Se prepara Alemania para recibir al Papa en medio de protestas

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 Publicado el sábado, 10 de septiembre de 2011.
Autor: notimex.Fuente: La Crónica - México.


 

A dos semanas de la visita del Papa Benedicto XVI a Alemania, y en medio de los preparativos de la Conferencia Episcopal Alemana, varios grupos organizan protestas contra la visita del pontífice.

La Conferencia Episcopal dio a conocer este miércoles los detalles de la visita papal, que se llevará a cabo del 22 al 25 de septiembre, a la que calificó como un “aliento” a la Iglesia Católica alemana.

El presidente de la Conferencia Episcopal, el obispo Robert Zollitsch, indicó que el Papa -el alemán Joseph Ratzinger-, ofrecerá un discurso en el Parlamento alemán, donde tomará posición sobre temas sociales y políticas europeas.

El coordinador del viaje, el prelado Hans Langendörfer, informó a su vez que según estimaciones asistirán unas 250 mil personas a las misas programadas en Erfurt, Freising y Berlín, de ellas unas 70 mil se esperan en el Olympiastadion (Estadio Olímpico) de la capital alemana.

Los costos por parte de la Iglesia del viaje papal serían de unos 30 millones de euros, según Langendörfer, quien no detalló sobre la contribución pública a la visita.

El nuevo arzobispo de Berlín, Rainer Woelki, reconoció que la visita de Benedicto XVI “se percibe de manera problemática”. Las críticas de los alemanes se dirigen en particular a la “moral sexual de la Iglesia Católica” y a la división entre Estado e Iglesia.

Desde que se anunció en Alemania la intervención del pontífice frente al Parlamento han aumentado las críticas a la visita papal. Algunos diputados, en particular del partido izquierdista Die Linke, anunciaron que rechazarán el discurso.

El grupo de protesta “Llega el Papa” lleva meses organizando una marcha de contestación para el día de la presencia de Benedicto XVI en la capital alemana.

Esa organización, que critica la moral sexual de la Iglesia y la discriminación de la mujer en su jerarquía, preparó un programa diario que arranca mañana jueves y prevé una serie de debates, proyecciones cinematográficas y conferencias sobre la Iglesia.

En “Llega el Papa” se reúnen también grupos de lesbianas, homosexuales y transexuales, que pretende lanzar un llamado a favor de la laicidad de la ciudad y del país.

Unas mil 800 personas se sumaron ya, en página de Facebook, a la marcha programada para el 22 de septiembre en la capital alemana a lo largo de la avenida 17 de julio, que desemboca en la Puerta de Brandenburgo.

También el grupo católico crítico, “Somos Iglesia”, emitió un comunicado en el que solicita a Benedicto XVI reformas estructurales.

“El Papa tiene que saber que la mayoría de los católicos y católicas alemanes están hace tiempo de acuerdo sobre una serie de reformas”, enfatizó.

Entre ellas, figuran la abolición de “estructuras autócratas”, tal y como el fin del “celibato obligatorio”, indicó el texto.

Además “Somos Iglesia” propuso que las decisiones se tomen en la Iglesia con la participación de los fieles y no en forma autocrática, como hasta ahora.

Además demanda que las mujeres puedan ser sacerdotes y se reitera sobre una nueva moral sexual y el fin de la discriminación de homosexuales.

 

Los obispos alemanes confían en que en la visita papal no habrán enfrentamientos como en España

la seguridad, de los cuales se hará cargo la República Federal Alemana, ya que esta visita del Pontífice a Alemania es una visita oficial, ha sido invitado por el presidente Christian Wulff.

Publicado el viernes, 09 de septiembre de 2011.
Autor: Alessandro Alviani/Vatican insider.Fuente: Religión en Libertad.

 

A la polémica sobre el coste originado por la presencia de Benedicto XVI responden los obispos alemanes que restan importancia al asunto: "Libertad de opinión para todos"


Una señal para "dar fuerza y coraje" dirigida a la Iglesia Alemana que atraviesa "una fase difícil". Es la esperanza que el presidente de la Conferencia Episcopal Alemana y Arzobispo de Friburgo, Robert Zollitsch, tiene para la primera visita oficial de Benedicto XVI a su país natal en programa del 22 al 25 de septiembre. Dicho viaje "tiene lugar en el momento justo para dar fuerza a los hermanos y hermanas en Alemania", ha dicho Zollitsch durante una rueda de prensa en Berlín.

Sobre las críticas a los costes de la visita
El jefe de los obispos alemanes ha expresado su rechazo a las críticas realizadas al coste originado por la visita, que para la Iglesia alemana pueden oscilar entre los 25 y los 30 millones de euros, como ha comunicado el coordinador general del viaje, el padre Hans Langendörfer. 3,5 millones se gastarán sólo en Berlín. De ellos, 400.000 euros han sido invertidos en un altar que será usado durante la misa que será celebrada por Benedicto XVI en el Estadio Olímpico. A estos costes hay que añadir los que serán originados para la seguridad, de los cuales se hará cargo la República Federal Alemana, ya que esta visita del Pontífice a Alemania es una visita oficial, ha sido invitado por el presidente Christian Wulff.

El "Fondo Benedicto" para ayudas en el Cuerno de África
Los costes, son justificables para la Iglesia Alemana, ya que "una fiesta de fe que contará con la participación de 250.000 personas con cinco eventos diferentes y que dura cuatro días también cuesta dinero", ha recordado Zollitsch. "No disminuiremos los fondos destinados al Tercer Mundo a causa de la visita del papa a Alemania", ha añadido, anunciando también la creación de un "Fondo Benedicto" creado a posta para ayudar a la población afectada por la carestía en el Cuerno de África. Sobre la dotación del fondo, en el que irá a parar el dinero recogido en las colectas y no sólo, Zollitsch no ha dicho nada: "no hemos fijado una cifra específica".

Que "no se produzcan enfrentamientos como sucedió en España"
El jefe de la Conferencia Episcopal Alemana luego ha hablado de las protestas que han sido anunciadas dentro y fuera del Bundestag con ocasión del discurso del Papa a los diputados alemanes, previsto para el 22 de septiembre. Lo siento mucho por las protestas, pero el Pontífice "no se dejará impresionar", ha explicado.

En Berlín, la intervención de Benedicto XVI ante el Bundestag se percibe en parte como "problemática" pero miramos las protestas "con tranquilidad, ya que vivimos en un país en el que reina la libertad de opinión", ha hecho notar el arzobispo de la capital alemana, Rainer Maria Woelki. Sería mejor escuchar lo que el Papa tiene que decir antes del criticarlo, ha añadido. Lo importante es que las manifestaciones sean pacíficas y que "no se produzcan enfrentamientos como sucedió en España", ha explicado el coordinador Langendörfer en su encuentro con la prensa en Berlín.

Ante el Parlamento alemán
Respecto al contenido del esperado discurso ante el Bundestag, Zollitsch ha hecho referencia a una serie de posibles temas generales: la idea de Europa y el papel de Alemania como motor de integración europea, además de las relaciones entre Estado y Religión. En cambio, parece improbable que durante la visita se vaya a afrontar un tema bastante candente en Alemania: la exclusión de los divorciados de la comunión. Existe todavía la posibilidad de hablar sobre algunos puntos, "no queremos que se hable de este asunto en las calendas griegas, pero necesitamos tiempo para resolverlo de manera seria", ha sostenido Zollitsch en una entrevista concedida el 7 de septiembre al diario Die Welt.

Todavía no está claro si el Pontífice verá a algunas de las víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes y miembros de órdenes religiosas, un tema que en el último año ha concentrado el interés del mundo católico y no solamente en Alemania. Durante las anteriores visitas se han desarrollado encuentros muy discretos con las víctimas, por lo cual se podría pensar que esto suceda también el la República Federal, mero de momento no hay ninguna información que podamos comunicar al respecto, ha precisado Langendörfer.

Encuentro con Helmut Kohl
También ha hecho una revelación sobre un detalle que en Alemania ha despertado cierto interés: La entrevista entre el Papa y el excanciller cristiano-demócrata Helmut Kohl. Fue el Pontífice, quién, cuando se iniciaron los preparativos de la visita, expresó el deseo de encontrar a Kohl, ha dicho Langendörfer.

En Berlín, Turingia y Friburgo
En total, para los cinco acontecimiento públicos en Berlín, Turingia (en el Este de Alemania) y Friburgo, hay casi 245.000 personas inscritas. De ellas, más de 70.000 ocuparán un puesto en el Estadio Olímpico de Berlín, que estará lleno. De los países del extranjero llegarán 6.000 personas. Los más numerosos serán los franceses, con casi 2.500 fieles, que se concentrarán sobre todo en Friburgo, seguidos por los polacos (1.800, elegirán la mayor parte de ellos Berlín) y los italianos (1.200, la mayor parte de ellos irá a Friburgo, muchos optarán por Berlín, y pocos han elegido las citas de Turingia). Para la visita se usarán 620 kilómetros de cable y se pondrán 7.500 bombillas. Ya han sido preparadas, además, 2.500 hostias.

 

Berlín prohíbe carteles del Papa

El próximo 22 de septiembre, Benedicto XVI viajará a Alemania por tercera vez en su pontificado. Visitará el santuario mariano de Etzelsbach y las ciudades de Berlín, Erfurt y Friburgo de Brisgovia.

 Publicado el viernes, 09 de septiembre de 2011.
Autor: Redacción.Fuente: Minuto Digital.


 

Las autoridades de Berlín han hecho todo lo posible por prohibir que una organización católica despliegue unos grandes carteles de bienvenida al Papa, cuyo viaje está programado para finales de este mes, en el histórico distrito central de la ciudad.

Credo, un grupo sin ánimo de lucro, propuso reutilizar las vallas erigidas para la campaña de la canciller Angela Merkel, perteneciente a Unión Democrática Cristiana, antes de las elecciones regionales del 18 de septiembre, según informa la agencia France-Press.

Sin embargo, el martes un tribunal administrativo falló en contra de la propuesta, señalando que dichas vallas podían resultar antiestéticas, ser una distracción para los conductores y causar accidentes de tráfico.

Los grandes carteles de casi 10 m² no están permitidos normalmente en el distrito Mitte, sólo para las campañas electorales y por “razones de abrumador interés público”, que es determinado por las autoridades locales.

Credo, fundado por Christoph Lehmann, ha declarado que piensa apelar esta decisión.

El Papa presidirá más de dos docenas de actos, además de participar en varias reuniones privadas y almuerzos. Dará 18 discursos.

El Pontífice de 84 años de edad tiene programado encuentros con la canciller y el presidente de Alemania, con los líderes de las comunidades judías, musulmanas, ortodoxas y evangelistas, además de presidir un encuentro juvenil en el que se realizará una misa pública en el estadio olímpico de la nación.

 

 

 

Benedicto XVI irá a Alemania en septiembre

Sólo un tercio de los alemanes aprueba visita del Papa

La mayoría de los alemanes, poco más de 60 por ciento, es indiferente y no le parece ni bueno ni malo o simplemente no tiene una opinión formada, según un sondeo.


  EL UNIVERSAL
domingo 28 de agosto de 2011 

Berlín.- La visita del papa Benedicto XVI a su Alemania natal en septiembre próximo despierta poco entusiasmo entre sus connacionales, según se desprende de una encuesta encargada por DPA al instituto demoscópico YouGov.

Sólo 31,1 por ciento de los consultados están de acuerdo con que Benedicto viaje a Alemania entre el 22 y 25 de septiembre, mientras que 8,1 por ciento reprueban la visita del pontífice.

La mayoría de los alemanes, poco más de 60 por ciento, es indiferente y no le parece ni bueno ni malo o simplemente no tiene una opinión formada, señala el sondeo, dijo DPA. 

Por el contrario, la mayoría de los encuestados, un 65,9 por ciento, espera que la Iglesia Católica se transforme de manera radical, suprima el celibato sacerdotal obligatorio y fomente el encuentro del pontífice con víctimas de abusos por parte de sacerdotes.

Según trascendió, Benedicto planea un encuentro de este tipo por lo menos a modo de gesto simbólico, pero aún no se conocen detalles al respecto.

Entretanto, grupos opositores a la visita del Papa enfrentan dificultades para poder articular su rechazo.

Según consigna hoy el semanario "Der Spiegel", las autoridades de Berlín han denegado autorización a una llamada "Caravana hacia el Papa" que planeaba llegar hasta la Puerta de Brandemburgo, alegando motivos de seguridad.

También las autoridades de Friburgo y de Erfurt, donde el pontífice hará escalas, han prohibido marchas de protesta así como la instalación de puestos de información.

Agrega la revista que una alianza de 23 agrupaciones está juntando firmas para solicitar que se impida que el Papa firme en el Libro de Oro de la ciudad.

En Berlín, la red de 54 organizaciones no afines al Papa esperan reunir a entre 15.000 y 20.000 personas en una manifestación de protesta el 22 de septiembre mientras Benedicto se dirige al Parlamento alemán.

De acuerdo a los planes, la marcha estaría encabezada por una especie de papamóvil en el que viajaría un "antipapa" y una "antipapisa", seguidos de camiones con grupos de música y baile y bloques de bailarines vestidos de sacerdotes y monjas.

Comentar este post