Piñera y la sagrada familia

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

¿Nepotismo o élite?

La eficiencia y la meritocracia para acceder a los cargos del poder con este Gobierno también fue sólo una ilusión. Familiares y amigos del Presidente copan La Moneda y otros cargos, sin perder las ligas con poderosos grupos económicos.

En Chile, la sagrada familia es una cofradía o élite político-empresarial que ahora está gobernando al país y se apoderó del Estado para hacer girar la rueda de sus negocios. Un grupo que forma una telaraña de nombres y relaciones familiares y amistades que hoy se instalaron en el Gobierno, en puestos claves de La Moneda, sin perder sus ligas con poderes económicos.

“No es lo mismo robarle al Estado que ‘robarse el Estado’. El que le roba al Estado lo daña y lo corrompe. Pero el que se roba el Estado, lo destruye. Los italianos han inventado una palabra y hablan de la berlusconización para explicar cómo Il Cavaliere ha convertido a Italia en una empresa más de su holding. Tal vez podríamos probar con la piñerización, pero no es totalmente pertinente. Hay que reconocer que en nuestro país el desmonte va por piezas. Habría que hablar de la angloamericanización de Codelco, de la paulmannización de las obras públicas, de la luksicnización de la educación, de la angelinización de la energía”, dice el investigador Álvaro Ramis.

Tras 20 años de la era de la Concertación, los votantes se inclinaron por un nuevo gerente para Chile S.A., el empresario Sebastián Piñera Echeñique -Tatán, el Berlusconi chileno-. Después de 52 años la derecha volvía al poder por votación y se acentuó la política “oligarquizada”: una élite, una casta, que comparte privilegios, propiedades, beneficios y poder.

ACUMULACION ORIGINARIA

El periodista Manuel Salazar, autor del libro “Sebastián Piñera”, apunta que el Presidente “fundó su patrimonio vinculado a Carlos Massad, Raúl Sáez, Álvaro Donoso y las familias Calaf y Nieto, cercanos al freísmo y a los técnicos y profesionales DC que colaboraron con (Augusto) Pinochet en sus primeros años”.

Gran parte de quienes eligió para iniciar sus negocios pertenecen a esa élite que apoyó la creación de la estructura económica de la dictadura, es decir, estudiantes de la Universidad Católica (UC) que colaboraron entusiastamente con Pinochet y conocen muy en detalle el proceso de privatización.

“Desde el Gobierno se fueron al sector privado y allí asesoran a los nuevos grupos que adquieren esas empresas. Yo no hablaría de nepotismo, sino de una casta, una élite cruzada por estos golden boys y algunas familias de la DC y la derecha, principalmente”, enfatiza Salazar.

En 1978, Carlos Massad Abud formó Ingeniería Financiera y Comercial Ltda. (Infinco). Allí participaban Antonio Krell, Joaquín Cordua, Eugenio Mandiola, Patricio Barros y Sebastián Piñera. Instalaron el sistema de tarjetas de crédito y se asociaron con los bancos de Talca y Concepción, creando Bancard S.A. Piñera fue gerente del Banco de Talca y director de Bancard. Allí inició la acumulación originaria de su fortuna y poder. Tras el escándalo y defraude del Banco, el ahora Mandatario ocupó la gerencia general de Citicorp-Santiago, un banco de inversión formado por Citibank y el Banco Santiago, entonces controlado por el grupo Cruzat. Allí creó equipos de ejecutivos jóvenes, la mayoría de la UC, con postgrados en el extranjero.

Así, Piñera y sus golden boys se vincularon a los más importantes grupos económicos: Angelini, Matte, Luksic, Said, Claro, Vicuña, Yarur, Sweet, Paulmann, Abumohor, Ponce Lerou y otros. Esos boys siguen hoy en puestos claves en holdings, bancos y financieras y algunos pasaron al Gobierno. Esa es la verdadera casta. Quizás un “nepotismo” de nuevo tipo, una cofradía del oro, como la de Capitalismo, una historia de amor, documental de Michael Moore sobre la élite de Estados Unidos.

NEGOCIOS Y CAMARADERÍA

A inicios de los 90, Piñera y sus amigos se involucraron en proyectos inmobiliarios. Hizo sociedad con las familias Cueto y Martínez. Uno de esos millonarios proyectos fue Casa Grande en Peñalolén, de la Inmobiliaria Casa Grande, de su amigo Ricardo Bachelet, primo en segundo grado de la ex presidenta Michelle Bachelet. Fueron 20 años de negocios inmobiliarios y ganar y ganar dinero.

Tras el terremoto quedó al descubierto que Carlos Alberto Délano, José Cox y Fernando Echeverría -luego Intendente de Santiago-, tenían participación en empresas cuyos edificios resultaron dañados y que… hicieron negocios inmobiliarios con Piñera. Otros amigos vinculados a constructoras son Juan Andrés Fontaine -luego ministro de Economía-, y el poderoso e intocable empresario Andrés Navarro, dueño de Sonda. Inmobiliarias como Novatec y El Bosque S.A., están ligadas a Constructora Aconcagua, donde Piñera mantenía inversiones en sociedad con su amigo Andrés Navarro.

Fernando Echeverría es socio de la constructora Echeverría Izquierdo y presidió la Cámara Chilena de la Construcción. José Cox es director de la constructora Socovesa, donde figuraba en el directorio Juan Andrés Fontaine. Carlos Alberto Délano y Piñera tienen una historia inmobiliaria común y de amistad desde la infancia. Délano y Carlos Eugenio Lavín encabezan el grupo Penta, donde están vinculados a los Chadwick. El grupo Penta apoyó las candidaturas presidenciales de Lavín y de Piñera.

Uno de los puntos de encuentro es la empresa Polar S.A. Carlos Eugenio Lavín, controlador del grupo Penta junto a Délano, está casado con María de la Luz Chadwick Hurtado. “Fernando Echeverría Vial, ex intendente de Santiago y luego ministro de Minería, es un empresario del rubro de la construcción y realizó su principal tarea en la Región Metropolitana, la expansión del área urbana de la capital para incorporar nuevos paños de terrenos a los negocios inmobiliarios”, señala Manuel Salazar.

Otro ejemplo de cómo actúa la élite es lo ocurrido en La Polar. Su vicepresidente -en representación de las AFPs- era el ingeniero Heriberto Urzúa Sánchez, uno de los golden boys. Tras el escándalo, lo reemplazó el ingeniero César Barros Montero, ex alumno del Verbo Divino, donde fue compañero de… Piñera. Barros fue presidente de los salmoneros, director de Viña Santa Rita, Iansa y de Blanco y Negro (Colo Colo), el club de Piñera. También fue del grupo ultraderechista Patria y Libertad.

Muchos pertenecen al exclusivo círculo de graduados como oficiales de reserva del Ejército: Andrónico Luksic Craig, Pablo Irarrázabal Valdés, Francisco Vidal, Alfonso Straub Von Chrismar, Rafael Errázuriz Eguiguren, Pablo Granifo Lavín, Alfredo Moreno Charme, José Miguel Barros y otros.

FAMILIAS Y COMPADRES

Uno de los primos favoritos de Tatán es el abogado y ex senador UDI Andrés Chadwick Piñera, hoy ministro secretario general de Gobierno. Andrés fue parlamentario durante dos décadas y es uno de los hombres fuertes de la UDI y de la cofradía pinochetista junto a Jovino Novoa y Hernán Larraín. Su hermano Herman fue presidente de la Asociación de Concesionarios de Obras de Infraestructura Pública (Copsa) y del Consejo Nacional de Televisión.

Hoy, en el Ministerio de Obras Públicas (MOP) los puestos claves están ocupados por personeros estrechamente ligados a Copsa, en la Subsecretaría de OO.PP y en Concesiones, entre otras.

Otra integrante del clan es María Irene, hija de Herman, responsable de la agenda presidencial. Se sabe que en el Gobierno cunde el nerviosismo por los cambios constantes, bruscas y contradictorias instrucciones. Se ha dicho que “ministros, subsecretarios y directores de servicios programan sus actividades sin que nadie coordine y priorice los mensajes que se intenta transmitir”.

La responsable de la programación presidencial es una sobrina del Presidente, María Irene Chadwick, 38 años. “Muy cercana al ministro Longueira, estudió periodismo en la Universidad Finis Terrae y milita en la UDI. Fue la concejala más votada de ese partido, cuando resultó electa en Macul, lo que la convirtió en secretaria general de alcaldes y concejales de la UDI”, cuenta Salazar. Tras María Irene está Jorge Alessandri Vergara, 31 años, también ex concejal UDI y productor de eventos, hijo de Gustavo Alessandri Valdés, ex alcalde de Santiago y diputado RN, descendiente de la rancia y conservadora familia de los ex presidentes Alessandri.

María Teresa Chadwick, ex directora del Consejo Nacional para el Consumo de Estupefacientes (Conace), está casada con José Antonio Viera-Gallo, ex subsecretario de Justicia del presidente Allende, ex Mapu, ex senador socialista y ex presidente de la Cámara de Diputados; muy cercano a José Miguel Insulza, al ex presidente Ricardo Lagos y a la DC por medio de su centro ProyectAmérica. Explica Salazar que “Viera-Gallo se vincula con las familias Chadwick y Piñera, de relevante importancia en la UDI y RN y en los claustros de la Iglesia. También es abogado de la UC”.

La zarina de las comunicaciones y la agenda de la Presidencia -el llamado segundo piso de La Moneda- es María Luisa Brahm, abogada de la UC, ex funcionaria de Odeplan y directora del Instituto Libertad (RN). Está emparentada con los Yuraszeck y dos de sus hermanos ocupan sillón en directorios de empresas estatales y privadas, como Parque Arauco, la Inmobiliaria Valle Grande, entre otras. En el equipo también está el abogado Ignacio Rivadeneira, 34 años, encargado de los discursos. El propio Piñera lo convocó a formar parte de la directiva de RN hace casi una década. “Rivadeneira, además de ser considerado el ‘quinto hijo’ de los Piñera Morel, es muy cercano al senador Allamand, al que ayudó a redactar capítulos de su libro La travesía del desierto”, dice Salazar.

Otro miembro de la élite es Hernán Larraín Matte -hijo de la ex ministra de Vivienda, Magdalena Matte y del senador UDI Hernán Larraín-. Larraín junior es amigo del ministro de Planificación, Felipe Kast, y de Juan Carlos Jobet, jefe de gabinete del ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter.

Otro asesor directo es el jefe de gabinete del Presidente, Juan Ignacio Eyzaguirre. Proveniente de la corredora de bolsa LarraínVial, que administra uno de los fideicomisos ciegos de Piñera. En el círculo cercano también están José Miguel Izquierdo, Teodoro Ribera y Fernanda Otero, hija del ex senador y ex embajador en Argentina, Miguel Otero. Sobre ella, Manuel Salazar señala que “la periodista Fernanda Otero dirige en La Moneda uno de los equipos de trabajo cuyos resultados son de los que más preocupan al Presidente Piñera. Otero y su gente efectúan los registros y mediciones diarios de todos los contenidos de la televisión chilena, en especial los de carácter informativo, con los que elaboran tendencias y escenarios probables de aprobación y rechazo”.

El periodista precisa que “este círculo de asesores y consejeros lo componen familiares, amigos y socios de Piñera. En el rol estelar, su esposa, Cecilia Morel, a la que escucha con atención. Le siguen su hija Magdalena Piñera Morel, mujer de carácter fuerte, ex coordinadora de los grupos Tantauco y encargada de la web durante la campaña presidencial; y Magdalena Piñera Echenique -la Pichita-, su hermana, directora de la Fundación Futuro. Estas dos últimas lo asesoran a tiempo parcial; no tienen escritorios en palacio”.

La otrora Patrulla Juvenil de RN integrada por Andrés Allamand, Alberto Espina, Sebastián Piñera y Evelyn Matthei sigue escalando. Allamand estudió en el Saint George y fue militante de la juventud del Partido Nacional, que dirigía Sergio Onofre Jarpa, ministro de Pinochet, aunque su principal “maestro” fue el ex senador Pedro Ibáñez. Uno de los principales discípulos de Ibáñez era Carlos Cáceres, ex ministro de Hacienda y del Interior de Pinochet. Hoy todos siguen vinculados al Centro de Estudios Públicos (CEP), del millonario Eliodoro Matte. En el CEP, confluyen millonarios como Roberto Angelini, Carlos Cáceres y Patricia Matte, también ex funcionaria de Odeplan en dictadura. Matthei pasó a ser ministra del Trabajo.

Piñera aprobó HidroAysén, megaproyecto de Endesa y Colbún, que es del grupo Matte. La ministra de Medioambiente, María Ignacia Benítez, se desempeñó en Gestión Ambiental Consultores, liderando equipos de estudios de impacto ambiental de proyectos energéticos incluyendo a Endesa. El cuñado del Presidente Piñera, Eduardo Morel, está ligado estrechamente a HidroAysén. Ocupa el cargo de director suplente y es gerente de la División Ingeniería y Proyectos de Colbún, asesorando al grupo Matte hace más de 25 años.

Eliodoro Matte Larraín ha ocupado cargos directivos en la Corporación de la Madera y la Sofofa, mientras su hermano Bernardo por mucho tiempo fue pilar de la carrera política de Allamand -estudiaron en el mismo colegio y militaron en la Juventud Nacional- y es vicepresidente de Paz Ciudadana, que preside Agustín Edwards, el conspirador contra Allende, dueño de El Mercurio.

Patricia Matte participa del Instituto Libertad y Desarrollo, en cuyo consejo comparte con ex ministros de Pinochet, como Carlos Cáceres, Hernán Felipe Errázuriz y Hernán Büchi.

La ex ministra de Vivienda, Magdalena Matte, cayó en desgracia tras el caso Kodama -un rápido acuerdo judicial para pagar como indemnización del Estado cerca de 35 millones de dólares a una constructora-. Su abogado asesor era Álvaro Baeza Guíñez, quien trabajaba desde hacía unos veinte años para ella en la Papelera Dimar.

El padre de Baeza, el abogado Nelson Baeza, notario, estuvo vinculado, siendo juez de Parral, a casos de adopciones irregulares de hijos de campesinos entregados a Colonia Dignidad. En esos tiempos era muy cercano al enclave nazi el actual senador UDI Hernán Larraín… esposo de la ex ministra Matte.

Con base en la relación de dependencia que han establecido desde sus afectos -y el dinero- se han apoderado del Estado, lo han ido desmantelando. La telaraña que ha tejido el Presidente Piñera salta a la vista, más si observamos su núcleo familiar, donde destaca José Piñera, quien “exportó” a varios países del mundo la privatización de los sistemas de pensiones estatales, un negociado de miles y miles de millones con importantes perjuicios para todos los chilenos. ¿Nepotismo o elite?, usted puede hacer su propio juicio para lo cual le aportamos un antecedente más -por ahora-, el hermano de Sebastián, Pablo Piñera, demócrata cristiano, fue ratificado en el cargo de Gerente General del BancoEstado de Chile, al asumir la presidencia del país.

Por Arnaldo Pérez Guerra

El Ciudadano

El Ciudadano

Comentar este post

yo 04/03/2012 05:48


Estamos mal, esta gente ni se arruga para desvalijar el pais...