Periodista francés liberado: Las FARC abogan por un proceso de paz

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

El periodista francés Romeo Langlois toma vídeo mientras es entregado por las FARC en Colombia. / LUIS ACOSTA (AFP)

El periodista francés Romeo Langlois toma vídeo mientras es entregado por las FARC en Colombia. / LUIS ACOSTA (AFP)

El recién liberado periodista francés Roméo Laglois aseguró hoy que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) apuestan por la presencia de otros países para un eventual proceso de paz en la nación suramericana.

En rueda de prensa en la sede de la embajada de Francia en Bogotá, Laglois refirió que las FARC consideran que solo entre colombianos sería muy difícil entrar un proceso de negociación, ante la desconfianza y odios acumulados.

El reportero de France 24, quien recuperó su libertad tras permanecer 32 días retenido por las FARC, confirmó que lleva un mensaje de la insurgencia al presidente de Francia, Francois Hollande, del cual se abstuvo de ofrecer detalles.

No obstante, aseguró que este será revelado totalmente en su momento y mencionó que el mismo habla de la necesidad de presencia internacional para negociar la paz en Colombia.

Al respecto señaló que muchos países europeos y seguramente otros estarían interesados en participar en un proceso que conduzca a la paz en la nación suramericana.

Sobre esta presencia internacional las FARC han insistido en varios comunicados, al tiempo que han expresado su disposición para hallar una solución.

Por otra parte, Langlois reiteró que el conflicto colombiano no es abordado debidamente por la prensa, e insistió que se trata de pobres matándose entre sí, en una guerra que -opinió- es impulsada por gente con determinados intereses y que nunca irá a la línea de combate.

A una pregunta sobre las críticas vertidas en su contra por el expresidente Álvaro Uribe, Langlois prefirió no avivar la polémica al considerar que rebajan y desvían la atención sobre cosas muchos más importantes para Colombia.

Igualmente narró los pormenores de su experiencia cuando acompañó al Ejército en un operativo antidrogas, los combates registrados -en los cuales resultó herido en un brazo- y su posterior captura por los guerrilleros.

Langlois subrayó que tanto el Ejército como los insurgentes creen que su causa es justa y son hombres muy valientes.

En ese sentido dijo que las FARC le tienen mucho respeto al Ejército y son los primeros en reconocer que sus hombres son bastante fuertes, al tiempo que lamentan que mueran soldados en los combates pues son también colombianos.

Asimismo, pidió que no rueden cabezas en el Ejército por su retención, ya que de ninguna manera ese cuerpo armado es responsable por lo que le pasó, lo cual calificó como un riesgo profesional.

Sobre este tema Langlois refirió que los mismos guerrilleros que le capturaron reconocieron que los soldados que tenían a cargo su protección y a los cuales se enfrentaron por varias horas hicieron correctamente todo lo que debían hacer.

“A veces la opinión (pública) quiere cabezas, pero eso fue un hecho de la guerra, hace parte del trabajo. No hubo un error de maniobra, la guerrilla estaba en su casa”, manifestó.

(Con información de Prensa Latina)

Cubadebate

Comentar este post