Transgénicos ya entraron a Nicaragua

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Foto G.Trucchi/Rel-UITA (archivo)
Centro Humboldt presenta Balance de gestión ambiental 2011 y alerta sobre presión de empresa privada para introducir transgénicos (Ogm)
Por Giorgio Trucchi – LINyM

La presentación del Balance de gestión ambiental 2011 por parte de la organización ambientalista nicaragüense Centro Humboldt, fue también ocasión para hablar de organismos genéticamente modificados (Ogm), de los avances y debilidades en materia de prevención de riesgos provenientes de estos organismos, así como de las fuertes presiones ejercidas por empresas nacionales y transnacionales para lograr la introducción de transgénicos al territorio nacional.
Según Julio Sánchez, Oficial de Incidencia del Centro Humboldt, hay que reconocer que en los últimos años “Nicaragua ha dado pasos importantes en cuanto a la regulación de los transgénicos”.
En efecto, en 2010 la Asamblea Nacional (Parlamento) aprobó la Ley de Bioseguridad[1], según varios expertos la más avanzada de la región centroamericana en el control y regulación de organismos genéticamente modificados. Con ella se creó la Conargem (Comisión Nacional de Análisis de Riesgo de Organismos Genéticamente Modificados), la cual tendrá la obligación de regular la posible entrada y presencia de transgénicos en el país.
Asimismo, se aprobó la Ley de fomento a la producción agroecológica u orgánica (Ley 765), con la que se establecen las bases jurídicas para la promoción y desarrollo de la producción agroecológica u orgánica en Nicaragua.
Además, desde la sociedad civil se siguió impulsando la promoción de ordenanzas municipales, logrando que 5 municipios declararan sus territorios libres de transgénicos, y se profundizó la Campaña “Semillas de Identidad”, que tiene el objetivo de rescatar, conservar y valorizar las semillas criollas y acriolladas, rechazando al mismo tiempo la entrada al país de semillas transgénicas.
“También consideramos positiva la creación por parte del Magfor (Ministerio Agropecuario y Forestal) de 10 puestos de control de cuarantena de referencia nacional, a través de los cuales se logró detectar y detener camiones provenientes de Honduras y barcos que traían maíz transgénico al país”, subrayó Sánchez.
Debilidades y peligros
Pese a los avances señalados, el Oficial de Incidencia del Centro Humboldt evidenció varias debilidades y peligros que deben ser tomados muy en cuenta por las instituciones del Estado y la sociedad civil.
“En Nicaragua ya entraron los transgénicos y hay señales preocupantes de que esta situación pueda profundizarse. El sector privado sigue presionando y cabildeando ante el gobierno para introducir ogm, ya sea para alimento humano, animal o siembra, poniendo en peligro nuestra biodiversidad y la salud de los consumidores”, afirmó Sánchez.
Según el Centro Humboldt, la ANAPA (Asociación Nacional de Avicultores y Productores de Alimentos) ya obtuvo el permiso para introducir maíz amarillo transgénico para la elaboración de alimento de consumo animal (pollos).
“Esto representa una fuerte contradicción con la voluntad política expresada y un gran riesgo para la seguridad alimentaria y nutricional de la ciudadanía nicaragüense”, advirtió el documento presentado por esta organización ambientalista.
Bolaños introdujo transgénicos
En julio de 2005, durante el gobierno de Enrique Bolaños, el Magfor emitió la resolución No. 034-2005[2] con la que autorizó “la importación de maíz amarillo genéticamente modificado para el procesamiento y consumo animal”, correspondiente a 15 eventos descritos[3] por un periodo de 5 años. El hecho, como en tantos otros países, nunca fue dado a conocer públicamente.
“Ese permiso venció en 2010, sin embargo el actual gobierno lo ratificó hasta febrero de 2012. Esperamos que ahora se detenga la introducción de estos alimentos. La población tiene que estar conciente de eso - continuó Sánchez -, porque lo que no queremos es que se avance hacia la siembra de transgénicos y que la situación se vuelva aún más delicada”, afirmó.
Entre  2005 y 2007, la Alianza de Protección a la Biodiversidad-Nicaragua (APB-N) denunció la presencia de ogm en la ayuda alimentaria del Programa Mundial de Alimentos (PMA) y de la variedad transgénica de arroz LL601.
En 2011, en la ciudad norteña de Jinotega, el Centro Humboldt detectó la presencia de transgénicos en la donación de alimentos realizada por el Programa integral de nutrición escolar (Pine). A pesar de la denuncia pública, hasta el momento las autoridades no han tomado medidas de regulación, remediación o sanciones.
Ante esta situación, el Centro Humboldt pidió a las autoridades la no aprobación de introducción, ni liberalización, de organismos genéticamente modificado y el retiro de los permisos de introducción de transgénicos destinados para consumo animal.
Asimismo, exigió un mayor control de la ayuda alimentaria nacional e internacional presente en el territorio nacional, la aprobación e implementación del Reglamento de la Ley 705 y el fortalecimiento de la Conargem.


[1] Ley 705 “Ley Sobre Prevención de Riesgos Provenientes de Organismos Vivos Modificados por Medio de Biotecnología Molecular”, 
[2] Publicada en la Gaceta Diario Oficial n. 142 del 25-07-05 Reg. No. 09370 – M. 1541651 

Etiquetado en Salud y Medio Ambiente

Comentar este post