Perú: Marcha del agua a dos días de Lima. Gran recibimiento en Huarmey y Paramonga

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Foto: La República

Servindi, 7 de febrero, 2012.- Los cientos de manifestantes que participan en la Marcha Nacional por el Agua en solidaridad con la lucha de Cajamarca, llegaron ayer a Huarmey, donde tuvieron un gran recibimiento por parte de los pobladores de la provincia. 

Fueron recibidos por le Sindicato de Pescadores Artesanales, el Frente de Defensa, la Junta de Usuarios de Riego, autoridades y organizaciones sociales; además de pobladores que les alcanzaron alimentos y agua.

Asimismo, los pobladores de Huarmey informaron a los coordinadores de la Gran Marcha Nacional sobre el conflicto ambiental que afrontan con la empresa Antamina para que sea tratado en el foro de justicia Hídrica que se realizará en Lima los días 8, 9 y 10 de febrero.

Luego de movilizarse por las calles de esta ciudad, los manifestantes se reunieron en Paramonga donde realizaron un mitin en la noche.

Demandas de Paramonga

Los pobladores de Paramonga también entregaron un pliego de demandas respecto a la contaminación del agua de consumo humano producto de la filtración en la napa freática de madurantes e insecticidas utilizados en los sembríos de caña por parte de una empresa azucarera.

“Hemos confirmado esta información con trabajadores del sector Salud quienes señalaron la existencia de altas tasas de enfermedades gástricas, respiratorias y dermatológicas producidas por el uso de glicosato”, indicó Juan Chang, vocero de la gran movilización.

Marcha a dos días de llegar a Lima

De otro lado, los organizadores de la gran Marcha Nacional del Agua informaron que se realizará en Lima un acto político cultural de recibimiento a los manifestantes el próximo 9 de febrero en el Km 22 de la Panamericana Norte, Intersección Heroes del Cenepa (ex trapiche).

Se prevé que la marcha llegue el miércoles a Huacho.

Fotos: “El Maletero”

 

La marcha de Conga

José de Echave. Foto: Servindi

Por José De Echave

Servindi, 7 de febrero, 2012.- Conga ha pasado a engrosar la larga lista de conflictos emblemáticos vinculados a la minería que han sacudido el país cada cierto tiempo. Tambogrande el 2002; Quilish 2004, Conga 2006, Majaz 2007, Puno, Tía María, el 2011, etc. Cada caso aportó lo suyo al debate sobre la problemática minera.   

¿Por qué Conga se ha convertido en un caso emblemático? Porque resume lo que no funciona desde hace un buen tiempo en la relación minería, comunidades y ambiente en el país: estrategias erradas desde las empresas y políticas públicas desfasadas y una clamorosa ausencia de voluntad política para modificar esa relación.

Conga muestra que los instrumentos de certificación ambiental no funcionan: los estudios de impacto ambiental están desfasados; no se renuevan desde hace 20 años. El informe del Ministerio del Ambiente desnudó las debilidades del EIA Conga y hoy en día ya casi nadie se atreve a defender el proyecto tal y como fue aprobado.

Conga también ha puesto nuevamente en evidencia que el Ministerio de Energía y Minas no puede seguir siendo juez y parte y que el Ministerio del Ambiente debe convertirse en una verdadera autoridad y dejar de estar pintado en la pared.

Conga ha abierto toda una reflexión sobre cómo se deben manejar los bienes públicos en el país. Bienes públicos, de libre acceso, como en este caso es un sistema de lagunas, ¿pueden ser remplazados, así de simple, por reservorios que van a ser manejados por una empresa privada? ¿Se puede permitir que humedales desaparezcan y con ellos los servicios ambientales que prestan? ¿Una empresa debe decidir cuál es la zona de influencia de un proyecto? ¿Esa no debería ser tarea del Estado? Todos son temas para la reflexión.

Conga también ha puesto en agenda la necesidad que el país defina una política hídrica. Las cabeceras de cuenca son reconocidas por la Ley de Recursos Hídricos como zonas ambientalmente vulnerables, que deben ser protegidas, pudiendo inclusive declararse su intangibilidad. ¿Se hace lo que dice la ley?

Conga también pasará a la historia como el primer caso de un conflicto minero que, en el Perú y en América Latina, se trajo abajo a todo un gabinete y significó el giro en la orientación política del gobierno. Años de conflicto minero nos enseñan que no hay un solo remedio milagroso. Un conjunto de reformas son necesarias para canalizar los conflictos por vías institucionales y democráticas: gestión ambiental transectorial y descentralizada; ordenamiento territorial; consulta e información oportuna para las poblaciones y las autoridades locales; transparencia en la toma de decisiones; protección de fuentes de agua; mecanismos de regulación pública que permitan una efectiva presencia del Estado en las regiones, son algunos componentes de esta reforma. Estas pistas de políticas públicas ya se implementan en los principales países que tienen una actividad minera importante.

La marcha que viene desde Conga y las lagunas a la capital coloca estos temas en agenda. Si no se producen cambios, la lista de conflictos seguirá creciendo y los peruanos ya hemos perdido el derecho a sorprendernos.

Fuente: Diario La República, Domingo 5 de febrero, Pág. 7

 

Revisión del EIA de Conga no se puede hacer en 40 días, sostiene Seifert

Reinhard Seifert. Foto: La República

Servindi, 6 de febrero, 2012.- “Un peritaje en 40 días ni un genio puede hacerlo. El estudio de impacto ambiental tiene 17 mil páginas. Si quiere trabajar seriamente, no lo pueden hacer en ese tiempo”, manifestó Reinhard Seifert, asesor ambiental del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca. 

El Ejecutivo prometió un peritaje internacional para revisar el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto minero Conga a raíz de la polémica en torno a la destrucción de cuatro lagunas y el daño irreparable al ecosistema.

Cuando en diciembre pasado el Primer Ministro Óscar Valdés anunció que se haría un peritaje, indicó que dicho estudio se centraría en los temas relacionados con la afectación de lagunas, la gestión del agua y las mitigaciones de los impactos ambientales y sociales derivados del proyecto.

El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, señaló que los resultados del peritaje internacional estarían listos en el mes de marzo.

Reinhard Seifert coincide con las declaraciones de Manuel Bernales, consultor de las Naciones Unidas (ONU) en temas de conflictos por agua. El experto había considerado como “necesario pero insuficiente desde ahora la opinión de dos, tres, cinco evaluadores (peritos internacionales) porque ya sabemos a lo que van a llegar”, sostuvo.

Así mismo dijo que los peritos llegarían a la conclusiones de que se rediseñe el proyecto con un enfoque de seguridad humana, “primero la gente y su creencia”, expresó.

Castilla: Peritaje internacional no revisará EIA

Luis Castilla. Foto: Andina

Mientras tanto, el ministro de Economía, Luis Castilla, sostuvo que el peritaje internacional que se realiza del proyecto Conga no incluye una revisión del EIA, sino proponer “medidas adicionales” para enriquecer el documento.

Asimismo, el ministro manifestó su deseo porque el proyecto Conga se ejecute de todas maneras: “La idea es no dilatar más Conga porque eso cuesta 2 millones de dólares diarios”.

Manifestó que la intención de su cartera es hacer el proyecto viable.

En declaraciones para Canal N, Castilla dijo que “el estudio se hace con la finalidad de identificar medidas adicionales de mitigación que procuren una provisión y calidad del agua en beneficio de la población del área de influencia del proyecto Conga”.

También subrayó que este estudio permitirá plantear medidas adicionales para asegurar el desarrollo sostenible de las poblaciones ubicadas en el área de influencia del proyecto minero.

Señaló que la “nueva política minera amigable” del Gobierno se orienta a la convivencia armoniosa de la explotación minera con la agricultura y otras actividades económicas renovables, y a una mayor presencia del Estado para que provea los servicios básicos de agua, saneamiento, entre otros.

 

Servindi

Comentar este post