Polémica en Haití por decisión de reinstaurar el Ejército

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

    

polemica en haiti por reinstaurar el ejercitoPuerto Príncipe, 3 ene (PL) Una sonada polémica estremece hoy el panorama político y mediático de Haití, luego que una comisión especial creada por el presidente Michel Martelly recomendara la reinstauración del Ejército, disuelto en 1994 por violaciones de los derechos humanos.

  La medida, considerada por unos un paso necesario y, por otros, un peligro para la estabilidad del país caribeño, recibió el golpe de gracia el pasado domingo, cuando Martelly anunció los resultados de la investigación de un grupo especial que estudiaba la factibilidad de la reinstauración desde noviembre pasado.

"La comisión ha recomendado la creación de un nuevo Ejército que intervendrá en casos de desastres naturales y trabajará para asegurar la integridad territorial", informó el mandatario durante las celebraciones por el Día de la Independencia, con lo que destapó la caja de Pandora.

Medios de prensa y senadores apoyaron o condenaron indistintamente la medida, sin que haya aún un claro consenso sobre su impacto para la situación actual del país.

Varios sectores de la oposición condenaron la idea por considerar que resultaría una amenaza para la paz y reabriría las puertas a los golpes de Estado, mientras otros opinaron que serviría como paso para la salida de las tropas de la ONU de esta nación.

Las Fuerzas Armadas haitianas estuvieron formadas por unos ocho mil hombres y fueron disueltas hace 17 años por el exmandatario Jean Bertrand Aristide, por ser las artífices de numerosas intentonas militares.

Actualmente los trabajos de seguridad están a cargo de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah), acusada por varios sectores de violaciones sexuales y de difundir la epidemia de cólera, que contagió a más de 500 mil personas desde octubre de 2010.

Para Martelly, el objetivo de volver a concebir una Armada es "reconciliarla con la gente, adaptarla a las necesidades reales y orientarla al desarrollo nacional, desprovista de todas las atribuciones y funciones represivas".

Por su parte, varios gobiernos extranjeros, entre ellos Estados Unidos y Canadá, amenazaron con retirar parte de su ayuda al país caribeño si tomaba esa decisión, por considerar que se trata de un gasto de dinero innecesario, dada las actuales circunstancias de la nación caribeña.

 

Prensa Latina

 


Comentar este post