Se radicalizan las protestas en Italia contra las medidas neoliberales del Gobierno

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

La policía italiana reprimió este miércoles a manifestantes que intentaban penetrar en el parlamento durante la jornada de huelgas contra las medidas neoliberales del gobierno del primer ministro Mario Monti.

Al menos dos personas resultaron heridas como consecuencia de la acción policial, reseñan medios de difusión locales.

Cerca de un centenar de pescadores estaban concentrados en las cercanías del congreso para expresar su malestar por el aumento de precio de la gasolina, y por la introducción en breve de una licencia de pesca por puntos.

Los manifestantes, procedentes de varias regiones del país, mostraban pancartas en las que se podían leer: “La Comunidad Europea naufraga” o “Las reglas del norte de Europa no sirven para el (mar) Mediterráneo”.

Desde la pasada semana, se suceden en Italia huelgas y protestas contra los severos recortes sociales impuestos por el gobierno tecnócrata y exigidos por el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Unión Europea (UE) y el Banco Central Europeo (BCE).

El lunes, los camioneros y taxistas en varias ciudades bloquearon carreteras en rechazo a las políticas de privatizaciones anunciadas por el gabinete de Monti.

Esa medida de fuerza genera tensiones, caos en el tránsito, cierre de fábricas, problemas de abastecimiento y sobreprecios, según fuentes oficiales.

Los cortes de rutas y autopistas prosiguen en la mayoría de peajes y accesos a las ciudades a pesar de las advertencias de la ministra de Interior, Annamaria Cancellieri.

“Seguimos con atención y firmeza las protestas, y estamos abiertos al diálogo, pero también a usar todos los instrumentos que la ley nos pone a disposición”, subrayó Cancellieri.

Por su parte, el gremio de camioneros, Transportes Unidos, anunció que continuarán la protesta hasta el próximo sábado en caso de que el Ejecutivo no se pronuncie con opciones favorables.

Los mercados italianos estaban abarrotados de personas ante el miedo al desabastecimiento de los alimentos, hecho que fue aprovechado por comerciantes para aumentar precios.

Varios sindicatos, entre ellos, el de los ferroviarios, planean unirse a las demostraciones contra la abolición, prevista en el decreto de desregulaciones, de la obligación de la empresa de adoptar un específico contrato.

El gobierno italiano promueve un régimen de libre competencia y abre el mercado al exterior, con el apoyo del capital privado.

PL/ LibreRed.Net

Comentar este post