donde los casos de violaciones y violencia sexual se han convertido en la norma.

Activistas de la Oficina Internacional de Abogados (BAI, en francés) y de las organizaciones defensoras de los derechos de la mujer MADRE y KOFAVIV solicitaron en una carta conjunta la acción urgente de la comunidad internacional, aprovechando que mañana Haití presenta ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU su examen periódico universal sobre la situación de esos derechos.

Según denuncian estas organizaciones, desde el terremoto de 2008, las mujeres que habitan en los campos de desplazados está viviendo “una auténtica epidemia de violaciones”, ya que no hay medidas de seguridad suficientes en los campamentos, ni un sistema judicial que proteja a las víctimas y condene a los violadores.

El abogado de la BAI Mario Joseph aseguró que la violencia sexual se utiliza desde hace tiempo como forma de presión contra la mujer, pero que, desde el terremoto, la vulnerabilidad de mujeres y niñas a este tipo de sucesos es cada vez mayor, especialmente entre las más pobres.

“Las mujeres pobres a veces tienen que soportar chantajes para poder obtener agua potable y comida para sus familias a cambio de favores sexuales”, explicó Joseph, que remarcó que estos sucesos también son “violencia sexual”.

El abogado explicó que el sistema judicial y penal de Haití presenta serias deficiencias para procesar a los culpables de estos sucesos, además de que los jueces que resuelven los pocos casos que llegan a los tribunales suelen incurrir en la “criminalización de la víctima”, desde una postura machista y patriarcal.

Sin embargo, Joseph quiso resaltar los avances logrados y calificó de “gran éxito” el que, en lo que va de año, 19 casos hayan sido llevados a los tribunales, una cifra que, aunque escasa en relación con la cantidad de violaciones, es muy superior a la de años anteriores, cuando como mucho llegaban a los tribunales uno o dos casos.

Estas organizaciones piden a la Comisión para la Recuperación de Haití, conformada por el Gobierno del país caribeño y por los donantes, medidas que ayuden a atajar este problema, como una reforma del sistema judicial, en la que se incluyan más mujeres, y del código penal, que endurezca las penas por delitos de violación o violencia sexual y que éstos no queden impunes.

Sin embargo, como medidas inmediatas exigen el aumento de la seguridad y la implantación de sistemas de luz en los 22 campamentos donde viven los desplazados que perdieron sus casas en el terremoto, así como servicios de atención médica y psicológica para las víctimas.

Otra de las soluciones propuestas por este grupo de organizaciones es la inclusión de las mujeres locales en los órganos de toma de decisiones de estos campamentos, especialmente en las cuestiones relacionadas con prevenir la violencia sexual.

La carta elaborada por estas organizaciones ha logrado hasta el momento el apoyo 234 firmantes que incluyen organizaciones defensoras de los derechos humanos y ciudadanos individuales de países como Estados Unidos, Canadá, Gran bretaña, Australia, Uruguay, Argentina, México, Costa Rica, Perú, Ucrania y Mauritania.


(Con información de EFE)

Cubadebate

Comentar este post