Tucumán: rechazo universitario a las mineras

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Crece como una bola de nieve el rechazo a Minera Alumbrera en el seno de la UNT

 

Jueves 10 de mayo de 2012

 
Docentes y estudiantes se unieron contra el modelo de megaminería a cielo abierto como el que realiza esa empresa en sociedad con la casa de altos estudios. Las sospechas de irregularidades en el manejo de fondos mineros y el inexplicable déficit operativo de la gestión Cerisola. Piden explicaciones.
 
El rechazo al modelo extractivo y contaminante que desarrolla Minera Alumbrera se esparce como una epidemia sin control por los claustros de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), socia de esa empresa para la explotación del yacimiento a cielo abierto de Bajo La Alumbrera, en Catamarca.
Primero fueron las agrupaciones estudiantiles y sociales las que, con sus marchas al Rectorado, exigieron a viva voz la ruptura del vínculo entre la casa de altos estudios y esa firma integrada por capitales suizo-canadienses. Ahora, se suman docentes, que también entienden que la UNT no puede seguir siendo funcional a los intereses de la empresa, que en los últimos meses viene siendo blanco de un creciente rechazo social en toda la región.
En este contexto, mañana, a las 10.30, en la sede de la Asociación de Docentes e Investigadores de la UNT (ADIUNT), en calle La Rioja 437, se presentará una declaración suscripta por universitarios contra la explotación minera a cielo abierto.
La presentación estará a cargo de Roberto Pucci, profesor titular de la Facultad de Filosofía y Letras, Myriam Genisans, profesora adjunta de la Facultad de Artes, y Rodolfo Burgos, jefe de trabajos prácticos de Derecho y Ciencias Sociales.
Los académicos expresaron que la declaración es parte de la formación de una corriente de opinión universitaria en contra de la minería a cielo abierto. En dicha proclama, a la que EL SIGLO tuvo acceso, cuestionan que esa forma de explotación pone en crisis la biodiversidad por la elevada contaminación que acarrea; por el uso intensivo de recursos escasos como el agua y la energía y por la altísima depredación de la geografía, el paisaje y las vías de transporte. Asimismo, los universitarios cuestionan las inexplicables ventajas económicas y tributarias de que disponen las empresas trasnacionales mineras.
Crisis a pesar de los millones
La declaración señala que "a pesar de las importantes sumas de dinero que la UNT recibió de ese emprendimiento minero, uno de los más grandes de Latinoamérica, ninguno de sus problemas estructurales ha sido solucionado, como lo demuestra la nueva crisis económico-financiera que atraviesa la casa de estudios y su inexplicable déficit operativo (superior a los 78 millones de pesos)”.
Además, se informó que "la presentación ha recibido la adhesión de numerosos profesionales universitarios, estudiantes y egresados y cuenta con la participación de la asociación "Otra UNT es posible" y de distintas agrupaciones políticas-estudiantiles como Sur y la CEPA.
En uno de los párrafos de la proclama, se advierte que la actividad minera "se realiza con inexplicables ventajas económicas y tributarias. En tiempos en que la presión impositiva avanza sobre el patrimonio de los ciudadanos, la explotación de los recursos naturales mineros se realiza en condiciones de expoliación y saqueo", apuntaron. Además, plantea que "la completa desvinculación con el aparato productivo nacional, el claro detrimento de otras actividades económicas, la escasa mano de obra directa que emplea y la continuidad de la pobreza y el clientelismo como forma de sustento, son algunas de las causas que justifican el rechazo popular al actual modelo minero vigente en nuestro país, expresado en diferentes ciudades del norte argentino como Famatina, Belén, Tinogasta y Andalgalá". También el sector expresa su repudio al hecho de "que este proceso de expresión popular no sea escuchado por los gobiernos provinciales que dicen representarlos ni por las autoridades universitarias; y rechazamos la actitud de connivencia con las mineras, negando y tergiversando información o adulterando informes para darle vía libre a la explotación irracional de estos recursos que nos pertenecen a todos los argentinos", agrega la declaración.
Por otro lado, se reivindica "que -haciéndose eco del debate abierto en torno a este tipo de explotación- una importante cantidad de unidades académicas y casas de estudio hayan rechazado los fondos que por ley Minera Alumbrera -YMAD destina al sistema universitario nacional".
Sospechas de corrupción
Respecto al sospechoso manejo de los recursos provenientes de regalías mineras por parte de la administración de Juan Alberto Cerisola en el Rectorado, los académicos sostienen que "es dable destacar que -transgrediendo en muchos casos las normas de administración financiera del Estado- esos fondos sólo financiaron obras menores con sobreprecios escandalosos que hoy investiga la justicia federal".
Advirtieron que "idénticas consideraciones pueden realizarse sobre las colocaciones financieras que la Universidad realizó con los fondos provenientes de la explotación minera también investigados por la Justicia Federal".
En su declaración, los universitarios advirtieron que "se configura así un marco en el que las condiciones de saqueo de los recursos naturales del país aparecen rodeadas en nuestra casa de estudios de injustificables hechos de corrupción que atentan contra el legado de Abel Peirano (el académico de la UNT que descubrió la mina de La Alumbrera y la donó a la casa de estudios)".
Tras estas consideraciones, exigieron que los reclamos "sean considerados por el Gobierno nacional y las autoridades universitarias para que reviertan su política de promoción y estímulo a la instalación de proyectos de mega minería". "En consonancia con el reclamo popular de las localidades movilizadas, nos manifestamos enérgicamente en contra de la instalación y continuidad de estos mega proyectos mineros a cargo de grandes empresas extranjeras, en tanto atentan contra cualquier tipo de desarrollo popular autónomo, se apropian de la renta colectiva, niegan los valores culturales de las comunidades originarias y ponen en riesgo todo tipo de vida, saqueando nuestros recursos, dejándonos la contaminación", sentenciaron en otro párrafo de la declaración.
Por ultimo, los docentes universitarios hicieron "un llamado a todas las organizaciones sociales, gremiales y políticas que sientan orgullo de pertenecer a nuestra universidad a coordinar acciones conjuntas para detener estos emprendimientos y encaminarnos a un modelo productivo nacional sustentable que se construya considerando las expresiones populares que se están manifestando democráticamente por un presente y un futuro mejor para el pueblo argentino".
 
Fuente: elsigloweb.com
Tomado de Ipodagua

Comentar este post