Salud sexual, un derecho humano

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Por Vivian Collazo Montano*

educacionsexual.jpgLa Habana (PL) La educación de niños y jóvenes sobre salud sexual es una de las cuestiones más debatidas actualmente en el mundo.

  Son muchas las opiniones en cuanto a si debe iniciarse desde edades tempranas e incluso si en verdad resulta necesario preparar a este grupo poblacional en materia de sexualidad.

Sin embargo, está demostrado que una adecuada formación al respecto puede modificar el comportamiento de los jóvenes, hacer que retrasen su primera relación o, si ya son sexualmente activos, sepan utilizar la anticoncepción, y con ello una reducción en las tasas de infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados.

Además, se constata que conocer sobre esas cuestiones no da lugar a que se tengan relaciones sexuales mucho antes, o sean más frecuentes, pero sí es seguro que garantiza las herramientas necesarias para tomar decisiones correctas, y cada joven y adolescente pueda vivir su sexualidad sana y plenamente.

Y es que la sexualidad es una parte integral de la personalidad de todo ser humano. Su pleno desarrollo es esencial para el bienestar individual, interpersonal y social.

COMPONENTE DE LA VIDA

"Es un componente de la vida que afecta la salud de las personas", aseguró la master en Ciencias Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), de Cuba.

De ahí que el término de salud sexual llama la atención sobre los aspectos de la sexualidad que pueden afectar la salud integral o dar herramientas para la vida, agregó la experta durante la celebración del Día Mundial de Salud Sexual, el pasado 4 de septiembre.

Cuando somos jóvenes estamos en la búsqueda de libertad, de independencia de las exigencias de los padres, de las familias. La única manera de independizarse en haciéndose responsables de la vida y de las decisiones que se toman, manifestó Castro Espín.

Y reiteró que si la juventud quiere ser libre, tendrá que hacerse cargo de la vida y de las decisiones que toma.

Dedicado a la salud sexual de la juventud: Derechos y responsabilidades compartidas, la celebración en Cuba convocó a especialistas en el tema y público en general, quienes compartieron inquietudes, conocimientos, presentación de materiales audiovisuales y libros.

UN POCO DE HISTORIA

La educación sexual en el país tuvo sus inicios hace casi 50 años, cuando se diseñaron los primeros proyectos en la búsqueda de la igualdad, con el objetivo de elevar aún más la calidad de vida de los cubanos.

Desde entonces, instituciones sanitarias y gubernamentales, de conjunto con autoridades políticas de la nación, desarrollaron un programa nacional, que bajo un enfoque multidisciplinario, perspectiva de género y referente científico, abarca no solo la problemática de la mujer.

También incluye a toda la población, sin elementos de discriminación, en las diferentes etapas de la vida, con énfasis en las nuevas generaciones.

Vivimos una etapa significativa, en la que se enlazan instituciones estatales y representantes de la sociedad civil, incluidos grupos de lesbianas, gays, hombres que tienen sexo con hombres, personas con VIH y promotores de salud, quienes amplían la red de colaboradores del Programa de Educación Sexual.

No obstante, investigadores consideran que aún son muchos los desafíos en esta esfera, no sólo en Cuba, entre los cuales se incluye la implementación de acciones para contribuir al cambio de subjetividades y conductas en hombres y mujeres, en cada momento de su ciclo vital, en los diferentes contextos sociales y geográficos.

*Jefa de la Redacción Ciencia y Técnica de Prensa Latina.

arb/vm

Prensa Latina

Etiquetado en Salud y Medio Ambiente

Comentar este post