Siete detenciones en el segundo intento de acampada en Berlín

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Se trata del segundo desalojo en una semana

Siete detenciones en el segundo intento de acampada en Berlín

Un grupo de indignados alemanas trató de acampar en la Alexanderplatz de Berlín la tarde del viernes. Siete personas fueron detenidas.


- Vídeo: Desalojo de las tiendas de campaña en Alexanderplatz

 


 

 


Carmela Negrete (Berlín, Alemania)
Domingo 28 de agosto de 2011.  Número 155
JPG - 208.2 KB
Foto: Acampada Berlín

El viernes por la tarde una manifestación de un centenar de alemanes indignados, inspirada por las protestas de los países árabes y del sur de Europa, trataron de montar un campamento en la plaza de Alexander en Berlín.

La semana anterior, el sábado 20 de agosto, ya habían intentado montar un campamento en el mismo lugar. Para ello habían preparado una fiesta en la cual se leyeron diferentes manifiestos políticos. El grupo español del 15M en Berlín expuso la situación española y varios indignados alemanes se subieron al escenario a hablar de los temas sociales que más les preocupan.

Tras la fiesta tuvo lugar una asamblea en la que invitaron a los presentes a quedarse y acampar en la plaza. En Alemania están permitidas las llamadas “manifestaciones espontáneas“, por las cuales se puede montar una manifestación sin el permiso oficial, siempre que esta tenga lugar de forma no planificada. La policía comunicó a los acampados que podían quedarse en el lugar, pero no acampar en el mismo, ya que “en una manifestación espontánea no está permitido dormir, ya que se trata de discutir temas políticos“. Así que el viernes 26, el medio centenar de indignados era despertado por los funcionarios en el momento en que alguno dormía.

El viernes por la tarde, en protesta por el hecho de no poder acampar en la plaza, tuvo lugar una manifestación desde la Puerta de Branderburgo hasta la plaza de Alexander, en la cual los indignados portaron las tiendas ya montadas y trataron una vez más de montar el campamento. Ésta vez la policía no se andó con contemplaciones y además de desbaratarlas, se llevó detenidos a siete de los manifestantes.

El grupo alemán de indigandos “Echte Demokratie jetzt“ (Democracia Real Ya) en Berlín lo componen un centenar de activistas que desde junio se reúnen en la plaza de Alexander cada miércoles y cada domingo y llevan a cabo una asamblea. No quieren identificarse con partidos ni con sindicatos. Pintan camisetas, hacen flyers.

Éste es su manifiesto:


"Estamos indignados por la forma en que los medios reportan sobre los movimientos sociales.
- Sobre el déficit de democracia
- Sobre la descomposición del estado social
- Porque nuestras voces no son oídas por los políticos
- Porque se lesionan los derechos humanos
- Por el pacto del euro
- Por el sistema financiero
- Por la intransparencia en los procesos políticos
- Por la política de aislamiento por el sistema Frontex y de expulsión de inmigrantes.


Nos mostramos solidarios con los movimientos internacionales que luchan por los derechos universales del hombre, por la justicia social, la protección del medio ambiente y la paz“.

En una de las asambleas, un señor con traje y corbata pasa por allí y les dice “¡Yo sí que estoy indignado!“. Les cuenta que no comprende cómo quieren poder hacer la revolución después de la masacre de Noruega. “Mensajes de ese tipo eran los que escribía el loco ultracatólico.” Antes de irse confiesa: “Yo también pensaba así, durante 20 años fui comunista”.

 

Tomado de

diagonal web

Comentar este post