Un destacado clérigo irlandés insta a poner fin al celibato

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Photo

DUBLIN (Reuters) -

 

Uno de los miembros más destacados de la Iglesia católica irlandesa ha abogado por el fin del celibato obligatorio para los sacerdotes, alegando que es algo que aleja a los nuevos aspirantes al sacerdocio. 

 

El retirado obispo de Derry Edward Daly, que destacó en Irlanda del Norte durante décadas de conflicto sectario, dijo que la iglesia debe actuar con urgencia para hacer frente a la falta de clérigos jóvenes.

 

"Ahora siento que el celibato es perjudicial para la iglesia y siento que tenemos que evaluar ese tema profundamente en este momento y con mucha urgencia", dijo Daly en comentarios difundidos el martes por la emisora estatal irlandesa RTE.

 

El número de personas que se han unido al sacerdocio en Irlanda ha caído drásticamente en las últimas décadas, mientras que una serie de escándalos de abuso sexual clerical han minado reputación de la iglesia y han puesto fin a su predominio en el devoto país.

 

"Me dije a mí mismo: '¿Qué va a pasar?, ¿de dónde van a venir los sacerdotes más jóvenes?'. Estoy seguro que mucha gente de la iglesia se siente de esta manera", comentó.

 

Daly se convirtió en un símbolo de paz en Irlanda el "Domingo Sangriento" de 1972 cuando las cámaras de televisión lo mostraron sosteniendo un pañuelo blanco mientras atendía a los heridos después de que tropas británicas abrieron fuego durante un desfile por los derechos civiles.

 

Crítico del Ejército Republicano Irlandés (IRA, por sus siglas en inglés) que luchó contra el Gobierno británico en Irlanda del Norte y de otros grupos paramilitares, Daly fue una figura destacada en la campaña para liberar a seis personas erróneamente detenidas por un ataque con bomba del IRA en la ciudad inglesa de Birmingham.

 

Los acusados fueron absueltos en marzo de 1991.

  Partidarios del matrimonio en el sacerdocio causaron un gran revuelo este año cuando mostraron una petición de 1970 para ordenar a hombres mayores casados firmada por nueve teólogos alemanes, entre ellos el entonces sacerdote Joseph Ratzinger, el actual Papa.

 

 

Una Iglesia sin celibato

Uno de los miembros más destacados de la Iglesia católica irlandesa ha abogado por el fin del voto de castidad obligatorio para los curas, alegando que es algo que aleja a los nuevos aspirantes al sacerdocio.


El retirado obispo de Derry, Edward Daly, que destacó en Irlanda del Norte durante décadas de conflicto sectario, aseveró que la iglesia debe actuar con urgencia para hacer frente a la falta de clérigos jóvenes.

"Ahora siento que el celibato es perjudicial para la iglesia y siento que tenemos que evaluar ese tema profundamente en este momento y con mucha urgencia", afirmó Daly a la emisora estatal irlandesa RTE.

El número de personas que se han unido al sacerdocio en Irlanda ha caído drásticamente en las últimas décadas, mientras que una serie de escándalos de abuso sexual clerical han minado reputación de la iglesia y han puesto fin a su predominio en el devoto país.

"Me dije a mí mismo: '¿Qué va a pasar?, ¿de dónde van a venir los sacerdotes más jóvenes?'. Estoy seguro que mucha gente de la iglesia se siente de esta manera", comentó.

Daly se convirtió en un símbolo de paz en Irlanda durante el "Domingo Sangriento" de 1972 cuando las cámaras de televisión lo mostraron sosteniendo un pañuelo blanco mientras atendía a los heridos después de que tropas británicas abrieran fuego durante un desfile por los derechos civiles.

Crítico del Ejército Republicano Irlandés (IRA) que luchó contra el Gobierno británico en Irlanda del Norte y de otros grupos paramilitares, Daly fue una figura destacada en la campaña para liberar a seis personas erróneamente detenidas por un ataque con bomba del IRA en la ciudad inglesa de Birmingham.

Partidarios del matrimonio en el sacerdocio causaron un gran revuelo este año cuando mostraron una petición de 1970 para ordenar a hombres mayores casados firmada por nueve teólogos alemanes, entre ellos el entonces sacerdote Joseph Ratzinger, el actual Papa.

Ratzinger después se convirtió en un importante teólogo conservador y se opuso firmemente a los cambios en la norma, que data del siglo XII.

Daly apuntó que incluso si el celibato obligatorio se terminara, muchos clérigos se abstendrían voluntariamente: "Siempre debería haber célibes en el sacerdocio, pero otros hallarían más satisfactorio vivir el sacerdocio como personas casadas".

 

LaSexta Noticias

Comentar este post