Siria ¿la nueva Libia?

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El interés comunicacional que hoy está teniendo los diversos sucesos que se desarrollan en Siria no deja de traernos a la memoria lo acontecido ya en Libia. Lo iniciado como una simple manifestación ciudadana vemos luego terminar en un verdadero pandemónium tanto comunicacional como popular.

Si tratamos de ver hoy la etapa en la que Siria está en comparación con lo ocurrido con Libia veremos que está en una etapa media: clara identificación de la zona rebelde (Ciudad de Homs) - ayuda militar a los “rebeldes”– salida de funcionarios diplomáticos – y un “revés” del organismo multilateral de la ONU.

La ofensiva mediática que hoy está teniendo los sucesos en Siria ahora deja en claro que se ha pasado a toda una ORQUESTACIÓN mediática a favor de los intereses de Occidente, dejando un claro mensaje al receptor: el pueblo sirio está “indefenso”, los “rebeldes” también, el nuevo “Bengasi” se llama “Homs”, y la ONU se ha vuelto un “obstáculo” para poder actuar e ir a “salvar” al “pueblo sirio”; ya lo que haga EEUU y sus aliados por “debajo de la mesa” sería toda una acción “heroica”, “necesaria” y “humanitaria”.

Si ponemos sobre la mesa las dos opciones que tiene Occidente para “sacar del medio”, como lo son Irán y Siria, veremos que la opción por Siria es la opción que más “madura” está sobre la mesa, –eso comunicacionalmente hablando.

Sin embargo, la opción segunda se ve frenada un tanto por los intereses que Rusia tiene en Siria. Recordemos que Rusia, además de poseer una base naval en territorio sirio, mantiene un fluido negocio de armas con Siria. Así que no hay que ver ese “detalle” como un simple detalle.

Por otra parte, la primera opción, Irán, que comunicacionalmente nos hace recordar a lo acontecido con las supuestas “armas de destrucción masiva” de Irak, hoy está un tanto frío mediáticamente en comparación con lo que hoy nos muestran que está ocurriendo en Siria.

No obstante, la primera opción se podría especular que podría estar siendo frenada por los fuertes intereses que mantiene China con Irán, principalmente relacionados con el Petróleo. Pero aquí salta un factor que con respecto a Siria, EEUU no lo tiene: Israel es el más interesado en sacar del “juego nuclear” a Irán y a su vez no tiene ese mismo interés fanático por Siria.

Por lo que quedaríamos nuevamente con dos opciones:

1- Israel hace el trabajo sucio de atacar a Irán y a la vez deja que EEUU pueda amortiguar cualquier choque político que pueda tener con China

2- o bien, se logre limar algunas “asperezas” entre EEUU y Rusia, para así EEUU tener luz verde junto con sus aliados para intervenir “humanitariamente” en Siria… –se entiende esta última parte ¿verdad?

Difícilmente se habría de optar por las dos opciones a un mismo tiempo.

La primera opción es la más factible y la menos engorrosa, ya que entrar con China al cuadrilátero no es lo mismo que entrar con Rusia. China aún no ha madurado su despliegue militar como sí lo ha venido Rusia.

¿El despliegue militar ruso en las costas de Siria correspondería más a una “ilusión táctica” para demostrar o bien alardear cierta fuerza y así hacerse parte importante de alguna futura “negociación” con la parte beligerante? ¿Esas “negociaciones” se verán en un futuro cercano reflejados en una “abstención” desde un órgano multilateral como la ONU?

Si EEUU y Rusia llegaran a algún acuerdo tras bambalinas ¿cuánto habrá de faltar para que se empiece a votar por una “zona de exclusión aérea” en Siria?

¿Se estará desviando la atención con lo que sucede en Siria para ocultar la verdadera opción o intención que más se tiene en mente?

No nos sorprendamos si la “elegida” mañana sea al final Irán. Porque será Irán la “elegida” si antes no le da la espalda Rusia a Siria.

 

 


Anexo:

Pequeño ejercicio para la casa. ¿Quien es el personaje que aparece constantemente en estas fotos que publica el diario El País?

TIFF - 96.5 KB

http://internacional.elpais.com/int…

TIFF - 98.7 KB

http://internacional.elpais.com/int…

 

 

Etiquetado en Zona de conflictos.

Comentar este post