Testigo de causa de DDHH aparece en Argentina

Publicado en por Atea y sublevada.


El testigo de una causa por delitos de lesa humanidad durante la dictadura argentina, Víctor Martínez, apareció la madrugada de este jueves. No se sabía nada de él desde la tarde del lunes.


NOTA CON AUDIOS




  Apareció. Testigo de causa de DDHH  
Apareció. Testigo de causa de DDHH 




Víctor Martínez es testigo en la causa por la muerte en 1977 del obispo Carlos Ponce de León.

Había sido visto por última vez el lunes pasado a las 14 horas, cuando salió de su casa del barrio porteño de Palermo hacia una escribanía a la que nunca llegó, según denunció la familia.

La abogada de Martínez, Gabriela Scopel, informó que el testigo fue hallado la madrugada de este jueves "en la avenida Rivadavia y Acoyte", en el barrio porteño de Caballito.

Desde allí lo llevaron a la comisaría 11 y posteriormente fue trasladado al Hospital Durand, donde "le hicieron los análisis de rutina".

Scopel informó que Martínez se encontraba bajo los efectos de "ansiolíticos o de alguna droga que le impedía caminar correctamente porque le afectaba el equilibrio".

Además, dijo que "estaba muy confundido y balbuceante".

Y detalló que lo único que el testigo pudo relatar fue que "lo tuvieron en una habitación, que lo trataron bien, que no le pegaron, que le daban de tomar pastillas y que le decían qué tenía que decir".

Ponce de León murió en circunstancias sospechosas en un supuesto accidente automovilístico el 11 de julio de 1977, en plena dictadura militar, cerca de la ciudad bonaerense de Ramallo.

En la investigación por la muerte, en la cual Martínez declaró como testigo, el principal imputado es el ex teniente coronel Manuel Fernando Saint Amant, procesado en varias causas de desaparición forzada de personas. (PÚLSAR)

 


gf
21/04/2011

 

Agencia Púlsar

Audios disponibles:

Gabriela Scopel, abogada de Víctor Martínez (aparición)

 

1 min 12 seg. (571 KB) archivo mp3

separador

TESTIGO POR LA CAUSA DE LA MUERTE DEL OBISPO PONCE DE LEÓN

Apareció Víctor Martínez


(AW) Había desaparecido el lunes 14, cuando salió de su casa hacia una escribanía a la que nunca llegó, denunció la familia. Su abogada, Gabriela Scopel, confirmó que estaba "bajo los efectos de ansiolíticos o de alguna droga que le impedía caminar correctamente" y que sólo alcanzó a contar que "lo tuvieron en una habitación, que le daban de tomar pastillas y que le decían qué tenía que decir".

Reproducimos la nota de Página 12

 

 


 

FUE ENCONTRADO ANOCHE EL TESTIGO VICTOR MARTINEZ
"Estuvo encerrado en una habitación y le daban de tomar pastillas"
"Apareció anoche, gracias a Dios con vida", confirmó Gabriela Scopel, abogada de Víctor Martínez, el testigo en la causa por la muerte en 1977 del obispo Carlos Ponce de León. Scopel relató que Martínez estaba "bajo los efectos de ansiolíticos o de alguna droga que le impedía caminar correctamente" y que sólo alcanzó a contar que "lo tuvieron en una habitación, que le daban de tomar pastillas y que le decían qué tenía que decir".
"Estaba muy confundido y balbuceante", señaló Scopel, quien detalló que, en ese contexto, lo único que el testigo pudo relatar fue que "lo tuvieron en una habitación, que lo trataron bien, que no le pegaron, que le daban de tomar pastillas y que le decían qué tenía que decir". En diálogo con Télam, la letrada consignó que Martínez "apareció anoche, gracias a Dios con vida, bajo los efectos de ansiolíticos o de alguna droga que le impedía caminar correctamente porque le afectaba el equilibrio".
Según precisó la abogada, Víctor Martínez fue hallado anoche "en la avenida Rivadavia y Acoyte", en el barrio porteño de Caballito, y desde allí se comunicó telefónicamente con su esposa. Luego, indicó la abogada, "alguien tuvo la gentileza de dejarlo en la comisaría 11", ubicada en la avenida Diaz Vélez al 4600, y posteriormente fue traslado al Hospital Durand, donde "le hicieron los análisis de rutina".
"Seguramente los análisis de sangre determinarán qué sustancia le fue suministrada", sostuvo Scopel, quien también consignó que Martínez apareció sin los anteojos que utilizaba en forma permanente. Por otro lado, la letrada indicó que el testigo descansaba esta mañana junto a su familia en su casa del barrio porteño de Palermo.
Martínez, de 52 años, había sido visto por última vez el lunes a las 14, cuando salió de su casa hacia una escribanía a la que nunca llegó, según denunció la familia. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner ordenó que todas las fuerzas de seguridad trabajaran para localizarlo, según informó ayer el ministro de Justicia, Julio Alak, en una conferencia de prensa en la que distribuyó una fotografía del testigo y pidió colaboración de la población.
La ministra de Seguridad, Nilda Garré, por su parte, había ordenado la creación de una división especial integrada por la Superintendencia de Interior y Delitos Federales Complejos para investigar la desaparición y habilitó una línea telefónica especial para recibir información.
El obispo de San Nicolás Ponce de León murió en circunstancias sospechosas en un supuesto accidente automovilístico el 11 de julio de 1977, en plena dictadura, cerca de la ciudad bonaerense de Ramallo. En la causa que investiga esa muerte, Martínez declaró como testigo y el principal imputado es el ex teniente coronel Manuel Fernando Saint Amant,


 

AGENCIA DE COMUNICACIÓN  RODOLFO WALSH

#####################=======<>=======#######################

Comentar este post

Mercenario | sexshop 10/18/2011 12:43



Militares asesinos tratan de quedar impunes