'Turismo nuclear' en Chernóbyl: ¿recuerdo de la historia o negocio?

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 MWSnap001.jpgPrípiat, la ciudad fantasma más afectada por la catástrofe nuclear de Chernóbyl que tuvo lugar en 1986, desde hace tiempo ofrece a los que lo deseen un tipo de turismo especial, conocido como ‘turismo nuclear’. Ahora la Fiscalía General de Ucrania planea prohibir este pasatiempo. Mientras algunos consideran la zona como peligrosa, otros creen que las excursiones a esta localidad pueden ayudar a no repetir los errores del pasado.


Las visitas a Prípiat son guiadas, entre otros, por Alexánder Sirotá, un ex residente de la ciudad. Cuenta que la gente tiene diferentes razones para viajar al peligroso lugar. Unos quieren ver cómo será el fin del mundo, otros quieren sentir la historia. Para muchos esto es su infancia: una atmósfera que se conserva desde la época de la URSS. Pero para él lo más importante no es el por qué vienen, sino qué efecto tiene en la gente estar en este lugar.

Esta zona resulta muy atractiva para aquellos que parecen no temer ni tener en cuenta la radiación, que 25 años después de lo sucedido todavía supera los niveles aceptables para la salud. El flujo de visitantes ha aumentado este año debido al aniversario del desastre atómico. A los aficionados a la historia no les basta con ver el museo de Chernóbyl en Kíev, que cuenta con numerosos objetos que fueron “testigos” de la tragedia: quieren más.

Sin embargo, varias rutas del 'turismo nuclear' fueron suspendidas en junio pasado por orden de la Fiscalía General de Ucrania. Dicha entidad afirma que el Ministerio de Emergencias infringió la ley al permitirlas. Además, las autoridades están preocupadas por la cuestión del dinero obtenido con estas excursiones.

Alexánder Ampleev, el portavoz de la Fiscalía, explica: “Nosotros instamos al Ministerio a informar al Gobierno sobre cada dólar ganado con estos viajes. Sabemos que se ha obtenido una gran cantidad de dinero, pero no tenemos ni idea de adónde ha ido a parar. ¿Por qué no utilizarlo para resolver los problemas de la zona? El Ministerio se muestra desafiante y señala que respeta la ley. Afirma que estos viajes son vitales para educar al mundo sobre cómo evitar estos desastres y también para ayudar a financiar nuevos proyectos industriales en el área contaminada”.

Por su parte el Ministerio de Emergencias presentó una demanda con la que espera que estas visitas se reanuden lo antes posible. La administración insiste en que este tipo de turismo sirve de lección para todos. Además, aporta cuantiosos ingresos que se pueden destinar a fines industriales que ayuden a desarrollar la región.

Dmitri Bobrov, un miembro del equipo de gestión del Ministerio, afirma que gracias a las medidas contra la contaminación, en casi la mitad del territorio el nivel de radiación es aceptable. Por eso se puede usar estas tierras no habitadas para construir estaciones eléctricas de energía solar o eólica e incluso cultivar aquí plantas para la generación de bio-combustible.

Hasta que las diferencias entre las partes no se resuelvan, la zona permanecerá cerrada. Ahora un tribunal local ha iniciado un proceso que determinará el futuro de la práctica del 'turismo nuclear' en la zona de Chernóbyl. Por el momento, este territorio se queda en total exclusión por segunda vez en la historia. 


 

RussiaToday

Etiquetado en Salud y Medio Ambiente

Comentar este post