Tribunal peruano cita a expresidente Alan García por caso de espionaje de comunicaciones

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

TELESUR – El ex presidente de Perú, Alan García, fue citado para la mañana este lunes a la Segunda Sala Penal para Reos en Cárcel de la Corte de Lima (capital) para que declare en calidad de agraviado por el caso de espionaje de comunicaciones efectuado por la empresa Business Track, en el que también ha sido objeto de acusaciones.


García deberá cumplir este llamado en el que se prevé que identifique algunos de sus mensajes de correo electrónico que estaban en manos de la empresa Business Track, cuyos responsables son juzgados por espionaje ilegal.

Este es el segundo llamado que se le hace al ex jefe de Estado peruano sobre el caso, pues el pasado viernes 12 de agosto, cuando se fijó la primera cita, García no asistió debido a que a la misma hora rindió su instructiva sobre un hábeas corpus presentado por una de las víctimas de la masacre de la cárcel de El Fronton, ocurrido en 1986, durante su  primer mandato (1985-1990). 
En ese acontecimiento, un grupo de reos fueron masacrados por las fuerzas del Estado aún cuando estaban rendidos, tras un motín de acusados de terrorismo.

Estos hechos siguen pendiente de castigo y según varios defensores de derechos humanos, García es el responsable.

En relación al caso de espionaje ilegal, la empresa  Business Track fue allanada en enero de 2009 por haber grabado y filtrado a la prensa conversaciones de una red oficialista.

En dichas comunicaciones, se hablaba de corrupción sobre gestiones en altos niveles gubernamentales para negocios con empresas extranjeras.

García, quien siempre ha sostenido que “entre ambos casos peor es el delito de los espías”, deberá declarar también sobre sus vínculos y los de su gobierno con el principal ejecutivo de Business Track, Elías Ponce.

Ponce, ex subjefe de inteligencia de la Marina, ha declarado en el juicio que en 2006 espió al entonces candidato y actual presidente, Ollanta Humala, a favor de García.

Luego de asumir su segundo mandato, Álan García ascendió posteriormente a Ponce al grado de contralmirante, promoción que anuló tras la operación contra la empresa.

Ante esto, el acusado ofreció su testimonio y, en su defensa, afirmó que descubrió la red corrupta cuando recogía información para el gobernante y que, en vano,  lo alertó al respecto en vano.

La semana pasada, el jefe de esa red y exministro del primer gobierno de García, Rómulo León, declaró en el juicio, como agraviado, por haber sido espiado, y en el interrogatorio comprometió en sus actividades a García.

León sostuvo que sus gestiones para el empresario dominicano Fortunato Canaán y la empresa noruega Discover eran de conocimiento de García, quien facilitó a los empresarios reuniones con el entonces primer ministro, Jorge del Castillo, y otros miembros del Gobierno.

Del Castillo renunció por ese escándalo, que no ha sido totalmente esclarecido ni sancionado y es uno de los principales en la agenda de una comisión investigadora, cuya formación está en marcha en el nuevo Parlamento, que analiza casos de corrupción del pasado gobierno.

 

teleSUR-Rpp-Prensalatina-Larepública/lp-MFD
Tomado de
Contrainjerencia

Comentar este post