Un homenaje al "Gallego Soto" de la Patagonia Rebelde

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

CONTRA LOS EXPLOTADORES Y EN FAVOR DE LOS OPRIMIDOS

Miércoles, 07 de Diciembre de 2011

 

Un homenaje al "Gallego Soto" de la Patagonia Rebelde


(AW) Se inauguró la sala Antonio Soto Canalejo, dedicada a la Segunda República española en el Museo de Emigración Gallega en la Argentina (MEGA), en Capital Federal.

Soto_nova590

El "Gallego"

Por: Ignacio Soto, para Agencia Walsh.
MARTES 6 DE DICIEMBRE DE 2011

 

En un acto muy calido la comunidad gallega-republicana decidió homenajear a Antonio Soto Canalejo con una sala en la se exhiben documentos como las cartas a su madre, partidas de nacimiento hasta de su abuela y fotos. La sala también esta dedicada a la Segunda República española a la que se sublevo Franco y que los Indignados buscan restaurar ya como una III República porque consideran que el recorte debería empezar por los Borbones. En la sala unas 60 personas aproximadamente se unieron para darle un aplauso a un luchador como Antonio Soto Canalejo y una bienvenida a su hija chilena Isabel.

 

clip_image002

Isabel Soto Cárdenas, hija menor del "Gallego" Soto.

ESPÍRITU:

Todas las personas nacemos con un alma, y esa alma tiene un espíritu que determina la inclinación del ser. La del "gallego" era rebelde, contra la tiranía de los explotadores y en favor de los oprimidos.

LO QUE QUEDA:

Lo que queda de "El Gallego", es su esencia que se encarna en otros luchadores pero por sobre todo su herencia, sus hijos e hijas

Luego de la represión en la patagonia rebelde Soto y un grupo de compañeros se van hacia Chile, perseguidos por el Ejército argentino y por los carabineros chilenos, que intentaban que no entren al país. Los compañeros de la Federación obrera chilena, sabiendo el peligro que corría en la ciudad a la que había llegado (Puerto Natales) deciden enviarlo en barco a Punta Arenas, lugar que tendrá que dejar para irse a Valparaíso. En ese lugar conoce a la hija de los propietarios del lugar en donde vivía, y a los pocos meses se casa. Con Amanda Souper se traslada al norte de Chile, en donde tiene a sus seis hijos, de los cuales solo vive la mayor de 86 años.

El 5 de marzo de 1938 se vuelve a casar con la chilena Dorotea Cárdenas, con la que tiene una hija, Isabel Soto quien estuvo presente en la inauguración de la sala. Ella se vino especialmente desde Chile. Es alta como su padre, tiene el pelo corto y unos ojos color café profundos y por supuesto el acento chileno. Me la cruzo en la sala y comienza un dialogo en el cual surgen varios temas:

Ignacio Soto: ¿Qué recuerdo te queda de tu padre?

Isabel Soto Cárdenas: El mejor de los recuerdos de un hombre bondadoso de vanguardia que podía compartir tareas de hogar, cocinar, lavar, limpiar.

Ignacio Soto: ¿Y tú vives en Punta Arenas?

Isabel Soto Cárdenas: Yo vivo en Punta Arenas, a los16 años termine la secundaria y había que irse a estudiar. Había que ir a Santiago de Chile a la universidad. Él me dejaba participar en todas la huelgas, yo ahora lo entiendo. Me sentí orgullosa el día que me fue a buscar a una comisaría.

Me sugirió que estudie leyes en pos de las causas perdidas pero estudie obstetricia y ahora doy clases en la universidad, hay que trasmitir el conocimiento.

LOS 60' EN CHILE

Ignacio Soto -¿Cómo fueron los 60 en Chile?

Isabel Soto Cárdenas - Nosotros hicimos la "gran" revolución universitaria y eso termino con la guinda de la torta que fue el ascenso de Allende en el año 61', pero después fueron años durísimos para la gente que fuimos jóvenes y luchamos. Y mira que difícil que fue que cuando quise recuperar los papeles para el centro gallego de mi padre, habían hecho una tremenda fogata con la documentación. Acá se enterraban-por la Argentina pero allá -por Chile- no se quemaban, porque era terrible, yo no digo que era ni mejor ni peor.

Ignacio Soto: ¿Y crees que ahora con esta revuelta estudiantil esta resurgiendo el espíritu de los 60'?

Isabel Soto Cárdenas: Absolutamente, absolutamente. Yo creo que Camila Vallejos es una persona que tiene las ideas muy claras, ahora obviamente que cuando partió todo este movimiento estaba muy cohesionado. Yo en este momento estoy dando clases en la universidad, así que todavía soy docente. Soy Licenciada en Obstetricia y como me jubile ahora me pase a la docencia, hay que traspasar las ideas. Pero sabes lo que pasa están también las universidades privadas. Esta Camila, que obviamente es la mina hermosa, de la que todos están enamorados, pero también esta Cherco que es de la Católica donde estudia la elite de Chile.

Llama la atención que ese movimiento sea tan transversal, se han plegado hasta colegios particulares. Y Piñera con su tozudez de no dar nada. Cuando yo estudié la universidad era gratis.

Ignacio Soto-Los estudiantes plantean el 10 % del cobre para financiar la educación, ¿Qué te parece la idea?

Isabel Soto Cárdenas -Pero por supuesto si se ha destinado el excedente a las fuerzas armadas porque no se va a poder destinar a la educación

LUCHADOR TODO TERRENO

Luego de su exilio en chile Antonio no dejo de militar, todo lo contrario su militancia lo llevo a recorrer chile de punta a punta. De Punta Arenas en el sur, hasta Iquique en norte.
Con su primera familia se mudó reiteradas veces y en el sur fue asesor de distintos sindicatos.

Ignacio Soto: ¿Tu padre militó en chile?

Isabel Soto Cárdenas: Mira, mi hermana recuerda que se mudaron continuamente porque lo buscaban y hay cartas a su madre en las que dice que le iba a mandar cosas con sus compañeros del Partido Comunista. Es muy difícil militar para un extranjero.

Ignacio Soto: Tu padre es un luchador de muchas luchas, lei que poco antes de morir quiso ir a pelear por la II República española

Isabel Soto Cárdenas: Él si, claro, era utópico, utópico y libertario. Menos mal que no vivó esta época en chile en la que la diferencia económica es tan brutal que hay madres que dicen: "o compro pañales o comemos"

LOS SILENCIOS DE MI PADRE

Para los historiadores y las personas comunes que estudian la historia es más importante lo que está no nos dice que lo que nos dice.

Antonio, como todos, algo ocultó a Isabel, nada más ni nada menos que su pasado. Ella siendo la hija de su segundo matrimonio, se enteró de grande que tenia 5 hermanos y que su padre había sido el representante de los sindicatos de esquiladores durante la patagonia rebelde y uno de los pocos sobrevivientes, ya que como sabemos el Teniente Varela se encargo de matar a la mayor cantidad posible de trabajadores que reclamaban justamente por sus derechos-hecho que como marca el historiador Osvaldo Bayer, el radicalismo aún no ha pedido perdón.

Fue justamente gracias a Bayer y especialmente un amigo periodista chileno que pudo encontrar a sus hermanos hace ya casi 25 años y quienes la recibieron calidamente. Ahora solo le queda su hermana mayor.

"Ya nos debemos una charla con él" (sic), concluye su hija.

COINCIDENCIAS:

Isabel termina su alocución en la presentación diciendo que este mes se cumple 90 años de la patagonia rebelde y que Bayer no pudo estar presente porque este allá, en Santa Cruz y que el dice que es la última vez que ira para allá

VARELA:

Cada protagonista en la historia tiene su némesis. Antonio lo tuvo a al Teniente Varela quien creyó que matando unos cuantos huelguista, ahogaba la protesta. Pero se equivoco, nunca se puede matar cientos y cientos de espíritus rebeldes, ya que estos renacen.

 

Agencia Rodolfo Walsh

 

Ver también

 La Patagonia Rebelde. (1974)

Comentar este post