¿Recortes sociales por necesidad?: España gastó en 2011 más de 17mil millones de € en armamento

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

por Kaos. Tijeretazos y recortes sociales

Domingo, 11 de Marzo de 2012
¿Recortes sociales por necesidad?: España gastó en 2011 más de 17 mil millones de euros en armamento
En esta época de recortes y ajustes, es cuando se hacen más evidentes las prioridades de los que nos dirigen. Una buena prueba de esto es lo que sucede con el gasto militar...

Abrimos esta reflexión al hilo de la celebración el 30 de enero del Día de la Paz y la No Violencia, una conmemoración que se celebra con gran entusiasmo en los colegios, pero que pasa con gran indiferencia ciudadana en las calles.
Vivimos tiempos de ajustes en los que se ponen en cuestión servicios tan básicos para la sociedad como la sanidad, la educación o la protección social. Por eso, algunas cifras resultan escandalosas. Por ejemplo, el gasto militar en España en el año 2011 fue de 17.248 millones de euros, un 1,62% de nuestro PIB y un 4,76% de los Presupuestos Generales del Estado. Esto se traduce en un gasto de 47 millones al día en inversiones armamentísticas. Para poner en valor esta cifra, podemos apuntar los presupuestos de algunos ministerios: Sanidad y Política Social, 2.553 millones de euros; Educación, 2.797; o Justicia, 2.564.
Según los datos que facilitó el anterior secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez poco antes de dejar su cargo, la deuda que arrastra España por sus compromisos en gasto militar llega a los 36.000 millones de euros. Al firmar esos contratos con la industria armamentística, España aceptaba un escenario de pagos. La generación de esta deuda comenzó con el Gobierno de José María Aznar. Se pensó que España debía modificar su defensa, es decir, comprar nuevas y sofisticadas armas mediante unos programas de inversión (el avión de combate europeo Eurofighter, las fragatas de proyección y multiusos F100 y los carros de combate Leopard). Se trataba de reformar el ejército español para hacerlo más profesional y moderno. Para financiar este proyecto, se ingenió una original fórmula de pago: se comprometían diversos programas con las principales industrias militares, aplazando su entrega y su pago en el futuro.
Uno de los inconvenientes de esta fórmula reside en que los pagos nunca se vuelven obsoletos, las armas, sí. Es decir, para cuando se pactó la entrega del armamento, este ya quedaba viejo, por lo que había que planificar una nueva inversión. Sin embargo, las deudas se mantienen. Por otro lado, Defensa queda atada durante años a estos programas de inversión, sin margen de maniobra. Aznar impulsó esta política (el 51% de los actuales créditos) y Zapatero la continuó. Un círculo vicioso porque siempre habrá que volver a comprar armamento nuevo.
Lo más curioso de todo es que el actual ministro de Defensa era secretario de Estado de ese ministerio cuando comenzó esta peculiar política de renovación de nuestro ejército. Él era el encargado de las compras y de los contratos.
Ahora vuelve al Ministerio, esta vez como máximo responsable, por lo que será el encargado de buscar una salida a la abultada deuda. Él la creó y él la solucionará ¿Y a qué se dedicó Morenés mientras salía y entraba en el Ministerio de Defensa? Pues, entre otras cosas, a dirigir los destinos de la empresa MBDA, un emporio que construye misiles y demás armas. Pocas semanas antes de que Morenés volviera a Defensa, su empresa, MBDA, demandó al Estado español por daño emergente y lucro cesante, al haber renunciado a la fabricación de las dañinas bombas de racimo. MBDA exigía una indemnización de 40 millones de euros.
Fuente: Distrito 19, febrero 2012, Nº 149, página 8. www.distrito19.org
Más información:

El Gobierno autoriza la compra de 772 camiones militares por más de 149 millones de euros

Autoriza la contratación del suministro de energía eléctrica del Ministerio de Defensa y sus organismos autónomos por 195 millones

   MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno ha autorizado en el Consejo de Ministros celebrado este viernes la compra de 772 camiones ligeros todoterreno militares de 1.500 kg de carga útil por 149 millones de euros, sin IVA, ante la "necesidad de renovar, actualizar y completar las plantillas de vehículos de transporte".

   La adquisición de estos vehículos de transporte ha sido incluida así en el Plan Anual de Contratación Centralizada del Ministerio de Defensa para el año 2012. La contratación dependerá de la Junta de Contratación del Ministerio de Defensa, y se llevará a cabo mediante un Acuerdo Marco con un plazo de vigencia previsto de cuatro años, prorrogable por dos años adicionales y cuyo objeto es la selección de la empresa o empresas, así como el establecimiento de las condiciones generales que regirán los contratos derivados.

   Dado que la ejecución se realizara a través de los contratos derivados, el presente acuerdo marco no precisa financiación. En su momento, los contratos serán financiados con los créditos presupuestarios que correspondan, por un plazo de seis años.

   Este tipo de camión, empleado por las unidades ligeras de la Fuerza, está diseñado para su empleo en terrenos difíciles (montañosos, urbanos, selva, costeros, arenosos, etcétera), facilita la función de mando y control, el transporte de personal y material, y sirve de plataforma para los sistemas de armas.

   Las unidades ligeras de la Fuerza están capacitadas para desarrollar operaciones militares en conflictos de media y baja intensidad y en misiones de paz, por lo que son altas las posibilidades de que estos vehículos se vean expuestos al fuego enemigo de armas ligeras, morteros, artillería, minas y artefactos explosivos improvisados. Estos camiones disponen de las condiciones de seguridad y protección adecuadas.

SUMINISTRO DE ELECTRICIDAD

   El Consejo de Ministros ha autorizado también la contratación del suministro de energía eléctrica del Ministerio de Defensa y sus organismos autónomos, lo que tendrá un cargo estimado a las aplicaciones presupuestarias correspondientes de más de 195 millones de euros, sin IVA.

   El proceso de contratación se hará también de forma centralizada a través de la Junta de Contratación del Ministerio de Defensa, mediante un Acuerdo Marco. El Acuerdo Marco contempla exclusivamente las redes para los puntos de suministro de baja tensión del Ministerio de Defensa y sus Organismos Autónomos, quedando al margen la contratación del acceso a las redes para los puntos de suministro de energía eléctrica en alta tensión.

   La tramitación del expediente será urgente, por procedimiento abierto. La licitación se llevará a cabo en diez lotes, correspondientes a los puntos de suministro de las diferentes empresas distribuidoras y las Comunidades Autónomas y localidades.

   Además, el Consejo de Ministros ha aprobado un acuerdo por el que se autoriza al Ministro de Defensa la enajenación de 94 torpedos MK6 mod.2 y repuestos asociados para la Armada de Chile, por un precio simbólico de mil euros.

 

Kaos en la Red

Etiquetado en Europa

Comentar este post