Rebajas de condenas a narcos y ladrones eran "pan de todos los días" en gobierno de Alan García

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Ex-aprista Heriberto Benítez acusa a Alan García de irregularidades en rebajas de condena a los presos durante gobierno aprista. Benítez mencionó que durante el gobierno de Alan García se liberaron a más de 5,000 personas sentenciadas por  tráfico ilícito de drogas y robo agravado.

 

Pag 3 La Republica 2011-09-16


Heriberto Benítez, sostuvo que las autoridades del gobierno aprista, incluido el mismo ex presidente Alan García, que sean encontrados culpables de algún delito tras la investigación que realizará el Congreso, deben ir a la cárcel.

“Hay que poner el dedo en la llaga sin temor. Si Alan García es culpable, se irá preso,  no hay que tener miedo a decirlo. ¿O acaso tiene corona,  no puede ser investigado? Si el señor Del Castillo es culpable, también debe irse preso”, mencionó.

 

 

 

 

 

El ahora legislador de la bancada de Solidaridad Nacional, Heriberto Benítez, antiguo dirigente del APRA,  antiguo coreligionario del obeso expresidente, advierte que varias de las rebajas de condenas dadas durante el gobierno de Alan García responderían a actos de corrupción. “Para mí hay una situación escandalosa. Hemos descubierto que este mecanismo ha sido usado para evadir los fallos judiciales que se dictan básicamente a condenados por Trafico Ilícito de Drogas (TID) y robo agravado que son delitos graves”, sostuvo Benítez.

Para el legislador solamente hay dos explicaciones para otorgar los beneficios penitenciarios: corrupción o ignorancia, descartando esta última pues “esto supondría creer que el ministro de Justicia le lleva al Presidente de la República como 5 mil expedientes y este los firma sin leer”, acotó.

 

Benítez acusa a gobierno aprista de otorgar conmutaciones irregulares

 

Alerta. Afirma que solo corrupción o ignorancia explicarían rebajas de condenas. Según legislador de SN, beneficios se dieron más para condenas por tráfico de drogas y robo agravado. Ex ministro Pastor rechaza que se acuse de corrupción.

Rocío Maldonado.

Aunque durante el último gobierno aprista los indultos presidenciales estuvieron en el ojo de la tormenta, siendo el más cuestionado el otorgado al ex empresario televisivo José Enrique Crousillat, las conmutaciones de penas, que también es atribución exclusiva del jefe del Estado, superaron el número de indultos y alcanzaron la cifra de 5,267 desde el 2007 hasta julio del presente año.

 De este total, según información proporcionada por el legislador Heriberto Benítez (Solidaridad Nacional) a partir de datos del Ministerio de Justicia, 1,644 conmutaciones corresponden a condenas por robo agravado y 3,226 a tráfico ilícito de drogas (TID), las cuales se otorgaron principalmente durante el 2009 y el 2010. (Ver infografía).

“Para mí hay una situación escandalosa. Hemos descubierto que este mecanismo ha sido usado para evadir los fallos judiciales que se dictan básicamente a condenados por TID y robo agravado que son delitos graves”, sostuvo Benítez.

Según el congresista existirían dos razones para el otorgamiento de este beneficio:  corrupción o ignorancia, descartando prácticamente esta última opción.

“Eso supondría creer que el ministro de Justicia le lleva al Presidente de la República como  5 mil expedientes y este los firma sin leer”, subrayó.

Tercera parte de la condena

Según Benítez, la rebaja de penas a sentenciados por los delitos mencionados en varios casos significó una reducción a la mitad y hasta la tercera parte de una pena privativa de la libertad. Citó el caso de Alberto Alayo Cruz, a quien el 2009 se conmutó la pena de 12 años a 4 años con 6 meses. También el de Manuel Valdez Luján, a quien se rebajó la condena de 13 años a 5 años y 6 meses. Ambos fueron sentenciados por tráfico de drogas.

El legislador de Solidaridad dijo que los casos mencionados corresponden al periodo de Aurelio Pastor en el Ministerio de Justicia.

“Me alertaron de que no solamente había que averiguar por los indultos otorgados durante el gobierno aprista, sino también por las conmutaciones”, anotó Benítez, quien descartó cualquier tipo de inquina o persecución contra miembros del gobierno aprista.
Lo que dice Pastor

En respuesta a la acusación, el ex ministro aprista Aurelio Pastor precisó de inmediato que las conmutaciones no se otorgaron a grandes narcotraficantes, ni a reincidentes.

“Se trató básicamente de paqueteros y burriers, muchos de ellos analfabetos o madres de familia. Yo fui un ministro con sensibilidad y corazón”, recalcó Pastor.

Manifestó igualmente que era una comisión del Minjus la que analizaba y recomendaba las gracias presidenciales.

“A esa comisión, que yo encontré ya en el ministerio y no nombré, nunca le hice algún pedido o sugerencia sobre algún caso. Es más, no conozco a nadie de los que recibieron un beneficio mientras yo fui ministro de Justicia”, afirmó.

Pastor aseguró también que al ex presidente Alan García le preocupaba que las cárceles excedieran su capacidad de internos, por lo cual se trató de agilizar las gracias presidenciales para condenados de todos los penales del país.

Finalmente, el ex ministro  recomendó a Benítez comparar cifras, pues indicó que durante su gestión en el Ministerio de Justicia  firmó 1, 600 gracias presidenciales, frente a las 102 concedidas por  María Zavala, las 2,100 de Rosario Fernández y las 500 de Víctor García Toma.

Datos

Ley.  La conmutación de penas, al igual que el indulto, está prevista en la Constitución Política en el artículo 118 como una de las atribuciones del Presidente de la República. No se fijan límites a la rebaja de años que se puede aplicar a una sentencia.

Investigación. Indultos y conmutaciones de penas figuran entre los casos que serán revisados por la comisión multipartidaria del Congreso que investigará la gestión del gobierno aprista.

Recomiendan revisar cada caso

Carlos Rivera, abogado del IDL, recomendó que se revise caso por caso para determinar si se incurrió en corrupción con las conmutaciones de penas. No obstante, dijo que si la mayoría de estas gracias presidenciales se otorgaron a condenados por tráfico ilícito de drogas habría que entenderla como una decisión política  del gobierno. “En ese caso, habría que preguntar las razones”, subrayó.

En cuanto a la explicación del legislador Mauricio Mulder acerca de que la medida había servido para que extranjeros cumplan su condena en su país, Rivera la rechazó de plano pues afirmó que para eso existen tratados bilaterales a los que pueden acogerse los reclusos de origen foráneo. “La conmutación no es para que los sentenciados se vayan a cumplir su pena a otro país. No tiene sentido. Es para rebajar las penas”, explicó.


 

.

 

Por Cinabrio

cinabrio blog

Comentar este post