Rajoy y sus contradicciones: “Un país que no maneja su energía es un país de quinta”

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

MARIANO RAJOY, CUANDO CRITICABA AL GOBIERNO DE ZAPATERO AL OPONERSE A LA PERDIDA DEL CONTROL DE REPSOL A MANOS DE LA PETROLERA LUKOIL

“Un país que no maneja su energía es un país de quinta”

El presidente del gobierno de España criticó la expropiación de las acciones de YPF en manos de Repsol afirmando que no es justo ni bueno. Sin embargo, cuando era opositor consideraba que un país es “de quinta división” si no puede manejar “nuestra energía”.

Mariano Rajoy, líder del gobierno conservador de España, señaló que “creo que lo que se ha hecho es una injusticia”.
Imagen: EFE

 Por Cristian Carrillo

“Nuestro petróleo, nuestro gas y nuestra energía no se pueden poner en manos de una empresa rusa, porque eso nos convertiría en un país de quinta división.” Si no fuese porque hace referencia a una compañía rusa y no española, la frase podría adjudicarse hoy a cualquier funcionario argentino. Sin embargo, la definición corresponde al actual presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, cuando en 2008, en su rol de opositor al gobierno de José Luis Zapatero, criticó una avanzada privatizadora sobre Repsol. Con la misma vehemencia, pero con otro discurso, Rajoy criticó ayer la expropiación argentina del control de YPF: “Lo que se ha hecho no es justo ni bueno, y es mucho peor que para España para Argentina”. El canciller español, José Manuel García-Margallo, sostuvo que su país junto con los Estados Unidos van a “explorar todas las vías posibles” para encontrar una solución a la expropiación. Lo único que se supo es que la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, se limitó a tomar nota del pedido de apoyo español.

El video, grabado en un acto electoral –que comenzó a recircular ayer–, muestra a un Rajoy de camisa celeste, saco marrón, sin corbata y una posición que dista mucho de la actual. No sólo en referencia a las relaciones externas, sino también en su predisposición a aceptar las recetas de ajuste que los organismos de crédito le imponen a España. En 2008, el mandatario ibérico reconocía, entre otras cosas, el hecho estratégico de que un país pueda controlar los recursos energéticos. En la filmación muestra su oposición a la posibilidad de que la empresa rusa Lukoil comprara a Repsol. “No lo vamos a aceptar, que lo tenga claro el señor Rodríguez Zapatero”, advertía Rajoy.

Ayer, durante una rueda de prensa en Bogotá, junto a su par colombiano, Juan Manual Santos, Rajoy consideró que la expropiación sobre el 51 por ciento de las acciones de YPF en poder de Repsol “no es justa ni buena”. “Creo que lo que se ha hecho es una injusticia. No es un tema de España. Creo que las relaciones entre países y personas se basan en la buena voluntad, en la palabra dada, en la libertad, son principios y valores”, señaló Rajoy. Descartó también que la medida pueda ser copiada por otros países de la región, para lo que puso como ejemplo a Colombia; “Es un país serio, que cumple sus compromisos, con una seguridad jurídica asegurada”. “Aquí no expropiamos”, había dicho Santos horas antes de la conferencia, buscando congraciarse con Rajoy, a la espera de nuevos anuncios de inversión para su país.

A pesar de sus reiteradas quejas, Rajoy no adelantó cuáles podrían ser las represalias contra la Argentina, a pesar de que el titular de Repsol, Antonio Brufau, pidió al gobierno español que fuerce al gobierno argentino a “volver al camino correcto”. El canciller español se reunió con Hillary Clinton para pedir respaldo de Estados Unidos. “Vamos a explorar todas las vías en las que podamos colaborar juntos para restablecer la legalidad internacional”, explicó García-Margallo. “Ha pedido que le transmitamos qué es lo que esperamos de Estados Unidos, que es lo que se hace entre buenos aliados y buenos amigos como son Estados Unidos y España, y se comprometió a estudiar las propuestas”, agregó el diplomático, quien sostuvo que “Washington estaba muy preocupado”. Más tarde, voceros de la administración Obama detallaron que Hillary se limitó a tomar nota del pedido.

La solicitud se anticipa a una futura presentación ante el tribunal de diferendos internacional (Ciadi) del Banco Mundial (ver aparte), para el cual esperan el acompañamiento del lobby estadounidense. “Vamos a intentar analizar en qué podemos trabajar en el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, en el G-20, en el Club de París. En cualquier otra institución en la que se puede ejercer una acción para intentar que el gobierno de Argentina rectifique la posición sobre Repsol”, se explayó el canciller español, quien calificó de “tibia” la primera reacción del gobierno de Barack Obama sobre el tema.

Por lo pronto, España recibió apoyo de la Eurozona. La vicepresidenta de la Comisión Europea, Viviane Reding, advirtió que “cuando alguien ataca a España, ataca al conjunto de la Unión Europea”. “Se tiene que llegar a un acuerdo entre los dos países y se tiene que implementar el derecho comercial. Uno no se puede llevar la propiedad de otro sin que haya un reemplazo o sustitución de dicha propiedad”, señaló Reding. Francia se sumó en el reclamo, a través del ministro de Asuntos Exteriores, el conservado Alain Juppé, quien afirmó que la Argentina debe ofrecer una “indemnización justa y previa” a Repsol por la expropiación.

Pagina12

 

ARGENTINA: UN GOBIERNO DIGNO 

Y, NI QUE HABLAR, LLENO DE CONTRADICCIONES

Autor: William Yohai

19 de abril de 2012

No puede pasar por alto quien analiza sistemáticamente la realidad económica nacional e internacional los recientes acontecimientos de la vecina orilla.

Este artículo iba a ser escrito con un tono de esperanza respecto a nuestro país. Las declaraciones que hizo ayer nuestro verborreico Presidente, apoyando las medidas de Argentina respecto a la renacionalización de parte de Yacimientos Petrolíferos Fiscales y repudiando “el prepo” del ya ridículo “imperio español” merecían nuestro apoyo. Cosa rara en estos días, algo que diga o haga el Presidente y que nos llame a apoyarlo.

“Búsqueda” encargó, hoy, de enfriar nuestro entusiasmo. Mujica reafirma sin ambages lo expresado en dos reuniones en el hotel Conrad con empresarios nacionales y extranjeros; ámbitos que otrora el hoy PTU* repudió pero que ahora elige y en los cuales se mueve con evidente fruición: “jugala acá, que no te van a expropiar y no te van a doblar el lomo con impuestos”. Ese fue el mensaje presidencial a los “inversores”….mensaje que sigue en pie. Y se contradice palmariamente con lo que hace hoy Argentina.

¿Dónde queda entonces la mención al “prepo” Español?

Sobre todo cuando el vice Astori aprovecha la “oportunidad que le brinda radio esport” para disertar en Madrid, frente a empresarios, faltaba más, y seguramente ofrecer un mensaje que contradiga expresamente el significado de la actitud Argentina.

La actitud de Astori da, simplemente, asco. La ejemplificamos en él, pero no es el único. En particular nos merece similar sensación física la de quien lleva el apellido del héroe popular y guerrillero que marcó nuestra juventud con su vertical actitud.

Así como, las declaraciones de Brufau (ocasional mandamás de REPSOL) las del presidente de una ignota “cámara oficial de comercio industria y navegación en Uruguay” respecto a que con esta medida Cristina Fernández busca desviar la atención de los ciudadanos Argentinos respecto a la “crisis económica y social que vive ese país” (la cita no es textual pero expresa fielmente el sentido).

Parece un chiste de gallegos. Un país con un 24% de desempleo abierto, que atraviesa la segunda recesión en 3 años y cuya realidad social se deteriora día a día, sumiendo a grandes capas de la población en la pobreza y en la pobreza extrema se da el lujo de atribuir “crisis” a otro que presenta 9 años de crecimiento ininterrumpido a tasas del 8% y un desempleo del 7%.

Como dijo una vez el Che, no vale la pena emborronar cuartillas.

Reproducimos íntegra una declaración emitida por Pérez Esquivel que sintetiza con precisión nuestro pensamiento.

* PTU: mal que nos pese; presidente de todos los uruguayos.

 

Buenos Aires, 17 de abril del 2012


YPF: El dolor de lo que fue y el desafío de lo que es 

 

La decisión presidencial de re-nacionalizar YPF es el camino correcto hacia la recuperación de la soberanía nacional. Camino difícil y lleno de obstáculos pero que hay que asumir y recorrer con mucha fuerza y esperanza.

Tenemos que apoyar a nuestra presidenta que tuvo el coraje y decisión política de asumir este reclamo popular de años y debemos aportar desde cada lugar para fortalecer la decisión gubernamental que ha provocado más de un cimbronazo de intereses económicos y políticos.

El gobierno español se escandaliza del gobierno argentino defendiendo lo indefendible, a una empresa como Repsol que tuvo grandes ganancias y pocas, o ninguna inversión en el desarrollo de la producción petrolera.

Se sabía de las actividades de REPSOL en otros países, pero la decisión del menemismo fue adjudicarle YPF y las consecuencias están a la vista.

No voy hacer comentarios de quienes apoyaron en las provincias las privatizaciones, y festejaban que eso era la gran solución a los problemas del país, pero debemos tener memoria y tener presentes a los diputados y senadores que aprueban leyes dañinas que después el país debe soportar para varias generaciones, como las leyes de impunidad, la ley antiterrorista y las privatizaciones, entre otras calamidades.

Recordemos a Aerolíneas Argentinas que Iberia desmanteló y fundió, llevándose equipos, motores, aviones y todo lo que pudo y después del desastre, el gobierno argentino tuvo que asumir la re-nacionalización y hacerse cargo de la deuda y los desastres dejados por las empresas.

Hoy, la nacionalización de YPF vuelve al mismo problema, la falta de inversiones, el desabastecimiento, los costos y las deudas, los activos y pasivos que deja REPSOL son enormes y es necesario tener mucha serenidad para volver a hacer rentable la empresa.

Muchas veces he señalado, y es casi un latiguillo, que un país que no controla sus recursos naturales y las empresas estratégicas necesarias para el desarrollo integral, es un país sin soberanía.

Este es un mal que afecta a la Argentina desde hace décadas y ha llevado a un peligroso atraso al país que supo privatizar casi todo y sigue acumulando una deuda externa e interna inconmensurable que costará grandes sacrificios y esfuerzos rediscutir.

REPSOL pretende cobrar a la Argentina y pasar por acreedor cuando es el gran deudor del el pueblo argentino. El gobierno debe exigir a la empresa el pago de lo no cumplido.

Los países europeos protestan contra la Argentina y dicen que el país no es seguro para sus intereses. Quienes no son seguras son las empresas trasnacionales como Repsol y otras, que vienen a explotar y no a invertir para el desarrollo y la vida del pueblo. No esperamos caridad sino responsabilidad, y no la tienen.

Debemos hacer un fuerte llamado a los gobernantes y legisladores de que no es posible que actúen según los vientos que soplan a su favor en la especulación política.

Hay que establecer leyes para impedir que un gobierno privatice los bienes y recursos que son patrimonio del pueblo y no de los gobernantes, tanto nacionales como provinciales. 

La decisión sobre ese patrimonio debe ser decidido por el pueblo a través de consultas populares de acuerdo al derecho constitucional, evitando que se produzcan hechos semejantes. 

Hay que salir de esta democracia delegativa donde los gobernantes hacen lo que quieren y no lo que deben, y construir una democracia participativa con decisión en los grandes temas del país, en las políticas de gobierno, evitando el feudalismo de las provincias.

Llegamos al agotamiento que acarrea más pobreza y marginalidad a nuestro pueblo.

YPF tuvo su etapa de esplendor y orgullo nacional, hoy es sólo un recuerdo y el gobierno actual debe remontar un pesado camino que deja la irresponsabilidad de REPSOL.

No puedo dejar de señalar que el petróleo no es la única asignatura pendiente en la recuperación de la soberanía nacional. No estoy hablando de los nacionalismos trasnochados. El gobierno debe actuar, antes que sea tarde, sobre las empresas mineras, que se llevan el 97 % de lo extraído con una simple declaración jurada, y la venta del territorio nacional. El país ha dejado su derecho soberano para someterse a tribunales internacionales que no tendrán en cuenta el derecho del pueblo argentino. Ponen en peligro a la salud de los pobladores, a recursos como el agua y el medio ambiente todo y además generan los daños económicos a los pequeños y medianos productores. Ese es el fruto de la época de privatizaciones del gobierno de Carlos Menem que se sometió a los intereses extranjeros y provocó grandes daños al país.

Esperamos que la decisión presidencial de re-nacionalizar YPF avance y para lograrlo debemos apoyar decididamente la recuperación de la soberanía, con serenidad y firmeza.

Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nobel de la Paz
Presidente del Servicio Paz y Justicia

--
Información disponible también en este link: resonandoenfenix.blogspot.com

Izquierda latinoamericana y española apoya la decisión de Argentina de expropiar YPF

El gobierno de Argentina y su presidenta, Cristina Fernández, recibieron en las últimas horas muestras de apoyo internacional por la decisión de expropiar la petrolera YPF, filial de la española Repsol.

Poco después de difundirse la noticia, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, saludó y respaldó la iniciativa de su homóloga argentina, encaminada a expropiar el 51 por ciento de las acciones de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF).

La Cancillería venezolana divulgó un comunicado en el cual el gobernante “saluda y respalda la decisión” de Fernández que, por contraste, destapó un gran revuelo y fuertes críticas en España y en la comunidad europea informó Prensa Latina.

Chávez rechazó las amenazas que desde “Europa se han formulado contra la República de Argentina” y llamó a los gobiernos del continente a respaldar al de Buenos Aires en “el ejercicio de sus derechos soberanos”.

La presidenta argentina anunció el lunes un proyecto de ley -a debate desde este martes en el Senado de ese país- que busca expropiar a YPF bajo el argumento, entre otros, de que la falta de inversiones por la empresa obliga a importar combustibles.

El gobierno de Caracas ofreció a Argentina las capacidades operacionales y legales de la estatal Petróleos de Venezuela “para el fortalecimiento del sector público petrolero y la consolidación de su soberanía energética”.

Desde Bolivia, el presidente Evo Morales respaldó la decisión de su homóloga argentina y pidió un aplauso para la presidenta Fernández. Evo recordó que la nacionalización de los hidrocarburos decretada en su país en 2006 permitió un mayor crecimiento de la economía boliviana.

Por otra parte, el ministro de Minas y Energía de Brasil, Edison Lobao, sostuvo este martes ante el Senado que “cada país tiene su soberanía y tiene derecho a tomar sus decisiones”.

El titular brasileño descartó cualquier preocupación en torno a la decisión del gobierno argentino y corroboró el derecho soberano de ese gobierno de decidir sobre su política de hidrocarburos.

Muestras de solidaridad y apoyo

En Chile, una delegación del Partido Comunista (PCCH), junto a dirigentes de organizaciones sociales entregó este miércoles una carta en la embajada de Argentina en Santiago en solidaridad con el reclamo de soberanía de ese país sobre las islas Malvinas y de respaldo también a la intervención de la empresa YPF, en manos hasta ahora de la transnacional Repsol.

“Queremos expresarle nuestra más amplia solidaridad ante su decidida defensa de la soberanía nacional de su patria en el caso de la ilegítima ocupación británica de las islas Malvinas, y su extraordinario esfuerzo por recuperar un recurso natural tan trascendente como el petróleo”, señala la misiva dirigida a la presidenta Cristina Fernández.

Rubricado por el presidente del PCCH, Guillermo Teillier, y el secretario general de esa agrupación, Lautaro Carmona, el texto rechaza “los términos agresivos que han utilizado el gobierno español, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton; y los comisarios de la Unión Europea” contra Argentina.

Constituyen de hecho, anota el documento, una clara injerencia en los asuntos internos de un país soberano.

En opinión del PCCH, la postura del gobierno argentino se convierte en aliciente y modelo para las luchas de recuperación de la soberanía nacional en América Latina y en sólido paso hacia la integración continental.

“Como fuerza política latinoamericanista y de izquierda, tenemos la convicción del derecho fundamental e inalienable de nuestros pueblos de disponer de sus recursos naturales de manera soberana para satisfacer sus necesidades vitales y generar un desarrollo equitativo, justo, y radicalmente democrático”, manifestó asimismo una declaración conjunta del PCCH y de las Juventudes Comunistas de Chile.

Respaldaron asimismo la acción del gobierno argentino en esta ciudad el Partido del Socialismo Allendista, organizaciones sociales como el Colegio de Profesores y los funcionarios municipalizados, así como grupos defensores de los derechos humanos y parlamentarios de la oposición chilena.

Para los allendistas chilenos la iniciativa de la presidenta Cristina Fernández de expropiar el 51 por ciento de las acciones de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) constituye un ejemplo a seguir para los pueblos de América del Sur y particularmente para Chile.

El mandatario de Uruguay, José Mujica, se solidarizó con el gobierno argentino y dijo que no le gusta la prepotencia con la que respondió la “Europa rica”. El presidente del vecino país dijo que “en todo el caso el error de Argentina fue haber vendido” YPF, privatizada en 1992.

“Pero es un error viejo. Si lo arregla o no lo arregla es problema del pueblo argentino”, enfatizó el mandatario.

También desde España

En España, Izquierda Unida (IU) consideró que la expropiación de YPF no es un “ataque a España” pues Repsol es una entidad privada “de distintas nacionalidades” y cree “una vergüenza” que el Gobierno español haya salido en defensa de la compañía petrolera.

El diputado de IU, Alberto Garzón, señaló que Repsol no es técnicamente una empresa española, pues más del 50% de la multinacional es propiedad del capital extranjero, y además “proporciona beneficios a la economía española que podrían considerarse nimios”, ya que en nuestro país declara el 25% de sus beneficios totales por todo el mundo.

Por ello, sostiene que en este conflicto “no están enfrentados los intereses de dos naciones distintas, sino los intereses nacionales de Argentina y los intereses económicos de sujetos privados de distintas nacionalidades -y entre ellas, en menor grado, españoles-”.

“Por lo tanto, es una falacia considerar esta medida económica como un ataque a España -escribe en un artículo publicado en su página personal-. Es una compra legal, que en todo caso podría estar minusvalorada, y que afecta a los intereses de unos sujetos económicos -grandes empresas y bancos- que no comparten beneficios con el resto de la sociedad”.

A su juicio, la expropiación “no es la guerra de los trabajadores españoles” y por ello “es una vergüenza que el gobierno español salga en defensa de los intereses de las grandes empresas españolas que poseen un capital minoritario de Repsol, en perjuicio de los intereses nacionales de un país soberano como Argentina”. “Más aún cuando mientras eso ocurre el gobierno está efectuando políticas de recortes que hacen recaer el peso de la crisis sobre la población española más desfavorecida”, añade.

Según Garzón, “lo que debería hacer el Partido Popular (PP), en vez de proteger los intereses de los más ricos es replantearse su política económica y reflexionar acerca de si no es mejor opción de política económica imitar a Argentina y proceder a la recuperación de determinados instrumentos políticos: Instrumentos que deberían ponerse al servicio de los españoles en su conjunto, y no de unos pocos adinerados con capacidad para especular en distintos mercados financieros -entre ellos el de acciones”.

LibreRed.net

INTRIGAS Y PETROLEO, DESTAPANDO LA TRAMA DE REPSOL-YPF EN ARGENTINA

A continuación ofrecemos un compendio de información que nos muestra una visión más real de la problemática en torno a la expropiación de REPSOL-YPF en Argentina tras haber sido privatizada hace tan solo unos años. Mientras los manipulados y desinformadores medios de comunicación de masas nos arrojan nuevamente una falseada visión de la realidad, cacareada por esos malos actores llamados políticos que pretenden hacernos creer que la nacionalización de YPF supone un enfrentamiento entre países, la realidad pasa por matices muy diferentes en los que un grupo reducido de especuladores internacionales llevan décadas esquilmando y dañando a un país y a su población para su vil enriquecimiento personal.

Por favor, no se dejen engañar por lo que oigan en los grandes medios, no se dejen arrastrar al enfrentamiento entre países hermanos, sean inteligentes y descubran quiénes son los verdaderos buitres que se esconden tras estas luchas por el control de los recursos energéticos.

Lo más indignante, es que lo mismos canallas en el poder, traidores a la población, impiden que se den a conocer los avances existentes sobre las fuentes de ENERGÍA LIBRE que permitirían obtener energía limpia, gratis e ilimitada a partir del agua, el aire o el electromagnetismo acabando de un plumazo con la actual y simulada escasez energética mundial, los daños derivados de la contaminación de los hidrocarburos y el actual monopolio energético mundial de unos pocos criminales.

“Sólo existen dos paises en el mundo: el de los esclavos (nosotros) y el de los esclavizadores (las élites oscuras)”

chema

Nota: no dejen dever el documental incluido al final que muestra una visión humana y real de la grave situación de Argentina desde que se descubrieron sus importantes yacimientos petrolíferos en la Patagonia. Petróleo en Argentina: ¿riqueza o castigo?

DESPERTARES

Intrigas y petróleo: a propósito de YPF

Por Alberto Buela (Enviado por izquierdoso):

En estos días llegó a mis manos una nueva edición de Del poder al exilio: quiénes y como me derrocaron, un texto de 1955 del general Perón, quien ya en su primera página afirma: “nosotros fuimos víctimas de la sorda lucha por el petróleo… el objetivo era impedir que los recursos petrolíferos argentinos fuesen explotados de manera de concurrir al desarrollo industrial del país… No es difícil comprender que en materia de petróleo, los capitales definidos como europeos son esencialmente británicos” [1] Esta cita de Perón viene como anillo al dedo porque en estos días el gobierno de CFK expropió el 51 % de YPF (yacimientos petrolíferos fiscales) en la parte que poseía la empresa Repsol, dejando al resto de los accionistas en posesión de sus acciones sin incomodarlos.

El periodismo, como patria locutora que se encarga diariamente de  estupidizar a los pueblos planteó el tema como una cuasi guerra entre Argentina y España o como una medida stalinista de estatizar YPF. Nada de esto es cierto. Primero, porque Repsol, como muy bien observa Antonio Mitre [2] no es, técnicamente, ni una empresa española ni mucho menos del Estado español. El 42% pertenece a BP (british petroleum) cuando en el 2000 termina de comprar la Amoco, originaria fundadora de Repsol, el 9,5% es de la estatal mejicana Pemex. Repsol declara en España solo el 25% de sus beneficios, y solamente es ésta,  la participación que puede llamarse estrictamente española. En segundo lugar, el gobierno argentino expropia el 51% pero ni estatiza ni nacionaliza, hablando técnicamente. Pues de este 51%, el 49% pasa a manos de las diez provincias argentinas que poseen petróleo y solo el 51% restante queda en manos del Estado nacional. Resumiendo entonces, el capital accionario de YPF queda constituido de la siguiente manera: 26% propiedad del Estado nacional 25% propiedad de diez Estados provinciales 24,5% propiedad del grupo Eskenazi 6,5% propiedad de Repsol 6% de la secular banca Lazard freres 5% de la banca Eton Park (Goldman Sachs, Mindich y Rosemberg) 5% de inversores no identificados 2% de la Bolsa de Valores de Buenos Aires (grupo Werthein).

Vemos como el Estado nacional posee solo el 26% y nadie nos asegura que los diez Estados provinciales funcionen al unísono y de acuerdo con él. Pero por otra parte, y esto es lo que nos llama la atención, el grupo financiero Eskenazi que posee en Argentina la constructora Petersen (contratista del Estado) y los Bancos de las provincias de Santa Fe, San Juan, Entre Ríos y Santa Cruz (la provincia de los Kirchner) es abiertamente pro sionista. Prueba de ello es que al salón principal de la Amia (la mutual israelita) le fue cambiado el nombre por el de “Gregorio Eskenazi”, el abuelo de Sebastián el último gerente de YPF y padre de Enrique, la cabeza del grupo. Además la sociedad del grupo que controla el 24,5% de YPF tiene su domicilio en Nueva Zelanda y no en Argentina. Si a este porcentaje sumamos el 2% del grupo Werthein más el 6 % de la banca Lazard y el 5% de Goldman Sachs, dos bancas internacionales abierta y declaradamente sionistas, vemos que el 37,5% de YPF está controlado por el sionismo internacional.

¿Podrá el interventor por el Estado argentino Axel Kicillof, nieto de un reconocido rabino, lidiar en contra de los intereses de sus “paisanos” y a favor de los intereses de nuestro país? Es una pregunta muy difícil de responder. Este es uno de los motivos por los cuales la CGT sacó un comunicado avalando la expropiación de YPF pero afirmando, al mismo tiempo, “esperamos que no haya pícaros, como en la privatización, que quieran sacar provecho personal de este acto de soberanía”. Ojalá podamos recuperar el control y manejo de nuestros recursos naturales para beneficio del pueblo argentino.

Volvamos a la cita de Perón “los capitales del petróleo son esencialmente británicos”. Y esto ha sido históricamente así, al menos en el caso argentino. País que ya antes de liberarse del dominio español había caído bajo el domino británico, pues con motivo de las primeras invasiones inglesas de 1806 y aún cuando Inglaterra fue derrotada, nos dejaron de regalo a los comerciantes y prestamistas ingleses. En 1824 el gobierno de Rivadavia pidió un empréstito a los hermanos Baring y nunca más nos liberamos de “Incalaperra”, como dice el Martín Fierro. Respecto del petróleo sabemos que fue descubierto en 1913 en la zona costera de la Patagonia y que en 1922 [3], y al negarse Gran Bretaña a vender gasolina para los aviones argentinos, el gobierno de Yrigoyen decide fundar YPF y pone al frente al General Mosconi quien, terminado su mandato es reemplazado por el General Alberto Baldrich hasta que el golpe de Estado de 1930 lo desplaza de la dirección de la empresa. En 1958 el presidente Frondizi, contradiciéndose de lo afirmado en su libro Petróleo y política abre las puertas de par en par a la inversión privada extranjera. En 1963, el gobierno radical de la misma raigambre ideológica de Yrigoyen, anula los contratos petroleros. Y comienza una burocratización de YPF que llega a 50.000 empleados. Llegando a ser la única compañía petrolera del mundo que daba pérdidas. En 1974, el gobierno de Isabel Perón nacionaliza las bocas de comercialización de petróleo. En 1992, bajo la nefasta presidencia Menem, se privatiza la empresa y en 1999 Repsol adquiere la casi totalidad de las acciones. En 2007, el grupo Eskenazi de estrecha vinculación con Néstor Kirchner, adquiere el 14,5% de las acciones que le vende Repsol y en 2010 compra otro 10%.

Es digno de destacar que en la historia del siglo XX, ninguna empresa petrolera del mundo se ha vendido sin una guerra mediante. Ningún Estado nacional, teniendo una empresa propia, la entregó sin haber antes ido a una guerra para defenderla. En América del Sur, norteamericanos e ingleses desataron una guerra en 1935 entre Bolivia y Paraguay para dirimir sus cuestiones petroleras en zona del Chaco boreal. Es que habían chocado los intereses de las compañías petroleras. Vimos como Inglaterra nos niega a nosotros en 1922 combustible para nuestro desarrollo aeronáutico. Modernamente las guerras de Afganistán e Irak son guerras por el control del petróleo. Incluso países militarmente débiles como México o Venezuela no cedieron a las infinitas presiones para privatizar sus empresas nacionales de petróleo. El único caso es la Argentina de Menem que vendió a precio de desguace la petrolera, en esa época, estatal. Paradójicamente, en esa entrega estuvieron los Kirchner, él como gobernador de Santa Cruz y ella como diputada nacional.

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida.

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde. Saludemos esta medida pero estemos prevenidos. Sería de esperar que esta expropiación de YPF se enmarque en un plan nacional de manejo de los hidrocarburos. Que no quede en una medida coyuntural. Que no se limite a algo circunstancial como expropiar para expoliar. Qué los directores sean honestos y austeros. En definitiva, que esta medida heroica, por lo riesgosa, tomada por el gobierno nacional  ayude a la recuperación de los valores patrios y al logro de la buena vida de los argentinos.

Por sol63:
De verdad, tenemos que olvidar las politicas que es una forma inventada para dividirnos.  Y también las nacionalidades… y en este caso argentinos y españoles estamos muy hermanados y mezclados desde hace muchos años. Despertemos.. Despertemos realmente… fuera todo lo que nos han programado. Ojala me equivoque. Pero  esto es una pelea de buitres de las altas esferas y está todo medido. Los amos del mundo se están divirtiendo. Cristina ha conseguido que bajen las acciones de YPF REPSOL  de esta forma puede pagar por ese 51% sin romperse las vestiduras, y ya tiene pactado con los chinos (como ha dicho unn forero) en concreto, han puesto sobre la mesa 15.000 millones de euros.  Y EEUU está también por medio. Wall Street va a ganar el 300% con el descalabro de España

Si lees bien el artículo (NACIONALIZACION DE REPSOL-YPF en ARGENTINA, RESPUESTA LOCAL ANTE LA GANGSTERIL ACTITUD DE LOS ESPECULADORES) habla de la pobreza extrema de Europa en recursos naturales y energéticos. Soy de España y le doy la razón en lo que dice.. excepto en cuando habla de España, creo que debería decir el gobierno de España o los sucesivos gobiernos de España.  Tampoco creo que Cristina sea una hermana de la Caridad he visto las fotografias de la gente que vive en la zona  donde llegan los residuos de la plataforma petrolífera y nadie habla de ellos. Aves embarradas en petroleo y niños con enfermedades. y  mucha pobreza.  No se si Cristina se acordará de ellos. Personalmente pienso que es una lucha de buitres. Unos mas que otros.. y los que creo que son más buitres son los  de Repsol.. españoles y no españoles.  Tampoco creo que Cristina esté improvisando. Nadie de los dirigentes del mundo occidental actua de forma “inspirada” en el pueblo.  Creo que la idea es hacer bajar las acciones en bolsa para que el precio sea más bajo. Luego vender a empresarios chinos que ya han puesto sobre la mesa 15.000 millones de euros.  Y posteriormente EEUU también se beneficiará. Quizás sea el que mas se beneficie. Antes de ayer en Wall Street se hablaba de que si España era rescatada o quedaba gravemente debilitada ellos ganarian el 300% de la deuda comprada a España.. Asi que verás que esto es muy complejo y que no miran en realidad por el pueblo que es el que sufre. Soy la primera que opino que los argentinos son los que se deben beneficiar de sus propios recursos… Veremos lo que sucede… Todos estamos en el mismo barco.

Por almafuerte:
Coincido en que hay que bajar el tono de las disputas, que además de ser estériles no conducen a nada. También estamos tocando de oído porque la orquesta y sobre todo la batuta no la tenemos nosotros. En cuanto a la venta de YPF les recuerdo que la hizo Menen (vil traidor a la patria) a pesar de las marchas y protestas de los trabajadores. Néstor en su carácter de gobernador es verdad que firmó, pero tampoco olvidemos en qué contexto. Estábamos asfixiados por una deuda externa totalmente ilegítima y como siempre caídos del mundo (el viejo verso) nos llevaron como ovejas al corral. Lo mismo está pasando ahora en Europa con una crisis fabricada que cargaran sobre sus hombros las futuras generaciones con miles de vidas arruinadas. (Esta película ya la ví) Lo que están haciendo con Grecia, con España, con Irlanda etc. es inmoral e inhumano. Lo mismo sufrimos nosotros. Algún día, y espero pronto tendrán todo el derecho a recuperar lo que hoy les están robando.

REPSOL Y OTROS ENGAÑOS DEL GOBIERNO ESPAÑOL
Por Carlos Paredes:

Mientras el señor Rajoy habla de intereses nacionales, para defender empresas privadas que antaño fueron públicas, el grueso de sus gobernados se desangra como consecuencia de unas políticas impuestas por la Troika, el FMI, el Banco Mundial, y toda suerte de organismos que parecen perseguir como objetivo el aumento de la desigualdad económica en el mundo. (Pueden consultarse los resultados objetivos de sus políticas) Un ejemplo: En España, la mayor parte de la población se considera “Clase media” porque se tiende a pensar que la clase media es la que más abunda, lo cual es falso.  Lo que más abunda, en estadística, se llama MODA, no MEDIA. Para ser clase media en España, hay que ganar unos 30.500  euros brutos anuales, es decir,  unas doce pagas de 1900 euros al mes, después de quitar impuestos (aproximadamente). Esa cifra, es el resultado de sumar todas las rentas de los españoles, y dividirlas entre el número de personas que tiene renta, es decir, la media de la renta. Si usted consideró alguna vez que  como “mileurista” era clase media… siento decirle que es usted clase baja. (Como la mayoría de la población) tendría que ganar usted el doble para ser clase media, es un engaño muy común el de ser pobres pero hacernos pensar que somos “clase media” porque otros muchos son tan pobres como nosotros. Lo mismo sucede con Repsol. Repsol, no es una empresa “Española”,  Repsol fue privatizada hace muchos años ya, y tiene unos dueños, que no son el Estado español. Entre ellos, Sacyr  y varias entidades financieras, de esas, que posiblemente prestan dinero a diferentes partidos, cuando llega tiempo de elecciones, para pagar las campañas, y que ahora, viéndose afectadas por la nacionalización, no dudarán en llamar a sus contactos en política, para ver qué pasa.

Cuando Repsol ha descubierto un yacimiento nuevo,  ¿Nos ha rebajado el precio de la gasolina por ser españoles? Es cierto, que al ganar menos, pagará menos impuestos, y las arcas públicas se resentirán, pero también es cierto, que los gestores de la cosa pública, apostaron hace muchos años por un modelo basado en grandes compañías privadas, en detrimento de las pequeñas, a quienes acaban de subir el impuesto de sociedades, o de las públicas, que mal que bien van vendiendo.  También es cierto, que esas grandes compañías privatizadas (Telefónica, Repsol, las eléctricas, etc) son donde se jubilan la mayor parte de los políticos que ayudaron a su privatización, y en ese sentido, entiendo al señor Rajoy y resto de sus colegas, cuando hablan de los “intereses nacionales” ya que a mí también me molestó mucho cuando tocaron las jubilaciones. (Las de todos, quiero decir) Para completar este dislate, resulta que un reducido grupo de oligarcas que dominan el IBEX 35, pueden ver amenazados sus intereses (los de ellos, que no tienen porqué ser los míos)  en el país latinoamericano, y como no, reclamarán medidas a un gobierno, que entre otras cosas, ha amnistiado a los ricos, (entre los que está la mencionada oligarquía) y ha exigido “sacrifico” al resto de los ciudadanos.

Si Repsol fuera pública, en lugar de privada, en vez de ingresar por impuestos un porcentaje de los beneficios, el estado español, habría ingresado, el año pasado, más de 2000 millones de euros, y el anterior casi 5.000 millones (este año la compañía dio menos beneficio, por la compra de otra petrolera) aunque esas medidas, desde luego, no están en la agenda “anticrisis del gobierno” La agenda “anticrisis” se basa en desmantelar el estado del bienestar, para que los mismos banqueros, directivos, consejeros delegados y oligarcas en general que se echan las manos a la cabeza con lo de YPF, puedan engordar su cuenta de resultados (hablo de la propia, más que de la de sus empresas) mientras nos exigen “sacrificio” a los demás, y nos llaman al escándalo con nacionalismos trasnochados.

Documental Tierra Sublevada 2 – Oro Negro (2011)
Relata la epopeya de las resistencias populares a la privatización del petróleo en la Argentina y sus trágicas consecuencias: miles de despidos, miseria y contaminación ambiental. Fue una de las mayores estafas y fracasos de la historia nacional: el país se autoabastecía con reservas de petróleo y gas y veinte años después, debe importarlas (2 horas duración).

Etiquetado en Internacional

Comentar este post