¿Son Defendibles las Centrales Nucleares?

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Los defensores de la energía nuclear tienen básicamente dos únicos argumentos serios: 1) Las centrales nucleares son “seguras”, y 2) las necesitamos para nuestro modo de vida. Tienen razón… PERO:

1) Como se dijo en los “Argumentos Aplastantes CONTRA la Energía Nuclear“, la energía nuclear es “razonablemente segura”. Son más seguras aún que afirmar que no te va a tocar el primer premio de la lotería. Haz la prueba… verás que no te toca… Las centrales nucleares son una LOTERÍA: Hay gente que “juega” porque le puede tocar, y hay gente que “no juega” porque es muy difícil que te toque. Los dos argumentos son válidos.

El problema GORDO con la LOTERÍA NUCLEAR, es que si nos “toca”… si toca un accidente, no sólo les toca a los que “juegan”, a los que QUIEREN esa energía, sino que nos toca a todos, incluso a quienes ni siquiera disfrutaron de la energía que se generó nuclearmente: Es extremadamente INJUSTO que nos obliguen a TODOS a “jugar” a la LOTERÍA NUCLEAR. No podemos controlar los imprevistos, y lo demuestra la demasiado larga lista de accidentes nucleares civiles (sin contar los que hayan sido silenciados). Si para conducir un coche hace falta un seguro… ¿Por qué no hay seguro para las centrales nucleares? ¿Quien asume la responsabilidad de un accidente? La energía nuclear es cara aunque se están ahorrando estos costes que son imprescindibles.

2) Respecto al segundo argumento, el hecho de “necesitar” las centrales nucleares para nuestro modo de vida, es un argumento muy sólido (no para España que “sólo” tiene 8 reactores). Lo que hay que poner en duda es si necesitamos ese “modo de vida” y, más aún, si ese “modo de vida” es justo y conveniente (si es SOStenible). Es posible que no podamos renunciar a las nucleares si queremos seguir llevando el mismo estilo de vida crecientemente DERROCHADOR y CONSUMISTA: De hecho, este es, en mi opinión, un PROBLEMA MÁS GRAVE AÚN QUE LAS NUCLEARES.

Nadie pide que se cierren las nucleares y que sigamos consumiendo “a lo loco”… Los japoneses necesitan sus decenas de reactores nucleares (55 antes de Fukushima) si quieren vivir despilfarrando energía… pero entonces… ahora tienen los problemas que sus políticos les han buscado, y que ellos han aceptado para vivir cómodamente. Es muy complicado predecir terremotos y tsunamis, pero en cualquier momento puede ocurrir uno peor que el de Japón: ¿se arrepentirán entonces o asumirán su decisión? ¿China y Corea también asumirán dicha decisión por parte de Japón?. Nuestra opinión sobre las nucleares no puede depender de si ocurren o no accidentes que pongan en jaque algún reactor nuclear. Los políticos son los que están a favor de esta energía. La gente está en CONTRA de las nucleares (demostrado por los miles de firmantes YA de la petición a ZP de Greenpeace).

Las energías renovables son viables, pero no podemos apostar por las renovables y continuar consumiendo de forma creciente. Ya no sirve el “Desarrollo Sostenible“, sino que hay que apostar primero por la “SOStenibilidad“, y luego por el “Desarrollo“. De ahí, los intelectuales que se unen cada vez más a la corriente del Decrecimiento. Una política energética de futuro planteará cerrar las centrales nucleares, pero A LA VEZ reducir nuestro consumo (evitando su perverso efecto rebote), reducir la contaminación lumínica, usar más energía solar, dejar de construir autovías y correr menos con el coche, hacer turismo más responsable, ser más vegetarianos (como dijeron Riechmann, De Jouvenel, o Georgescu-Roegen, entre otros muchos…), proteger nuestra biodiversidad (y los ríos…), potenciar las democracias (como también dijo el Nobel de economía indio A.K. Sen)… en definitiva: reducir nuestra huella ecológica y seguir, si se puede, los consejos de la CADENA VERDE. Si no hacemos lo anterior… ni cerrar las nucleares nos va a salvar del desastre (incluyendo el mayor problema de la humanidad). Se puede vivir bien… con menos.

Los demás argumentos para defender las nucleares son falsos o con escaso fundamento. Las energías renovables, aunque fueran más caras, son el único futuro por el que tenemos que apostar. La LOTERÍA de las RENOVABLES es más rentable. En particular, la eólica-marina creemos que tiene un gran futuro, y la solar fotovoltaica está mejorando su eficiencia de forma estupenda (y en caso de tsunami no hay riesgo nuclear: garantizado). Las nucleares son ya parte de un negro pasado, que poco a poco morirá, por su propio peso. La cuestión es cuántas vidas se llevará antes, y después, de morir (por los cementerios nucleares).

Eco cosas

Etiquetado en Salud y Medio Ambiente

Comentar este post