Serco, la compañía más grande de la que nunca has oído hablar

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Encargados de diversas operaciones de transporte, seguridad, educación y tecnología militar en todo el mundo, Serco Group da la impresión de estar, taimadamente, al servicio del nuevo orden mundial y la élite más secreta

¿Has oído hablar de Serco Group? Probablemente no, pero es muy probable que alguna vez hayas usados sus servicios. Esta compañía que, con una vaguedad kafkiana, se define simplemente como una “proveedora de servicios”, extiende sus tentáculos a lo largo del mundo, particularmente entre los países anglosajones, pero con presencia en todos los continentes. Su exorbitante crecimiento, su espectral discreción, su gran diversidad de ámbitos de operación y su íntima relación con el gobierno británico generan una razonable duda sobre la naturaleza de esta empresa: ¿una especie de brazo del nuevo orden mundial o del gobierno secreto del planeta dedicado a implementar la supervigilancia global?
La mitad de los semáforos de Londres y todos los de Dublín son operados por Serco.
Si vas a sacar tu licencia para conducir en Ontario, Canadá, Serco es la compañía que  te aprobará o reprobará.
Son los controladores de tráfico aéreo más poderosos del mundo:  tienen 54 torres en Estados Unidos y controlan el tráfico aéreo en Bagdad, entre otros lugares. Serco supervisa el escuadrón aéreo de la Reina de Inglaterra.
Controlan el metro de Dubai y hasta el 2008 el de Copenhague.
Serco es el operador de prisiones privadas más grande del Reino Unido y son buenos haciéndolo: en una prisión aumentaron la capacidad más del 20% poniendo camas en los baños. En otra un adolescente de 14 años se suicidó luego de un enfrentamiento con sus guardias. Pero esto no significa que sean malos con los niños:, en Bradford manejan todas las escuelas distritales.
Serco es uno de los más grandes proveedores de “etiquetas electrónicas” para convictos puestos en libertad condicional.
Serco maneja el sistema de defensa balística británico, da servicio la Fuerza Naval británica, se encarga de  todo el programa nuclear, desde su creación hasta su seguridad. Pero esto no es todo. Esta compañía es tan buena administrando que hasta maneja el tiempo: tiene la concesión para llevar el reloj del Meridiano de Greenwich, la hora universal.
Desde 1994 Serco ha crecido en un 1200%. El secreto de su éxito, según su CEO, Christopher Hyman: escuchar a Dios.
Se podría pensar que manejar programas nucleares y de defensa militar debería de ser algo que mejor manejaría el gobierno, pero eso no es problema para Serco, cuya fuerza de trabajo está conformada por más del 80% de ex empleados del gobierno, borrando las líneas entre empresa y Estado (o imperio).
En Australia, Serco maneja todos los centros de detención de inmigrantes, tiene presencia en todas las bases militares, administra dos prisiones, trenes continentales y otros servicios más.
Serco provee servicios de mantenimiento al CERN, la agencia europea de física que desarrolló el Gran Colisionador de Hadrones.
Por todo esto Serco se erige como el emblema de una sinuosa corporación multinacional que todo lo penetra y cuya cabeza parece difuminarse en la cima de la pirámide.
Tomado de Pijamasurf

Etiquetado en Internacional

Comentar este post