Patagonia chilena en antesala de nuevo estallido social

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Como la crónica de un desenlace anunciado, la mesa de diálogo entre el gobierno chileno y el Movimiento Social de Aysén continúa empantanada, lo que pudiera conducir a la reactivación del levantamiento popular en esa región.

Protestas en Aysén, ChileEste sábado la alcaldesa de la municipalidad de Puerto Aysén, Marisol Martínez, responsabilizó a la administración de Sebastián Piñera por el congelamiento de las negociaciones.

La edil socialista recordó que el petitorio regional fue presentado a La Moneda hace mucho tiempo y que la propuesta gubernamental hasta ahora permite sólo rebajar un mínimo del costo de los combustibles, cuando los aiseninos exigen un subsidio mucho mayor con respecto a ese rubro.

“Hay una posición muy clara en el movimiento de que mientras no avancemos en el tema de los combustibles no se va a poder avanzar en otro tema”, indicó la autoridad regional en relación con el primero de los 11 puntos que contempla el listado de demandas.

Sobre la posibilidad de que sea retomada la movilización en Aysén, Martínez apuntó que “la movilización está plenamente vigente, lo que se hizo para abastecer a nuestra comunidad de abrir los caminos eso está dado, pero recordemos que simplemente las barricadas se hicieron a un lado y la gente está alerta; la región está atenta”.

El vocero del Movimiento “Tu problema es mi problema”, Iván Fuentes, reconoció que no es fácil calmar a los aiseninos, que han actuado con humildad frente a las autoridades para encauzar una instancia de diálogo y que esperan en consecuencia ser atendidos en su petitorio.

Emisoras del sur chileno reportaron que el ministro de Energía Rodrigo Alvarez, se retiró de la Casa de la Cultura de Aysén, donde transcurría el encuentro, en medio de fuertes manifestaciones de los pobladores de la austral región, situada en la Patagonia, a unos dos mil kilómetros de Santiago.

Pasadas las 18:30 (hora local) Alvarez comunicó a los líderes sociales que el martes próximo se conformaría una mesa de trabajo con representantes del Ministerio de Hacienda, para estudiar una fórmula que permita concretar una eventual zona franca en Aysén; en tanto el lunes se daría a conocer un cronograma de trabajo.

“Vamos a seguir dispuestos al diálogo, (pero) la verdad es que el martes se le acaba el tiempo al gobierno”, declaró el principal portavoz del movimiento, Iván Fuentes.

En opinión de sectores de la oposición chilena y de líderes de otras organizaciones sociales, la Moneda está optando por una política de dilación y desgaste, estrategia utilizada en repetidos escenarios de conflicto en 2011.

La génesis de las protestas iniciadas en Aysén el pasado 13 de febrero es atribuida por analistas a la falta de justicia y de atención del Estado a las zonas extremas del país y sobre todo al acentuado cuestionamiento popular a la privatización a ultranza que predomina en Chile.

PL/LibreRed.Net

Comentar este post