Sindicatos de Portugal protestan contra recortes sociales y aumento de impuestos

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El proyecto de gastos para 2012, diseñado por el gobierno de Portugal y avalado por FMI, establece que los empleados y jubilados que cobran más de 1.000 euros tendrán que renunciar al pago extra de Navidad y el de mitad de año
 
Prensa Yvke Mundial/Agencias

Este jueves las dos principales confederaciones de sindicatos de Portugal protestaron contra los recortes sociales y el aumento de impuestos, implementado por el gobierno conservador luso como condición para obtener una "ayuda" económica del Fondo Monetario Internacional (FMI), del Banco Central Europeo (BCE) y de la Unión Europea (UE) ante la crisis financiera que vive ese nación.

La protesta, convocada por la Confederación General de Trabajadores de Portugal (CGTP)  y por la Unión General de Trabajadores (UGT), afectó el transporte público, paralizó por completo la recolección de basura y el reparto del correo, además muchos vuelos fueron cancelados, los trenes no hicieron sus trayectos y los servicios públicos se interrumpieron, reseñó un reporte de la agencia Télam.

El proyecto de gastos para 2012, diseñado por el gobierno de Portugal y avalado por FMI, establece que los empleados y jubilados que cobran más de 1.000 euros tendrán que renunciar al pago extra de Navidad y el de mitad de año.

"Con lo que está haciendo la 'troika'(UE, BCE y el FMI) en Portugal hay motivos para la huelga. Yo pago la seguridad social desde 1981. ¿Por qué me voy a quedar sin una parte de mi paga extra de Navidad?", se preguntó Carlos Silva, un obrero maquinista de 45 años.

La aplicación del paquete reducirá para el próximo año las inversiones en sanidad, vivienda y educación en 10%,  aumentará el impuesto al valor agregado y además abarca reformar leyes laborales para ampliar la jornada laboral en media hora.

"Los presupuestos para 2012 no tienen nada de lo que es fundamental para el país: respuesta al desempleo y a los problemas de las personas", aseveró el secretario general de la CGTP, Manuel Carvalho da Silva, quien junto a su homólogo de la UGT, Joao Proença, advirtió que el "violento recorte de salarios registrado tanto en el sector privado como en el público es una señal de crítica muy fuerte al empobrecimiento del país".

El gobierno de Portugal recibió 78.000 millones de euros a través de un paquete de ayuda del FMI y UE, por lo que está obligado a reducir este año su déficit público del 9.8% al 5.9%.

"Me corresponde a mí animar a los portugueses a la acción diaria para que contribuyan a transformar Portugal", expresó el primer ministro de Portugal, Passos Coelho.

Yvke

 

 

[Portugal] Éxito en la convocatoria de Huelga General: Los trabajadores paralizan todos los sectores y especialmente el transporte
El tráfico aéreo, los trenes y los servicios públicos estaban interrumpidos en una acción masiva contra la pérdida de empleo, la suba de impuestos y los recortes de salarios acordados entre Portugal y la troika. Entre y vea como transcurrió minuto a minuto la Huelga.
Kaos. Portugal | Prensa/Agencias/PCP | 24-11-2011

Greve geral com expressão nas ruas

PCP 

Ao grande trabalho feito para construir a grande greve geral, milhares de pessoas juntaram ainda o esforço de dar à luta uma forte expressão de rua, com concentrações e manifestações em Lisboa e mais de três dezenas de cidades e vilas, promovidas pelas estruturas distritais da CGTP-IN.

Na concentração em Lisboa, marcada para o Rossio, e na manifestação que dali partiu para a Assembleia da República, participaram esta tarde seguramente milhares de pessoas, notando-se, nos coletes vermelhos, nos autocolantes ao peito, nas bandeiras ou nos muitos rostos mal dormidos, que muitas delas compareceram ao protesto público depois de terem passado a noite e a madrugada em piquetes de greve.

Do Rossio, gritando palavras de ordem como «a luta continua, nas empresas e na rua», «a greve é geral, o protesto é total», «desemprego em Portugal é vergonha nacional», os manifestantes seguiram pela Rua do Carmo e Praça Luís de Camões, descendo depois a Calçada do Combro, até junto da Assembleia da República.

Do alto do passadiço do elevador de Santa Justa, à passagem dos manifestantes, foram lançados milhares de mini-panfletos, apelando à participação de todos na concentração já marcada pelas uniões de sindicatos de Lisboa e de Setúbal, da CGTP-IN, para quarta-feira, dia 30, frente ao Parlamento, no momento em que este procederá a votação final global do Orçamento do Estado para 2012.

No mini-comício sindical, frente à escadaria da Assembleia da República, o Secretário-geral da CGTP-IN saudou o esforço e o sacrifício de todos os que fizeram da greve geral uma acção de luta ainda de maior dimensão do que a realizada há um ano. Refutou os níveis de adesão à greve indicados por responsáveis do Governo e da CIP, contrapondo alguns exemplos de empresas privadas e serviços da Administração Pública. Manuel Carvalho da Silva recordou os objectivos desta greve geral – de luta contra a exploração e o empobrecimento, mas também com propostas para garantir um Portugal desenvolvido e soberano.

Por todo o País

Para o dia de hoje foram igualmente anunciadas concentrações, desfiles e manifestações em praticamente todos os distritos e nas regiões autónomas: no Porto; em Setúbal, Grândola, Alcácer do Sal, Barreiro, Santiago do Cacém e Sines; em Aveiro, Águeda, Santa Maria da Feira, São João da Madeira e Ovar; em Beja; em Braga e Guimarães; em Castelo Branco e na Covilhã; em Coimbra (onde ontem à tarde um protesto provocou o corte simbólico do trânsito na Ponte de Santa Clara); em Évora; em Faro; em Portalegre, Avis, Campo Maior e Nisa; em Santarém, Benavente, Torres Novas e Tramagal; em Vila Real; em Viseu; no Funchal, em Angra do Heroísmo e na Horta.

La jornada minuto a minuto: 

http://www.pcp.pt/greve-geral-2011


La Huelga General paraliza Portugal: ¡Éxito rotundo de los trabajadores!

Los trabajadores portugueses lanzaron una huelga general el jueves para protestar contra las medidas de austeridad exigidas a cambio de un rescate de la Unión Europea diseñado para mantener a la nación a flote y contener el deterioro de la crisis de deuda de la zona euro.

El tráfico aéreo, los trenes y los servicios públicos estaban interrumpidos en una acción masiva contra la pérdida de empleo, la suba de impuestos y los recortes de salarios acordados entre Portugal y la troika de prestamistas formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

Todos los vuelos internacionales hacia y desde Lisboa y Oporto fueron cancelados durante las 24 horas de huelga, según el sitio web de la autoridad de aeropuertos ANA, y sólo operaban servicios mínimos que conectan a Portugal continental con las islas de Madeira y Azores.

"¡La huelga es general, el ataque es global!", gritaban los manifestantes en el aeropuerto de Lisboa, en referencia a lo que los sindicatos acusan como un ataque contra los derechos de los trabajadores.

El Gobierno de centroderecha de Portugal debe cumplir con las condiciones de la UE para recibir un rescate de 78.000 millones de euros (100.000 millones de dólares), en medio de su peor crisis económica en décadas.

El anterior Gobierno socialista colapsó en marzo luego de que no obtuvo el apoyo del Parlamento a su propio paquete de austeridad y tuvo que pedir el rescate.

En Oeiras, en las afueras de Lisboa, la policía tuvo que escoltar a camiones municipales de basura en medio de un grupo de manifestantes, pero no hubo reportes de violencia. Las cortes ordenaron que se presten servicios públicos esenciales a lo largo de la jornada de protesta.

"Con lo que está haciendo la troika aquí, creo que tenemos motivos para la huelga. Pago mi seguridad social desde 1981, ¿por qué me voy a quedar sin una parte de mi bono de Navidad? Creo que está mal", dijo Carlos Silva, un mecánico de 45 años.

Portugal fue el tercer país de la zona euro en pedir un rescate, después de Grecia e Irlanda, y ahora se dirige a su recesión más profunda desde que volvió a la democracia en 1974. Se prevé que su economía se contraerá un 3 por ciento el próximo año.

En su campaña para reducir el déficit fiscal y la deuda, el Gobierno ordenó impopulares medidas como recortes de las bonificaciones de fin de año para todos los trabajadores este año y cancelaciones de los bonos de fin de año y vacaciones para todos los empleados públicos en el 2012.

Durante semanas, han proliferado los carteles en las calles de Lisboa instando a los trabajadores a ir a la huelga, mientras el Gobierno insiste en que no hay alternativa al doloroso paquete de austeridad.

El primer ministro, Pedro Passos Coelho, quien llegó al poder en junio, dijo que la prioridad del país es vencer la crisis de la deuda.

"Me corresponde a mí tratar de movilizar a los portugueses cada día para que contribuyan a la transformación de Portugal", declaró.

Si bien los portugueses no tienen una tradición de protestas violentas, la perspectiva de las duras medidas de austeridad, que entrarán plenamente en vigor el año que viene, podrían avivar el apoyo y hacer que la huelga sea significativamente mayor que la que se celebró el año pasado.


Huelga General en Portugal

Por causa de la llamada “crisis”, el gobierno de Passos Coelho/Paulo Portas aprobó la mayor ofensiva contra los salarios, los valores de las jubilaciones y los derechos de los trabajadores y de la población.

Los recortes en los servicios de salud y en la enseñanza pública, el aumento de todos los impuestos y tasas (en la alimentación, en la vivienda, en los peajes de las carreteras), el brutal aumento de los transportes, de la electricidad y del gas, además del robo de 2 salarios (13º y subsidio de Navidad) y de la mayor disminución de los salarios mensuales de la administración pública, afectando a millones de trabajadores, son motivos de indignación y revuelta popular.

Como si este brutal ataque no bastase, los capitalistas y banqueros quieren más y aprovechan la ocasión para exigir alteraciones en las leyes laborales para permitir el despido sin causa justa y reducir a casi nada las indemnizaciones pagadas a los trabajadores despedidos. De parte del gobierno, estas alteraciones son bienvenidas e, incluso, agravadas con una menor duración del seguro de desempleo, como si fuese fácil encontrar trabajo en un país que ya tiene casi 1 millón de desempleados.
La situación es de profunda indignación para los pobres y trabajadores, a la vez que los ricos continúan siendo cada vez más ricos, dentro y fuera del gobierno. Es hora de que esta indignación se transforme en revuelta. Y el día de la huelga general, convocada para el 24 de noviembre, es más una oportunidad de sacar a las calles nuestra revuelta por el robo que nos están imponiendo, queriendo que seamos nosotros los que paguemos una deuda que fue usada por los capitalistas y sus gobiernos para llenar sus cofres y cuentas bancarias y continúen viviendo como reyes, mientras millones de trabajadores y pensionistas pasan por situaciones de miseria.
Esta deuda no es nuestra y por eso debemos exigir la inmediata suspensión de su pago, tal como fue votado en la manifestación del 15 de octubre, en la asamblea popular que reunió a miles de manifestantes en Lisboa y ocupó la escalinata del Parlamento, en São Bento.
El día 24 de noviembre será el día en que millones de trabajadores participarán de la huelga general, en las empresas y servicios, pero también en la calle, en concentraciones y manifestaciones. En este sentido, la manifestación para ese día, convocada por los movimientos que organizaron el 15 de octubre en Lisboa, deberá ser la manifestación unificadora de las indignaciones de los trabajadores de varios sectores, de los precarizados, de los desempleados y de la juventud estudiantil. Será también la expresión de este descontento que dará mayor garantía de continuidad de las protestas y de la lucha hasta la derrota de la política de este gobierno y de la troika.
La actual política, seguida por varios gobiernos de la Unión Europea, conduce a la mayor parte de los trabajadores al hambre y a la pobreza, sea en Portugal, en Grecia, en España o en Irlanda. Es urgente combatir esta política y este tipo de UE al servicio del capital y que provocó la crisis.
Ante la crisis que afecta a Europa, la respuesta de los trabajadores también tiene que encaminarse hacia la unificación de toda Europa. Si las viejas centrales sindicales y las izquierdas parlamentarias no dan respuesta, lo que es necesario es dar aliento a los nuevos movimientos de contestación que están surgiendo por Europa y por el mundo y que pueden asumir una dinámica anticapitalista.
Traducción: Laura Sánchez
http://www.litci.org/artigos/46-portugal/2933-todos-a-la-huelga-general-de-24-de-noviembre

Comentar este post