Testimonios de violaciones a derechos indígenas en Costa Rica con motivo de la visita del Relator Especial de la ONU

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Ojos que sí ven

Testimonios de violaciones a derechos indígenas en Costa Rica con motivo de la visita del Relator Especial de la ONU

Descargar: MP3 (8 MB)

Un megaproyecto hidroeléctrico amenaza a diversas comunidades en el sur de Costa Rica, lo cual motivó la denuncia internacional de la situación ante el Relator Especial sobre Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas de la ONU. Compartimos una producción de Radio 8 de Octubre.

El pasado 26 de abril se realizó en el Territorio Indígena de Térraba, ubicado en la zona sur de Costa Rica, una reunión de 600 personas procedentes de los diferentes pueblos indígenas del país, entre ellos Bribris, Cabécares, Bruncas, Ngöbes, Malekus y Térrabas. Además, asistieron representantes de los pueblos Teribe y Ngöbe Buglë de Panamá, indica el comunicado emitido por la organización de la actividad.

El llamado de los pueblos indígenas fue realizado por el pueblo Térraba, y uno de los objetivos de la actividad era denunciar las numerosas violaciones a sus derechos ante el Relator Especial sobre Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas de la ONU, James Anaya.

El motivo central de la reunión entre los y las representantes indígenas y James Anaya, fue la exposición de los impactos negativos para las comunidades indígenas con la construcción e instalación del Proyecto Hidroeléctrico Diquís.

Este proyecto es dirigido por el Estado de Costa Rica, mediante el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), y se enmarca como parte de la infraestructura que se levanta en nombre del “Plan Puebla-Panamá”, conocido ahora como “Plan Mesoamérica”.

Se trata de una de las construcciones más grandes que ha realizado el Estado y se pretende ejecutar en la cuenca del Río Térraba, desplazando diez comunidades e inundando cerca de 900 hectáreas de territorio indígena de Térraba y China Kichá.

El fin es generar 650 megavatios de capacidad instalada, para satisfacer una supuesta demanda nacional en 2018, a pesar de que múltiples estudios señalan el superávit energético que presenta Costa Rica actualmente.

Territorios y autonomía

Las y los indígenas térrabas denuncian que se han estado ocupando tierras de manera ilegal dentro de su territorio, donde la empresa ha instalado maquinaria pesada, bodegas, galerías, oficinas, ha excavado túneles y ampliado caminos, dentro de otras obras que han violentado la integridad de su territorio y su autonomía.

Además, estas obras se desarrollan sin ningún espacio de consulta a las comunidades afectadas, ni los respectivos Estudios de Impacto Ambiental ante la Secretaría Técnica Nacional, como ya han denunciado en repetidas ocasiones los y las pobladores de este lugar.

Samir Rivera, una niña indígena térraba, durante la actividad del 26 de abril, expone su preocupación al ver la llegada de los blancos que les quitan sus tierras y matan sus bosques.

Otra mujer indígena, de Arenal de Talamanca, durante la misma actividad, llama a todos los pueblos indígenas de Costa Rica a unirse para que luchen como sus antepasados para defender sus tierras de los conquistadores.

En su lengua originaria primero y luego expresándose en castellano, Evelyn Sixtro señaló que la lucha de las comunidades pone la mira en el futuro de las generaciones por venir.

Misión cumplida

Además, en una entrevista realizada al joven indígena térraba, Byron Reyes, apuntó que estas violaciones tienen como principal objetivo la instalación del Proyecto Hidroeléctrico Diquís, el despojo de tierras dentro de los mismos territorios indígenas en todo el país y los oídos sordos ante la necesidad de aprobar la Ley de Autonomía de los Pueblos Indígenas la cual lleva ya una historia de 17 años de lucha.

Byron se mostró muy satisfecho acerca del trabajo de esclarecimiento sobre el Relator de Derechos Indígenas en torno al avasallamiento de comunidades en Costa Rica.

“Desde la comunidad indígena de térraba y demás pueblos indígenas presentes en esta actividad denunciamos el irrespeto por parte del Proyecto Hidroeléctrico Diquís, quien está ocupando ilegalmente y sin consentimiento libre, previo e informado, tierras dentro del Territorio Indígena de Térraba y exigimos su retiro inmediato y la paralización de todas sus actividades”, culmina diciendo el comunicado emitido desde la organización.

Foto: http://www.elpais.cr/

Producción de Radio 8 de Octubre para Radio Mundo Real.

Nota relacionada: http://radiomundoreal.fm/Mala-fe

(2011) Radio Mundo Real

Etiquetado en Pueblos originarios.

Comentar este post