Portugal se echa a la calle contra las políticas neoliberales del Gobierno

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Decenas de miles de personas se han manifestado en las principales ciudades de Portugal contra las medidas neoliberales del Gobierno conservador luso, en la primera gran protesta sindical contra la política de Pedro Passos Coelho.

Las principales protestas han sido en Lisboa y en Oporto, y la más multitudinaria fue en la capital del país, donde decenas de miles de personas han desfilado desde la plaza Saldanha hasta la de Restauradores, en el centro de la ciudad.

Según los datos de la Confederación General de Trabajadores de Portugal, sólo en Lisboa acudieron a la cita unas 130.000 personas, y entre 30.000 y 50.000 en Oporto, la segunda mayor ciudad del país.

La riada de gente en la capital, encabezada por media docena de camiones, que bocinaron sin descanso durante todo el recorrido, se desplazó sin incidentes graves, con pancartas y gritos contra los recortes y la pérdida de derechos sociales.

Más de 130.000 personas acudieron a la marcha de Lisboa, según los sindicatos

Bajo lemas como “El país no se endereza con políticas de derecha” o “El coste de vida aumenta y el pueblo no aguanta” han denunciado las estrictas condiciones impuestas a los portugueses a cambio de la concesión de un préstamo internacional.

Las protestas suponen un escalón más en las fuertes movilizaciones que ha tenido el país en los últimos tiempos en contra de los recortes y reclamando medidas para favorecer el empleo juvenil.

La CGTP ya había convocado varias protestas multitudinarias contra el anterior Ejecutivo del socialdemócrata José Sócrates y una huelga general en 2010, la primera en Portugal en más de dos décadas, junto al otro sindicato mayoritario, la Unión General de Trabajadores (UGT).

 


 

 

LibreRed.Net

Portugal vive la primera gran protesta contra los recortes del gobierno derechista de Passos Coelho. Cientos de miles de personas se manifiestan
Decenas de miles de trabajadores se han manifestado en las principales ciudades. El mayor sindicato luso ha anunciado una semana de lucha sindical en octubre.
Kaos. Portugal | Agencias | 1-10-2011

Decenas de miles de  trabajadores se manifestaron en las principales ciudades de Portugal  contra las medidas de austeridad del Gobierno conservador luso, en la primera gran protesta sindical contra la política de Pedro Passos Coelho. 

El mayor sindicato luso, la Confederación General de Trabajadores de Portugal (CGTP, de tendencia comunista), intentó  demostrar su fuerza en la calle  en la misma semana que los conservadores cumplieron sus primeros cien días en el poder.

Al final de la marcha de Lisboa, el sindicato anunció  "una semana de lucha" sindical, entre el 20 y el 27 de octubre, que incluirá huelgas y paros en sectores públicos y privados. 

Las principales protestas  fueron  en Lisboa y en Oporto, y la más multitudinaria fue en la capital del país, donde decenas de miles de personas desfilaron desde la plaza Saldanha hasta la de Restauradores, en el centro de la ciudad. 

Según datos del sindicato, sólo en Lisboa acudieron a la cita unas 130.000 personas, y entre 30.000 y 50.000 en Oporto, la segunda mayor ciudad del país. 

Las estimaciones previas a la protesta eran de 50.000 personas para la marcha de Lisboa, según dijeron a Efe fuentes de la organización sindical. 

Las autoridades policiales han estimado entre 20.000 y 25.000 personas en Oporto y no han facilitado cifras sobre la marcha en Lisboa por el momento. 

La  riada de gente en la capital, encabezada por media docena de camiones, que bocinaron sin descanso durante todo el recorrido, se desplazó sin incidentes graves, con pancartas y gritos contra los recortes y la pérdida de derechos sociales. 

Lemas como "El país no se endereza con políticas de derecha" o "El coste de vida aumenta y el pueblo no aguanta"  denunciaron las estrictas condiciones impuestas a los portugueses  a cambio del rescate financiero internacional. 

Los manifestantes llamaron a estas medidas el "programa de agresión" en carteles y pegatinas distribuidas por la CGTP, un sindicato que cuenta con cerca de 700.000 afiliados en un país de 10,6 millones de habitantes. 

En la manifestación, estuvieron presentes también  líderes sindicales y políticos, entre ellos el secretario general del Partido Comunista de Portugal (PCP), Jerónimo de Sousa, que defendió que los trabajadores "no van a dar treguas" al Gobierno. 

La CGTP ya había convocado varias protestas multitudinarias contra el anterior Ejecutivo del socialista José Sócrates y una huelga general en 2010, la primera en Portugal en más de dos décadas, junto al otro sindicato mayoritario, la Unión General de Trabajadores (UGT, de tendencia socialista). 

Las manifestaciones se han sucedido  en plena crisis económica, la peor de la historia reciente de Portugal, y a tenor de los paquetes de austeridad impuestos por ambos gobiernos. 

El préstamo de 78.000 millones de euros, concedido a Portugal por el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea, ha servido para aliviar la financiación de la deuda estatal, acosada por la presión de la crisis económica. 

Sin embargo, el compromiso con las entidades internacionales obligó al Gobierno de Passos Coelho a tomar nuevas medidas económicas, como  subidas de impuestos, recortes en la administración y privatizaciones  de empresas públicas. 

Passos Coelho llegó al poder en junio de este año, tras ganar las elecciones frente al entonces líder del Partido Socialista, José Sócrates, que dimitió como primer ministro tras el rechazo del cuarto paquete de recortes propuesto por su Gobierno.


Crónica del PCP

Com força para continuar a luta

Sábado 1 de Outubro de 2011

 

«Com força aqui estamos, pela luta é que lá vamos!» - uma das palavras de ordem ouvidas durante as três horas que a grande manifestação da CGTP-IN demorou, entre as praças do Duque de Saldanha e dos Restauradores, em Lisboa - sintetiza a mensagem fundamental desta jornada de luta.

As quase 200 mil pessoas que saíram à rua - 130 mil na capital e 60 mil no Porto, e também cerca de um milhar no Funchal - deram corpo e voz ao justo protesto «Contra o empobrecimento e as injustiças», e fizeram desfilar numa corrente única as várias batalhas em que ultimamente têm estado empenhados trabalhadores de diferentes sectores e empresas, bem como populações e utentes de serviços públicos, especialmente de saúde.

Mas estes milhares de portuguesas e portugueses vieram também dizer que não se vergam aos ditames do entendimento entre a troika defensora dos interesses dos agiotas que pretendem continuar a sugar a riqueza nacional e a troika dos partidos que estão comprometidos com a política de direita e aceitaram submeter-se ao pacto de agressão.

Em Lisboa, a manifestação foi encabeçada por um grupo de trabalhadores da TNC, enquadrado por seis camiões com bandeiras. Logo a seguir, desfilaram dirigentes da CGTP-IN e o entusiasmado grupo de activistas da Interjovem. A par do pessoal da empresa de camionagem, um exemplar caso de firmeza na luta em defesa dos postos de trabalho e da efectiva viabilização, do palco instalado nos Restauradores foi ainda assinalada a participação das trabalhadoras das Porcelanas Bonvida (da Batalha) e do supermercado E'Leclerc, de Portimão. Em Lisboa manifestaram-se trabalhadores dos distritos do Sul, incluindo Castelo Branco, Santarém e Leiria. Nos Restauradores intervieram Isa Girão, da Interjovem, e Manuel Carvalho da Silva, Secretário-geral da CGTP-IN. Uma delegação do PCP, incluindo o Secretário-geral, Jerónimo de Sousa, saudou a passagem dos manifestantes e acabou por se integrar também no desfile, na Avenida da Liberdade.

No Porto tiveram lugar duas concentrações: na Praça dos Leões (do distrito anfitrião) e na Praça da Batalha (dos restantes distritos do Centro e Norte), de onde os manifestantes marcharam para um destino comum: a Avenida dos Aliados, onde interveio João Torres, da Comissão Executiva da CGTP-IN.

Semana de luta
Com a força demonstrada hoje, a CGTP-IN e os trabalhadores partem com ânimo elevado para a realização da «semana de luta», que a central vai promover entre 20 e 27 de Outubro, com greves totais ou parciais e com acções públicas, «numa luta que tem que ser cada vez mais geral» - como se afirma na resolução saída das manifestações de hoje.

 


Comentar este post