Testimonio de un ex soldado israelí

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Un ex soldado israelí habla de la violencia que presenció y cometió durante su servicio militar en Hebrón. Como miembro de Breaking the Silence (BTS), el soldado espera ayudar a la opinión pública israelí mostrando el costo que pagan tanto palestinos como israelíes por la ocupación

2011-11-25 / Fuente: Emma Mancini, Centro de Información Alternativa (AIC) (Traducción: Palestinalibre.org)

 

Un soldado israelí detiene a los niños palestinos en Cisjordania (Foto: Flickr / PSP Fotos)

 

Avichai es un judío israelí de 27 años que vive en Jerusalén. Como la mayoría de los israelíes, fue reclutado por el ejército cuando terminó la escuela secundaria. El año 2001, durante la segunda Intifada, Avichai fue asignado a una unidad militar que estaba instalada en las colinas del sur de Hebrón, en medio de territorios palestinos ocupados.

Avichai relata al Centro de Información Alternativa (AIC) sobre su estancia en el ejército: "En los primeros siete meses de entrenamiento, nos enseñaron a disparar, cómo allanar casas, cómo dispersar a una multitud. Pero una vez en Hebrón, comprendí que no sabía nada, yo no sabía cómo empezar. "

Explicó que los soldados no siempre reciben órdenes específicas de sus altos mandos, "Así que cada soldado se adapta al comportamiento de sus compañeros."

"Nos dejaban días enteros sin nada que hacer. Con el fin de escapar del aburrimiento, encontramos una solución: atacar aldeas, lanzando piedras y granadas contra los edificios, devastando casas, arrestando a los hombres en la calle. Como un ​​videojuego. "

Los soldados a veces pasaban su tiempo golpeando a detenidos: "Una vez detuvimos a un hombre que se pensaba era responsable de la muerte de colonos judíos", continúa Avichai, "le golpeamos y dimos patadas y me decía a mi mismo: 'esto es lo que hay que hacer, mató a mi gente.'”

“Hacíamos lo mismo con todos, con cada palestino. Dimos golpizas a niños. Les encerrábamos en pequeños espacios durante días, solamente por lanzar piedras. Detuvimos a personas sin ninguna razón, solamente para debilitar la resistencia de los palestinos."

La atmósfera de violencia y machismo a veces conduce a los ex soldados a quitarse la vida: Avichai comenta: "El suicidio es la principal causa de muerte de ex soldados de las FDI". "El suicidio mata más que el conflicto palestino-israelí".

Años más tarde, Avichai está obsesionado con su servicio militar. "El horror de los gritos de los hombres palestinos que golpeé, el dolor de las mujeres cuyas casas destruí, me atormentan. No puedo hacerlos retroceder. "

Hace tres años, Avichai encontró un modo de enfrentarse con sus recuerdos: Breaking the Silence (BTS). La asociación fue creada en 2004 por ex soldados. Desde entonces, se han recogido los testimonios de más de 700 hombres y mujeres que, como Avichai, sirvieron en el ejército israelí.

La organización espera ayudar a la opinión pública israelí a ver lo que está sucediendo en los territorios palestinos ocupados. "Al principio, nuestro objetivo principal era llevar Hebrón a Tel Aviv, para mostrar a los israelíes cual es verdaderamente la situación en Cisjordania ", dice Avichai. "Ahora, nuestro siguiente paso es llevar Tel Aviv a Hebrón."

A través de BTS, ex soldados realizan viajes en Cisjordania para ayudar a aumentar la conciencia pública acerca de la brutalidad de la ocupación. La organización está particularmente interesada en el realizar los viajes con jóvenes israelíes que están a punto de entrar en el ejército.

"Antes de ponerme el uniforme", recuerda Avichai: "Yo no tenía la menor idea acerca de la realidad en el otro lado, en Palestina. Esa la consecuencia más peligrosa de la propaganda israelí: la mayoría de mis conciudadanos forma sus ideas y basan sus opiniones en la ignorancia. Les traemos a las colinas del sur de Hebrón para mostrar el dolor del cual Israel es responsable".

Palestina Libre

Etiquetado en Zona de conflictos.

Comentar este post