Premios Nobel piden retirar misión ONU de Haití

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Misión ONU HaitíNaciones Unidas, 6 oct (PL)

Dos ganadores del Premio Nobel de la Paz reclamaron hoy el retiro de los militares de la ONU de Haití por atentar contra la soberanía y dignidad de ese pueblo y propiciar un proceso de recolonización económica.

  La demanda fue dirigida al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, por el argentino Adolfo Pérez Esquivel y la irlandesa Betty Williams, galardonados con el Nobel en 1980 y 1976, respectivamente.

La misiva también está firmada por cientos de organizaciones y personalidades de todo el mundo, entre estas últimas el escritor uruguayo Eduardo Galeano y los teólogos brasileños Leonardo Boff y Frei Betto.

El texto solicita la retirada de los cascos azules de la llamada Misión de Estabilización de la ONU en Haití (Minustah), porque ese Estado antillano no puede ser considerado una amenaza para la paz y la seguridad internacionales.

Apunta que la presencia de esa fuerza no ha mejorado la vida del pueblo haitiano, sino que, al contrario, atenta contra la soberanía y dignidad de ese pueblo y asegura un proceso de recolonización económica.

La carta considera que esa labor está dirigida por "un virtual gobierno paralelo (la Comisión Interina de Reconstrucción de Haití), cuyos planes responden más a los prestamistas y empresarios que a los derechos de las y los haitianos".

Más adelante, sostiene que los problemas de Haití no se solucionan con medidas coyunturales y asistenciales que agudizan la dependencia.

Ese país necesita cambios donde el pueblo sea el protagonista de su propia vida y constructor de su propia historia y "la presencia médica cubana (en Haití) es una muestra fehaciente de que otra cooperación es posible", precisa.

Williams, Pérez Esquivel y el resto de los firmantes destacan el fracaso de los objetivos trazados para la Minustah desde su creación en 2004 y denuncian "la continua violación a los derechos humanos de la población por parte de militares que la integran".

Asimismo, piden al Consejo de Seguridad que no renueve el mandato de la misión en su reunión del próximo 15 de octubre y advierten contra "cualquier intervención militar o policial por parte de tropas extranjeras, especialmente de Estados Unidos".

Igualmente, consideran que resulta fundamental respetar el derecho a la soberanía y la autodeterminación de Haití, "quitándole de encima las ocupaciones y las deudas espurias".

La misiva también está dirigida a los gobiernos de los países que integran la Minustah, al Consejo de Seguridad de la ONU y al secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza.

lac/vc

Prensa Latina

 

AUNQUE LA NOTICIA NO LO ESPECIFICA, DENTRO DE LAS ORGANIZACIONES FIRMANTES LAS HAY VARIAS URUGUAYAS:

- Coordinadora por el retiro de tropas de Haití
- Servicio Paz y Justicia - SERPAJ Uruguay
- Plenario Intersindical de Trabajadores - Convención Nacional de Trabajadores - PIT-CNT
- Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay - FEUU
- Redes amigos de la Tierra
etc.

Buenos Aires.- Tres premios Nobel de la Paz, encabezados por el argentino Adolfo Pérez Esquivel, centenares de ONG, legisladores y personalidades de más de cuarenta países enviaron al secretario general de la ONU una carta hecha pública hoy en la que reclaman el retiro de las tropas internacionales de Haití.

  Premios Nobel de la Paz y cientos de ONG reclaman retiro de tropas de Haití

La misiva, remitida además de a Ban Ki-moon al titular de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y a los gobiernos que tienen tropas en la isla caribeña, solicita el “retiro inmediato” de las tropas de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah) y sustituirlo por un “plan de cooperación solidario” con el pueblo haitiano, según señaló hoy a Efe Pérez Esquivel.

Tres premios Nobel de la Paz enviaron al secretario general de la ONU una carta hecha pública hoy en la que reclaman el retiro de las tropas internacionales de Haití.

A través de la ONG que encabeza, Servicio de Paz y Justicia (SERPAJ), el Premio Nobel de la Paz 1980 impulsa junto a las organizaciones sociales Diálogo 2000 y Jubileo Sur esta iniciativa que ya suma varios centenares de firmas de entidades y referentes de más de cuarenta países de América, Europa, África y Asia.

Entre los firmantes están las británicas Mariead Corrigan y Betty Williams, fundadoras del Movimiento de Paz de Irlanda del Norte y galardonadas con el Nobel de la Paz en 1976, dirigentes de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, el escritor uruguayo Eduardo Galeano y los teólogos brasileños Leonardo Boff y Frei Betto, además de numerosos legisladores.

“La carta es muy clara. Plantea que no puede ser que el Consejo de Seguridad de la ONU afirme que Haití es una amenaza para la paz mundial. Eso es absurdo. La amenaza de Haití es el hambre, el cólera, los terremotos y la presencia de tropas extranjeras, que no han mejorado la situación del pueblo sino que la han agravado, con violaciones de los derechos humanos”, denunció Pérez Esquivel.

El Premio Nobel explicó a Efe que lo que reclaman es el desarrollo de políticas de cooperación solidaria con el país caribeño, a través del envío de equipos técnicos, docentes y médicos, para terminar con el “grave error” que cometen a su juicio los países que envían tropas y recursos sin permitir la participación del pueblo haitiano en su proceso de desarrollo.

La carta reclama al Consejo de Seguridad de la ONU que el próximo día 15, cuando termina el actual mandato de la Minustah, no vuelva a extender la misión.

La misiva exhorta a los gobiernos y organismos internacionales a que “revean con urgencia las políticas de cooperación regional e internacional con Haití”, ya que a juicio de los firmantes el país en vez de “medidas coyunturales y asistenciales que agudizan la dependencia, necesita cambios donde el pueblo sea el protagonista de su propia vida y constructor de su propia historia”.

Los nueve países de América Latina que integran la Minustah (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Guatemala, Paraguay, Perú y Uruguay) acordaron el mes pasado una reducción paulatina de sus efectivos en Haití.

La misión, presente en Haití desde 2004, cuenta actualmente con 7.803 militares (de 19 nacionalidades) y 2.136 policías (de 41 países), además de 464 civiles de 115 nacionalidades, 1.239 civiles locales y 207 voluntarios de Naciones Unidas, según su página web.

Brasil, con 1.280 militares, y Uruguay, con 1.136, son los países con mayor participación. EFE

Comentar este post