Plan Cóndor: Denuncian en la Argentina a ex presidentes, diplomáticos y militares uruguayos

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

plan-condor.jpgUn sobreviviente uruguayo del Plan Cóndor denunció penalmente ante la Justicia argentina a ex presidentes, diplomáticos y militares de su país por su participación en el plan de represión ilegal conjunta encarado por dictaduras latinoamericanas.
En base a documentos entregados a la justicia, la denuncia, a la que accedió Télam, comprende a casi un centenar de uruguayos por su participación en la represión ilegal coordinada, entre ellos dos ex presidentes, cónsules diplomáticos y agregados militares, según la denuncia.

Además se pidió revocar la prisión domiciliaria del único detenido uruguayo en el país por el Plan Cóndor, Manuel Cordero, quien fue filmado saliendo de su casa en Anchorena 1642 por la televisión uruguaya, en una cinta entregada ahora al juzgado.

La presentación de Sergio López Burgos y otros denunciantes pertenecientes a una agrupación sindical uruguaya se concretó ante el juzgado federal 7 a cargo como juez subrogante de Norberto Oyarbide, donde está radicada la causa por el Plan Cóndor.

Entre los denunciados están dos ex presidentes, el entonces teniente general Gregorio Alvarez, detenido en su país, y el fallecido Juan Bordaberry.

También los ex embajadores en Argentina en la dictadura, cinco ex cónsules y nueve agregados militares además de un grupo de 60 represores, la mayoría de los cuales está libre en su país donde los delitos no se consideran imprescriptibles.

Para los denunciantes la embajada uruguaya en Argentina funcionó como lugar de coordinación de los secuestros, que se basaban en maniobras de inteligencia sobre ciudadanos que iban a anotar nacimientos, renovar pasaportes, entre otros trámites.

En la denuncia se documentó un total de 123 casos de los cuales 49 ya estaban en la causa- de ciudadanos uruguayos secuestrados en Argentina y llevados a Uruguay.

López Burgos pidió ser querellante en el caso y entregó cajas con documentación recopilada en su país donde hay pruebas de al menos dos vuelos de traslado de secuestrados desde Argentina a Uruguay en 1976, según la denuncia.

Se trata de documentos encontrados en el archivo histórico del Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay, entre otros organismos.

López Burgos fue secuestrado en Buenos Aires y trasladado a Uruguay en el primer vuelo que llevó secuestrados junto a otros 24 ciudadanos de ese país el 26 de julio de 1976.

En su país, el denunciante fue procesado en un proceso penal “fraguado” y estuvo preso hasta 1981, al igual que todos los que viajaron en ese primer vuelo y sobrevivieron.

El segundo traslado documentado ocurrió poco después y todas las víctimas fueron asesinadas.

“Fue un traslado masivo de secuestrados uruguayos y por cables diplomáticos que partían de Buenos Aires se supo que se los llevó en un vuelo que llegaba para una exposición de obras de arte y se instruía ‘sírvase traer el paquete ahí’”, recordó López Burgos en diálogo con Télam.

En ese “vuelo” había 22 secuestrados, entre ellos la madre de la nieta del poeta Juan Gelman, y ninguno sobrevivió.

“Entregamos información a partir de información, testimonios de gente que participó, investigamos archivos oficiales y en particular de coordinación política del Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay para desentrañar el papel que cumplía la Embajada de Uruguay en Argentina”, explicó López Burgos.

Según los documentos entregados a Oyarbide las órdenes para secuestrar uruguayos comenzaron en 1974, cuando la víctima fue un refugiado.

Y ya en 1976 comenzaron los secuestros masivos como el de un grupo de uruguayos, entre ellos una embarazada.

“Se trató del primer niño apropiado en Uruguay, Amarán García, que Abuelas de Plaza de Mayo recupera en 1983 viviendo en Formosa con su apropiador”, recordó.

Según los cables diplomáticos de la “había listas de personas a secuestrar y se hacía inteligencia cuando iban a renovar pasaportes o por trámites consulares”.

La mayor parte de los secuestrados uruguayos eran llevados al centro clandestino de detención que funcionó en Automotores Orletti, algo que se tramitó en una causa separada, como paso previo al traslado.

La causa penal por el Plan Cóndor fue elevada a juicio oral de manera parcial en el 2007 y el proceso todavía no tiene fecha de inicio.

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post