Piedad Córdoba no descarta aspirar a la presidencia de Colombia

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Piedad CórdobaLa ex senadora colombiana Piedad Córdoba dijo en La Habana que no descarta aspirar a la presidencia de su país no como una meta sino un instrumento para lograr la paz, y que no ha renunciado a seguir trabajando por nuevas liberaciones de rehenes en Colombia.

Exhortó al gobierno de Juan Manuel Santos a incluir a distintos sectores de la sociedad dentro del diálogo de paz.

En entrevista concedida a Arleen Rodríguez para el espacio televisivo de la Mesa Redonda, la líder pacifista dijo que la solidaridad con Los Cinco, como se les conoce mundialmente a René González, Antonio Guerrero, Ramón Labañino, Gerardo Hernández y Fernando González, constituye una de las causas más justas de la humanidad.

Córdoba defendió el derecho de cada país a proteger a sus ciudadanos de actos terroristas, y recordó que ellos fueron apresados en el país norteño por vigilar a grupos violentos que actúan contra la isla caribeña desde el sur de la Florida.

Al referirse a su reciente visita a Cuba, la activista por la paz destacó el prodigio de los niños cubanos que estudian en escuelas de música de todo el país pese a las carencias materiales.

Dijo que su estancia en La Habana fue motivada por la realización de una serie de capítulos para la cadena multinacional Telesur, donde conduce Causa Justa, un programa en el que se visibilizan muchas de las problemáticas y desafíos de los pueblos latinoamericanos.

Al respecto, abordó el tema del bloqueo económico que Estados Unidos mantiene contra la isla hace medio siglo, y sus efectos sobre sectores sensibles para la sociedad cubana como son la salud, la educación y la cultura.

Asimismo, dio sus impresiones sobre la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), cuya reciente creación calificó como el hecho más importante ocurrido en la región en los últimos años porque consolida el sueño de Simón Bolívar y la unidad del continente.

Sobre su situación tras haber sido destituida del Congreso colombiano en 2010, la exsenadora subrayó que la política no solo se hace desde ese órgano de poder, sino también desde las calles.

Expresó, además, su deseo de aspirar a la presidencia de la nación suramericana, lo cual no consideró una meta, sino un instrumento para lograr el proceso de paz que requiere su país.

 

 


(Con información de Prensa Latina y RNV)

Cubadebate

Comentar este post