Reino Unido fuerza a jóvenes parados a trabajar sin cobrar para no perder el subsidio

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El Departamento de Empleo del Reino Unido está forzando a jóvenes parados a trabajar sin cobrar para no perder el subsidio, según informa el diario británico The Guardian.  

Un supermercado de la cadena Tesco en el Reino Unido.

Los afectados trabajan hasta dos meses en importantes cadenas de supermercados como Tesco, Poundland y Sainsbury’s sin recibir sueldo alguno y sin garantías de que, tras este periodo, serán contratados.

El programa de aprendizaje laboral del Gobierno conservador de David Cameron establece que los jóvenes parados pueden trabajar hasta ocho semanas sin que su empleador esté obligado a pagarles el salario mínimo.

El Departamento de Empleo y Pensiones ha explicado que los parados que “expresan interés” por una oferta del programa de aprendizaje laboral deben seguir trabajando sin sueldo tras un periodo de prueba de una semana. En caso contrario, se quedan sin subsidio.

Semana laboral de hasta 30 horas

Los jóvenes con que ha hablado The Guardian explican que hacen jornadas de hasta 30 horas semanales, realizan las mismas tareas que los trabajadores asalariados y han de estar disponibles desde las nueve de la mañana hasta las diez de la noche.

Además, tres afectados aseguran que no se les informó de que había un periodo de prueba de una semana y que, una vez se mostraron dispuestos a entrar a trabajar como aprendices, en su oficina de empleo se les dijo que perderían el subsidio de 53 libras (62 euros) semanales si dejaban el puesto.

El pasado enero, el Gobierno del Reino Unido anunció que su programa de aprendizaje laboral tendría carácter voluntario. Sin embargo, el Departamento de Empleo matizó después que una vez el parado expresa su interés –incluso de forma verbal– por participar en él, se quedará sin la ayuda pública si lo abandona.

Reponer y limpiar estanterías en Tesco

James Rayburn, uno de los jóvenes que se ha visto obligado a trabajar dos meses sin cobrar, declaró a The Guardian que se dedica a reponer y limpiar estanterías en un supermercado de la cadena Tesco, igual que los empleados con salario, y que a veces ha de hacer el turno de noche. “Nadie me informó de que tenía una semana para rechazar el puesto, y ahora me dicen que me quedaré sin subsidio si lo abandono”, explica Rayburn, de 21 años. La cadena Tesco tuvo unos beneficios antes de impuestos de 4.100 millones de euros el año pasado.

Algunos de los supermercados que participan en el programa han confirmado al diario británico que tienen trabajando a numerosos jóvenes sin sueldo, pero han subrayado que creían que se trataba de algo totalmente voluntario.

Un grupo de abogados del Reino Unido están preparando una acción legal contra esta práctica, al considerar que supone una forma de esclavitud que vulnera los derechos humanos.


El Periódico/LibreRed.Net

Comentar este post