Trípoli: ex-líder de un grupo islamista fanático fundamentalista a la cabeza de los «rebeldes» libios

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Belhadj es el actual gobernador militar en Trípoli de los «rebeldes». Su colaboración con la invasión EEUU/OTAN a Libia es una prueba que Al Qaida siempre ha estado tutelada por la CIA.
Ria Novosti | Red Voltaire / Coordinadora "QUE NO CALLE EL CANTOR" | 29-8-2011

 

Terrorista de Al Qaida, actual gobernador militar en Trípoli.

Belhadj es el actual gobernador militar en Trípoli de los «rebeldes». Su colaboración con la invasión EEUU/OTAN a Libia es una prueba que Al Qaida siempre ha estado tutelada por la CIA.

Trípoli: ex-líder de un grupo islamista fanático fundamentalista a la cabeza de los «rebeldes» libios

Lunes 29 de Agosto de 2011 01:31

Voltairenet.org.  La rebelión armada en Trípoli fue encabezada por un antiguo emir del Grupo Islámico de Combatientes Libios (LIFG), es decir por Abdelhakim Belhadj quien fue detenido en el pasado [por terrorismo] en 2004 por los mismos estadounidenses en Asia y luego enviado a Libia, ha reportado jueves pasado el diario argelino El Khabar en un interesante artículo.

En marzo de 2010, Saif al Islam Gadafi, hijo del líder libio liberó a Belhadj durante una amnistía nacional hecha para cientos de islamistas [fundamentalistas] en Libia. El grupo de Belhadj, que estaba según las autoridades libias vinculado a los terroristas de Al Qaida, prometió entonces renunciar a la lucha armada, y fue eso lo que hizo posible su amnistía y liberalización.

El hecho es —según el diario El Khabar—, que ha sido justamente este ex emir fundamentalista ligado a un grupo islamista quien fue designado para dirigir la «liberalización» Trípoli de los pro-Gaddafi. Esto demuestra que el salafismo (movimiento suní reivindicando un regreso al islam original basado en el Corán y la Sunna, ndlr.) predomina en la oposición armada libia, oposición más conocido bajo la etiqueta de «los rebeldes».

Por otra parte, la frecuente aparición de Belhadj en la pantalla del canal Al-Jazeera (televisión que pertenece al país Qatar, país implicado en el ataque a Libia junto con EEUU, Francia, Inglaterra) deja presagiar su «papel clave» en la Libia de mañana.

Recordamos también que Abdelhakim Belhadj actual todopoderoso gobernador militar en Trípoli de los «rebeldes» ha estado en las prisiones de la CIA y es un conocido de las autoridades estadounidenses.

Más conocido en el pasado bajo el nombre de Abu Abdallah al-Sadek, tiene un excelente curriculum islamista. Involucrado en el jihad en Afganistán en 1988 y su organización contaba antes de los atentados del 11 de septiembre en New York, de dos campos de entrenamiento en Afganistán en donde eran recibidos y entrenados los voluntarios extranjeros de Al Qaida. Su colaboración con los servicios de inteligencia occidentales actualmente es una prueba que al Al Qaida siempre ha estado piloteado por la CIA.

Manifestaciones en contra de Muammar Gaddafi, en el poder durante más de 40 años, entró en erupción en Libia a mediados de febrero antes de que se conviertan en una intensa protesta popular, protesta apoyada militarmente por los países de la OTAN.

El 22 de agosto los insurgentes finalmente tomaron la capital [gracias a la ayuda militar de las potencias occidentales] y ahora controlan más del 90% del territorio. Sin embargo, hasta ahora, todavía hay muchos focos de resistencia pro-Gaddafi en la ciudad.

Fuente: Ria Novosti, 25 de agosto de 2011.

Traducción SC & HV Asociados para la Red Voltaire.

http://noticolombiapress.org/index.php?option=com_content&view=section&layout=blog&id=13&itemid=457

 

Libia: ¡De Talibanes a Rebeldes!
El Grupo Islámico Combatiente Libio se considera un componente clave en la revolución que derrocó al régimen de Gaddafi, bajo la dirección del islamista radical y salafista Abdelhakim Belhadj.
Fernando Casares | Para Kaos en la Red | Hoy

Abdelhakim Belhadj, a la izquierda.

Heráclito  afirmaba con sabia certeza que  en el mismo río entramos y no entramos, pues somos y no somos los mismos. Sin embargo el mundo es muy curioso y en otros aspectos y otro orden de cosas hay personas que contradicen este oxímoron del pensador griego. El problema es que esta oposición resulta ser trágica y se cobra innumerables vidas.
Hace pocos días hemos sido testigos mediáticos de la operación  Sirena del Amanecer  sobre la ciudad libia de Trípoli, entre montajes mediáticos, masacres y limpieza étnica como lo anunciamos en nuestros dos artículos  La Plaza Verde en Trípoli: ¡Fue todo un engaño! y  Libia: ¡Limpieza étnica y racismo en las filas Rebeldes!
Hace pocas horas los  Rebeldes de Trípoli alzaron sus voces contra Argelia  por el posicionamiento claro de  Argel  en no reconocer al  CNT, como sí lo hicieron sus vecinos del  Magreb  (Marruecos, Túnez y Egipto) que casualmente tienen en común que dijeron SI al  AFRICOM  y tienen representaciones diplomáticas israelíes en sus países (no así la Libia de  Gadafi, ni la Argelia de  Bouteflika).
Ahmed Omar Bani  actual portavoz militar de los rebeldes dijo durante una conferencia de prensa en  Benghazi, en referencia a  Argelia:"Hacemos una distinción entre el gran pueblo de Argelia y el Gobierno argelino".  "Los argelinos saben que hay tumbas de libios en Argelia, que cayeron al lado de los argelinos en su lucha por la independencia"Y esto lo dijo a pesar de que los argelinos que viven en  Trípoli  han sido amenazados después de la caída de la capital libia, además de casos en los que han sido maltratados y apresados como muestra  este vídeo  sobre un argelino que hace años trabaja en  Libia  y al que le dicen entre otras cosas:"Los argelinos son todos mercenarios y tienen una posición dudosa..." 

¿Quién es Abdelhakim Belhadj?

Actualmente es el comandante de las autoridades del  Consejo Militar Rebelde en Trípoli, que surgió como un líder de los rebeldes durante la operación para liberar a la capital de Libia del control de Gadafi. Pero lo curioso es que Belhadj es también un antiguo emir del  Grupo Islámico Combatiente Libio  (LIFG, sus siglas en inglés), que fue prohibido internacionalmente como una organización terrorista tras los atentados del 11 de Septiembre de 2001. ¿Cómo?

El Grupo Islámico Combatiente Libio fue fundado en 1990 por los muyahidines libios que volvieron de Afganistán. Previamente dirigidos por Abu Laith al-Libi, un alto líder de  Al Qaeda  en  Afganistán, que se cree que ha sido un líder del campo de entrenamiento y enlace clave entre Al Qaeda y los talibanes.

Belhadj nació en 1966, y se graduó en la universidad con una licenciatura en Ingeniería Civil. También se cree que tiene dos mujeres: una mujer marroquí y su segunda esposa de  Sudán  (paso previo a su vuelta a Libia). Belhadj emigró a Afganistán en 1988 para participar en la yihad afgana contra las fuerzas de ocupación soviéticas. Se cree que ha vivido en varios países islámicos, incluyendo  PakistánTurquía  y Sudán. Belhadj fue detenido en Afganistán y en Malasia en 2004, y fue interrogado por la CIA en Tailandia antes de ser extraditado a Libia en el mismo año. Fue puesto en libertad en Libia en 2008, y anunció su renuncia a la violencia armada en 2009. Belhadj es conocido en los círculos islamistas como  "Abu Abdullah Assadaq".

El Grupo Islámico Combatiente Libio se considera un componente clave en la revolución que derrocó al régimen de Gaddafi. Aproximadamente 800 miembros del Grupo Islámico Combatiente Libio se cree que han participado en la lucha junto a las fuerzas rebeldes, bajo la dirección de Abdelhakim Belhadj.

Islamistas de Libia, especialmente en las últimas dos décadas, han sido objeto de represión por parte del gobierno. Una rebelión fue aplastada en Benghazi en 1995 y 1800 miembros de Grupo Islámico Combatiente Libio fueron encarcelados.  Rompiendo Muros  informó en un artículo hace meses sobre las relaciones oscuras entre el MI6 británico y este grupo extremista libio:

"Sin embargo lo que es menos difundido aún es el dossier del Scotland Yard de 2007 llamado  “Libia Islámica”, compuesto por 22 páginas en las que se desmenuza con precisión la historia, su labor y la importancia del  Grupo Islámico Combatiente Libio  (LIFG). Desde su nacimiento en  Trípoli  en 1982 a manos de Awatha al-Zuwawi (estudiante de la ley islámica), cómo se forman en Afganistán luchando al lado del  Talibán  y de  Bin laden  contra el invasor soviético, cómo luego siguen su formación yihadista y entrenamiento en  Sudán  para más tarde volver a Libia, apoyar al  GIA argelino  y que tiene su feudo justamente en la región Cirenaica y en la gran ciudad de  Benghazi".

"Un grupo que ha cometido un atentado fallido contra  Gadafi  en 1996 y que  fue acusado de estar financiado por el MI6  (servicio de inteligencia británico) justamente por un ex miembro del MI5 (servicio de seguridad británico) el señor David Shayler".

Fueron puestos en libertad sólo después de que la ideología del grupo fue revisada en 2008. En septiembre de 2009, el Grupo Islámico Combatiente Libio publicó un nuevo código yihadista, un documento de 417 páginas titulado"Estudios correctivos", que fue publicado después de más de dos años de intensas conversaciones entre los líderes encarcelados del Grupo Islámico Combatiente Libio y funcionarios libios, incluyendo Saif al-Islam Gaddafi.

El régimen de Gadafi libera a diez líderes de la LIFG (junto a 214 afiliados de otras tendencias islamistas), el 23 de marzo de 2010. Belhadj fue uno de los liberados, y ha sido descrito como el Emir del Grupo Islámico Combatiente Libio. Además de esto, otros altos miembros del Grupo Islámico Combatiente Libio fueron liberados, incluyendo el teórico del LIFG,  Abu Mundir al Saadi, y el  comandante militar  Khalid al-Sharif.

En marzo de 2011, los miembros del Grupo Islámico Combatiente Libio anunció que se habían puesto bajo la dirección de los rebeldes libios del  Consejo Nacional de Transición, y que el grupo había cambiado su nombre de Grupo Islámico Combatiente Libio a Movimiento Islámico de Libia.

Hace pocos días, este mismo grupo recibía como a un héroe y con gran algarabía y tiros al cielo, al que ya podemos considerar Ministro de Relaciones Exteriores de  Francia, el filósofo ultra sionista  Bernard Henri Levy.

Porque a esta altura de los acontecimientos, sería ingenuo creer que existe contradicción entre estos salafistas yihadistas globales, la CIA, el MI6 y la Mossad... aunque se presenten con pañuelos palestinos y nos digan que luchan por una causa árabe.

 
http://rompiendo-muros.blogspot.com/2011/08/libia-de-talibanes-rebeldes.html
 

Etiquetado en Zona de conflictos.

Comentar este post

kilo 08/31/2011 01:45



esta rata en el 88 ya trabajava para la CIA y compania  en afganistan..son muy amigos no es la primera ves que recibe balas y dolares de sus amos yanquis..espero que la resistencia libia que
ahora esta en bentaja en la clandestinidad haga las cosas bien ,liberar a estas ratas fue un error grande.ya desde que aterrizo un helicoptero militar holandes hace unos anos en bengazi ,tuvieron
que vigilar muy bien la gente ahi y prepararse para una invacion.