Pese a la censura de la prensa, más de 30 mil personas marcharon contra el proyecto Hidroaysén

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Marcha espontánea en contra del proyecto Hidroaysén reunió a más de 30 mil personas

Ciudadanos auto-convocados llamaron, a través de las redes sociales Facebook y Twitter, a movilizarse este viernes por la tarde en contra del plan Hidroaysén. Más de 30 mil ciudadanos llegaron hasta Plaza Italia. A la par, el Gobierno sigue halagando las virtudes del proyecto y sacó a más de medio millar de policías a las calles.  También hubo protestas en Valparaíso, Temuco, Chillán, Los Angeles y Valdivia.

Más de 30 mil personas llegaron a Plaza Italia, en el centro de Santiago, para manifestar su rechazo al proyecto HidroAysén. El conteo corresponde a las cifras entregadas por la propia policía uniformada, la que, nuevamente, reprimió con violencia a los manifestantes.

La marcha pudo progresar hasta el sector Alameda con Portugal, ya que en dicha intersección la policía bloqueó la principal arteria capitalina, obligando a los participantes a desviarse por calles pequeñas en las cuales la visibilidad del acto se disminuía.

A pesar de la autorización otorgada por la Intendencia Metropolitana y de que la protesta se efectuaba de manera pacífica, Fuerzas Especiales comenzaron a tirar agua y gases lacrimógenos a la muchedumbre, la que fue dispersada.

El supuesto orden público defendido por Carabineros se vio alterado por la veintena de vehículos policiales que circulaban por la Alameda no respetando el sentido de las calzadas y agregando gases a una ciudad que justamente este viernes estaba bajo pre-emergencia ambiental.

Además como la estampida de la gente que estaba frente al Centro Cultural Gabriela Mistral fue tan  rápida, dejó a varios sin calzado (ver nota de utilidad pública al final de la noticia).

Las protestas en contra del polémico proyecto hidroeléctrico se repitieron en varias ciudades del país.

En Valparaíso, unas siete mil personas se reunieron a eso de las 19:30 horas y comenzaron a marchar desde la Plaza Sotomayor por la avenida Pedro Montt con dirección al Congreso.

En La Serena medio millar de personas salieron desde la Plaza Buenos Aires y se trasladaron por la avenida Francisco de Aguirre hasta la Ruta 5.

En Los Angeles, cerca de 50 personas llegaron hasta el frontis de la Gobernación de Bío-Bío, frente a la Plaza de Armas de la ciudad. También hubo manifestaciones en  Chillán.

En Temuco alrededor de 100 estudiantes protestaron en el centro de la ciudad y en  Valdivia un millar de personas se sumó a la movilización.

También hubo convocatorias a protestar en Rancagua, Copiapó, Concepción, Osorno, Puerto Montt y Puntas Arenas.

LA CENSURA DE LA PRENSA

La movilización de este viernes recibió una mínima cobertura de la prensa, pese a su espontaneidad. De hecho, los momentos más masivos de la marcha, como cuando la multitud copaba las dos calzadas de la Alameda entre Plaza Italia y Portugal, no tuvieron ninguna cobertura de los medios de televisión.

El único canal que transmitió en directo esta manifestación fue UCV Televisión. El resto de los canales, como no sacó a sus periodistas a la calle y si se vieron obligados a dar cuenta de la espontánea y masiva protesta, se valieron de imágenes captadas en la marcha estudiantil del día anterior y, como siemre, criminalizaron la espontánea protesta ciudadana.

Un ejemplo: La noticia publicada en La Tercera dice: “Si bien la manifestación, una de las más masivas de los últimos años según Carabineros, tuvo un tono totalmente pacífico al comienzo, en el sector de Portugal con la Alameda se produjeron los primeros enfrentamientos entre fuerzas especiales y un reducido grupo de manifestantes más radicales”.

Lo dicho en la nota es mentira, ya que los manifestantes se comportaban pacíficamente y Carabineros comenzó lanzando agua y luego bombas lacrimógenas, lo que hizo que la multitud se dispersara en dirección al oriente. No hubo ni barricadas, ni piedras lanzadas a la policía.

Minutos después se vio a más de 7 carros policiales gaseando a los manifestantes que huían hacia el oriente.

La gente se comenzó a reagrupar en la Plaza de la Constitución, donde actos de rabia como el poner las rejas instaladas por la policía para dificultar el paso en la calle, eran inmediatamente rechazados por las personas que allí se encontraban, quienes volvían a dejar las rejas en su lugar.

Otros jóvenes prendían velas e intentaban explicar a los carabineros puestos como escudo humano frente al palacio de Gobierno que su función estaba siendo cuidarles el monopolio que tienen sobre la energía del país a un par de familias.

Si bien horas más tarde un pequeño grupo comenzó a lanzar objetos a la policía apostada frente al BancoEstado, al frente del Palacio de La Moneda, fue en respuesta a la violencia iniciada por Carabineros y la postura de la autoridad de no permitir a las personas la libre circulación por las calles.

La respuesta de la policía no se dejó esperar: Más lacrimógenas disparadas hacia la multitud, lo que provocó incluso que muchos manifestantes fueran socorridos por ambulancias debido a la alta concentración de dichos gases.

La represión ya ha tenido sus efectos. En horas de esta noche (23.30 horas) el tema más Twitteado del momento es #Renunciahinzpeter.

UNA CONVOCATORIA ESPONTÁNEA

Esta manifestación no fue convocada por organizaciones sociales en sí mismo, sino por ciudadanos auto-convocados a través de las redes sociales, cuya pagina Facebook es “NO A HIDROAYSÉN, SÍ A LA VIDA!!”.

Patricio Segura, de Patagonia Sin Represas, dijo que se trató de una “participación espontanea de la ciudadanía, de un sentir nacional legítimo”.  Las agrupaciones ambientalistas si bien no eran convocantes, respaldaron la iniciativa.

El proyecto Hidroaysén se aprobó este lunes 9 mayo por 11 votos a favor y 1 abstención de los integrantes de la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) de la región de Coyhaique; pese a las 11 mil observaciones ciudadanas presentadas.

Las empresas Colbún-Endesa entienden así construir cinco centrales hidroeléctricas en los ríos Baker y Pascua en la región de Aysén.

Las centrales inundarán seis mil hectáreas, siendo 18,8 hectáreas de estas del Parque Nacional Laguna San Rafael. Las líneas de alta tensión  fragmentarían 6 parques nacionales, 11 reservas nacionales, 26 sitios prioritarios de conservación, 16 humedales y 32 áreas protegidas privadas. Se deforestarían totalmente 23.000 hectáreas.

UNA CIUDADANÍA MAL INFORMADA SEGÚN GOLBORNE

Esta mañana, el biministro de Energía y Minería, Laurence Golborne, declaró que los ciudadanos rechazan el proyecto por no estar bien informados al respecto, indicó La Nación.

“La ciudadanía está empoderada, pero no bien informada respecto de nuestro sistema energético y pide acciones que no están en las facultades del Gobierno”, afirmó Golborne.

Según el biministro, “cuando el tema se politiza simplemente por un afán de oponerse, de establecer conflictos, eso no sería conveniente, por lo tanto, esperemos que no ocurra tampoco cuando los temas se llevan a un plano de violencia”.

En una nota de El Ciudadano TV, que podrás encontrar en las próximas horas en nuestro portal, los participantes de la protesta le responden al ministro.

LOS ‘CIUDADANO NO INFORMADOS’

Leonardo Arce
de Alerta Chile explica que el proyecto “es una cicatriz al nivel mundial. Además repudiamos que las autoridades no nos están tomando en cuenta como ciudadanía a pesar de las objeciones que hemos hecho. Se trata de un engaño por parte del Gobierno. Además, si los ciudadanos salen a la calle es que conocen los datos”.


Pilar
explicó que llegó a la protesta de este viernes en contra del “negocio de Hidroaysén y contra las termoeléctricas Pacífico, Patache en el Norte”. Añadió sentirse “súper bien informada porque hay personas científicas que están capacitadas y que explican que la energía no está faltando. También hablaron de las otras alternativas no solamente la hidroeléctrica sino también la eólica, la solar”.

“Se va a inundar  una gran parte de Aysén y van a destruir lo que es la naturaleza”, recalcó su compañera Verónica.

Javier Novara justificó su presencia esta tarde “por el tema de no vender la tierra, y eso mas allá de la cuestión política y económica. Se trata de la cuestión de que tenemos que cuidar el planeta. […] Hidroaysén va a llevar daños de terreno y daños ecológicos”.

LA IGNORANCIA DE UN GOBIERNO

Tras la campaña de terror del Gobierno sobre un posible apagón si no se aprobara el proyecto Hidroaysén, el oficialismo sigue difundiendo datos desproporcionados.

Golborne afirmó que si no se realizan centrales hidroeléctricas en el sur del país “se necesitará un reemplazo y racionalmente hablando haría que aumente el carbón”, indicó a  Radio Bio Bio.

Luis Mariano Rendón, de Acción ecológica, desatacó que “existe otro horizonte en materia ambiental. Por ejemplo, el 17% de la electricidad en España viene de molinos a viento, mientras solo el 1% en Chile. Tenemos una tremenda potencia que no se aprovecha”.

A juicio de Segura el tema no es el de estar más o menos informado sino que se trata de un problema de mirada. “La mirada del Gobierno y de los chilenos son paradigmas diferentes: El Gobierno quiere poner represas por todos los lados y privatizar la Patagonia, mientras la gran parte de los chilenos no quieren ponerla en venta, y quieren el beneficio de la gente que vive en  Chile” – sostuvo.

El representante de Acción ecológica enfatizó que si una persona no está bien informada es el Biministro. “El que está demostrando una profunda ignorancia es el señor Golborne con sus cifras descabelladas”, añadió.

A la amenaza de Golborne, de que el país necesita unos 100 mil mega watts para el 2050, o sea que Chile tiene que sextuplicar su capacidad energética hasta la fecha, Rendón responde que actualmente el país tiene 20 mil mega watts de capacidad, solamente 5 ó 6 000 megas más se necesitarán para la fecha citada”. De hecho la mitad ya está aprobada, cifra que equivale a unos 3 mil mega watts. El resto es aumentar el monopolio de Endesa y Colbún.

 

Por Mélissa Quillier

* Fotos: José Luis Valdivia

El Ciudadano

PUEDES ESCUCHAR LA TRANSMISIÓN EN DIRECTO QUE HICIMOS DE LA PROTESTA AQUÍ

DE UTILIDAD PÚBLICA: La estampida de gente arrancando de las lacrimógenas lanzadas frente al edificio Gabriela Mistral dejó a varios sin zapatos y zapatillas. En un gesto solidario un grupo de jóvenes se dedicaron  reunirlos. Para quienes se les hayan extraviado se les informa que podrían estar en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, donde más de cincuenta zapatos y zapatillas fueron trasladados por los jóvenes.

 

El Ciudadano ruega también a quienes hayan participado de las protestas en regiones que nos hagan llegar sus fotos y sus experiencias a través de los comentarios a esta noticia. Nosotros nos pondremos en contacto con usted. Gracias.

El Ciudadano

Comentar este post