Tarragona: Ecologistas en Acción pide el cierre definitivo de la central nuclear de Ascó después de que 14 operarios hayan sido contaminados por agua radiactiva del circuito primario

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

14 operarios de Ascó contaminados por agua radiactiva

Ecologistas en Acción pide el cierre definitivo de la central nuclear de Ascó después de que 14 operarios hayan sido contaminados por agua radiactiva del circuito primario.

La apertura accidental de una válvula del circuito primario mientras se procedía a la calibración de un de los cuatro canales de recirculación semiautomática desde los sumideros del edificio de contención ha esparcido unos 25 m³ de agua radioactiva que ha alcanzado a 14 operarios que participaban en las tareas de recarga de Ascó I, alcanzándoles el agua radioactiva a los tobillos.

Aunque se ha procedido a la evacuación de los operarios del área contaminada, así como a la retirada del calzado contaminado y a los controles radiológicos que en principio descartan contaminación radioactiva interna, se trata de un accidente sumamente grave ya que existe un riesgo inherente para la salud de los trabajadores por la dispersión inevitable de material radioactivo.

A pesar que el circuito primario disponga de filtros de resinas de intercambio iónico que tienen como función la retención, a priori, de la radioactividad, existen tres tipos de isótopos radioactivos que pueden escapar al filtraje. Concretamente se trata del tritio, el iodo 131 y el cesio 137, los cuales también han sido liberados en el accidente de Fukushima.

Por otro lado aunque se ha comunicado la retirada del agua contaminada del pozo seco, no se ha determinado cual ha sido su nuevo destino.

Para Ecologistas en Acción se trata de un accidente, por mucho que el operador haya declarado que “se trata de un procedimiento no muy adecuado”, por ello y ante los múltiples sucesos que se están produciendo en la central nuclear de Ascó, Ecologistas en Acción demandará una investigación al CSN.

No obstante y ante la más absoluta ausencia de seguridad en Ascó, Ecologistas en Acción exige nuevamente el cierre inmediato de la central, es por ello que pide que no se renueve la licencia de explotación cuyo vencimiento se produce a finales de este año para los dos grupos.

Ecologistas en acción

 

ACCIDENTE EN TARRAGONA

La central nuclear de Ascó vierte 25.000 litros de agua contaminada

El vertido se produjo en el interior de la planta y empapó los pies a 14 operarios, que no sufrieron daños

Greenpeace denuncia que el incidente demuestra que la instalación no es segura

Sábado, 30 de abril del 2011 

La central nuclear de Ascó (Tarragona), parada por recarga de combustible, ha sufrido un vertido de unos 25.000 litros de agua contaminada desde el sistema de refrigerante primaria hacia el sumidero del edificio de contención, sin repercusiones en los trabajadores ni el medio ambiente, según ha notificado la planta al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Imagen del municipio tarragonés de Ascó con la central nuclear al fondo. GUSTAU NACARINO | REUTERS

El vertido tuvo lugar el jueves durante la calibración de uno de los cuatro canales de la recirculación semiautomática, proceso durante el cual se produjo la apertura no deseada de una válvula motorizada de aislamiento de los sumideros.

El agua, que en ningún momento salió al exterior, mojó el calzado de 14 trabajadores que estaban por la zona. Estos operarios fueron sometidos inmediatamente a un control radiológico que no registró niveles de contaminación.

Tras el accidente, los responsables de la central tomaron las medidas radiológicas reglamentadas que no detectaron ningún incremento en las lecturas de los monitores situados en la zona por lo que decidieron continuar con las actividades del programa de recarga de la planta.

Inspección del CSN

El CSN enviará en los próximos días una inspección reactiva para investigar las causas del suceso, aunque ha insistido en que el incidente no ha tenido repercusión en los trabajadores de la planta, la población o el medio ambiente.

Sin embargo, la organización ecologista Greenpeace ha señalado que este nuevo accidente demuestra que la central no es segura y que cuantos más años pasan, más incidentes se producen. Asimismo, han alertado de que si la planta hubiera estado en funcionamiento cuando se produjo el vertido las consecuencias podrían haber sido graves ya que podría haber afectado la refrigeración del reactor.

 

El Periódico de Catalunya

Etiquetado en Salud y Medio Ambiente

Comentar este post

malcolm allison 05/05/2011 21:27






.





.





Lobby pronuclear: Andalucia tendra una central nuclear si o si !!!!


.