Puertorriqueños exigirán el fin del coloniaje a Barack Obama

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El próximo 14 de junio, cuando el mandatario estadounidense visite Puerto Rico, se enfrentará al reclamo del fin de más de un siglo de dominio colonial de Estados Unidos.  

Diversas organizaciones de la izquierda puertorriqueña preparan un masivo reclamo al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por la independencia de esta isla del Caribe y la libertad de sus prisioneros políticos en cárceles norteamericanas.

El secretario general del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, destacó el esfuerzo conjunto de las agrupaciones políticas para marchar el próximo 14 de junio cuando Obama visite Puerto Rico por cuatro horas.

Esta será la primera vez que un mandatario estadounidense realice una “visita oficial” a este país desde que hace medio siglo lo hiciera el presidente John F. Kennedy en 1961.

Esta vez habrá la particularidad de que Obama se enfrentará al doble reclamo del fin de más de un siglo de dominio colonial de Estados Unidos de esta isla de 3,8 millones de habitantes, que invadió en 1898 y que desde 1952 es un estado libre asociado (ELA) carente de poderes soberanos.

La visita coincidirá con la presencia en el país de miembros del Grupo de Trabajo de la Casa Blanca creado por Obama con el fin de buscar una salida negociada entre las tres principales corrientes políticas al empantanado debate del estatus puertorriqueño.

Para que el asunto no quede en la bienvenida oficial que le otorgará el gobernador Luis Fortuño, del anexionista Partido Nuevo Progresista (PNP), ni en las expresiones de simpatía del Partido Popular Democrático (PPD), principal de oposición y defensor del ELA, es que la izquierda se propone dar una demostración vibrante de “repudio a la colonia”.

Dalmau Ramírez dijo que también se reclamará la excarcelación de otros prisioneros políticos: Oscar López Rivera, que ya cumplió 30 años en las mazmorras del imperio, y de los hermanos Avelino y Norberto González Claudio, considerados miembros de la alta dirección del Ejército Popular Boricua (EPR-Macheteros).

Durante la marcha, que recorrerá un corto tramo en el Viejo San Juan hasta La Fortaleza, casa de gobierno, también se harán expresiones de rechazo al capitalismo como modelo económico responsable de la profunda crisis que abate a Puerto Rico.

Al llamado del PIP a la protesta se han unido el Frente Socialista (al que pertenecen el Partido Comunista y el Comité de Solidaridad con Cuba), el Partido Nacionalista, la Federación de Universitarios Pro Independencia (FUPI), el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), el Movimiento Al Socialismo (MAS), el Partido Obrero y el Colectivo Resistencia, entre otras.

Plantearon que Obama es el representante del imperialismo en el mundo y no es bienvenido en la isla que, según consideraron, es cada vez más pobre producto de políticas dirigidas a resolver los problemas económicos de las grandes empresas norteamericanas en Puerto Rico.

“Aquí está el independentismo manifestado en diversos matices pero en una sola voz, en un solo esfuerzo con un denominador común, el reclamo de la independencia, la denuncia del imperialismo y la exigencia de la excarcelación del compañero Oscar López”, arguyó Dalmau Ramírez.

“Queremos enviar un mensaje a los Estados Unidos y al mundo entero de dignidad patriótica y de que aspiramos a la plena democracia que sólo se obtiene con nuestra independencia”, advirtió el dirigente del PIP en conferencia de prensa junto a dirigentes de las otras organizaciones.

Sectores del anexionista PNP anunciaron también una protesta en reclamo a la conversión de Puerto Rico en el estado 51 de la unión estadounidense, mientras que el PPD ha dicho que se propone dar la bienvenida a Obama.

Dalmau Ramírez subrayó que el entusiasmo del liderazgo del PNP y del PPD confirma que “en Puerto Rico hay dos corrientes anexionistas: el anexionismo tradicional y el neoanexionismo”.

Afirmó que la visita del mandatario es un simulacro de campaña electoral en el que se pretende utilizar a los puertorriqueños para cortejar el voto hispano en Estados Unidos.


Radio del Sur

LibreRed

Comentar este post