Un taller de pintura de hace 100.000 años

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Cuevas de Blombos

Las cuevas de Blombos han sido una fuente de tesoros arqueológicos desde su descubrimiento hace 20 años.

Un equipo de arqueólogos halló un completo equipo de pintura empleado por nuestros antepasados hace unos 100.000 años.

Pigmentos rojos, amarillos, conchas para contener pintura, piedras para moler y espátulas para trabajar la pasta, forman parte de lo utensilios desenterrados en una excavación en la cueva de Blombos en Sudáfrica.

Los resultados del hallazgo han sido publicados en la revista Science.

Más complejos de lo que se pensaba

Según los investigadores, la existencia de estos utensilios demuestra la complejidad de pensamiento de nuestros ancestros.

"Esto es significativo porque aumenta nuestra comprensión de cómo el Homo sapiens, similar a nosotros, se convirtió en el hombre moderno", dijo el profesor Christopher Henshilwood, de la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo.

"Estos hallazgos indican que los humanos pensaban de una forma moderna, de un modo cognitivo avanzado, al menos hace 100,000 años", explicó a la BBC.

Tesoros arqueológicos

Bloques ocres

El uso que se daba a estos bloques ocre fue un misterio para los arqueólogos durante años.

La cueva Blombos en Cape Coast, 300 km al este de Ciudad del Cabo, ha sido una importante fuente de tesoros arquelógicos desde que fue descubierta hace 20 años.

Científicos han excavado en sus arenosos sedimentos hallando todo tipo de artefactos elaborados en la edad de piedra, cuando grupos humanos ocupaban la cueva.

En 2002, investigadores describieron la presencia de bloques color ocre de unos 70.000 años de antigüedad. Estas piedras blandas contenían óxidos de hierro que podían ser empleados como pigmentos.

Pero aparte de unas marcas en estos bloques, había pocas evidencias que permitieran determinar cuál era realmente su uso.

Contenedores de pintura

Sin embargo, objetos desenterrados en 2008 arrojaron nueva luz sobre el misterio.

Se encontraron conchas con residuos ocre en su interior, como si alguien los hubiera dejado ahí para usarlos más tarde.

Conchas

Los científicos creen que las conchas se usaron para fabricar pintura.

Durante tres años, los objetos fueron sometidos a una serie de pruebas y chequeos, principalmente porque el ocre tiene otras finalidades no artísticas, por ejemplo, puede ser un aditivo en pegamentos.

Pero el investigador Francesco d'Errico de la Universidad de Burdeos dijo que el análisis de los residuos de las conchas indicó que se usaban para producir pinturas.

"La ausencia de resinas o cera sugiere que el ocre no era usado para fabricar pegamento. Pensamos que era empleado para hacer pintura o un diseño", explicó.

El profesor Henshilwood añadió: "es posible que la pintura fuera empleada para pintar cuerpos o piel humana. También podría haberse usado para pintar cuero u otros objetos o paredes, aunque la superficie de las cuevas africanas no es ideal para que las pinturas se preserven".

Pensamiento simbólico

El mero hecho de que esas pinturas hayan sido fabricadas de modo sistemático es indicativo de un elevado nivel de pensamiento.

Arqueóloga en cueva

Los arqueólogos creen que nuestros antepasados eran capaces de elaborar pensamientos complejos.

Requería un grado importante de planificación el hecho de compilar todos los elementos para pintar; y si el objetivo era elaborar obras de arte, esto sugiere que los habitantes de las cuevas de Blombos eran capaces de elaborar pensamientos simbólicos.

La capacidad de tener estos pensamientos es considerado un gran paso en la evolución humana, precisamente lo que nos diferenció del mundo animal.

Entender cuando y donde empezó este tipo de comportamiento es clave en los estudios científicos sobre el origen de la humanidad.

Precedentes

Hasta ahora, los ejemplos más tempranos fueron piezas de joyería con conchas descubiertas en la cueva Skhul en Israel y de Oued Djebbana en Algeria.

arqueólogos

Entender este tipo de comportamiento en nuestros ancestros es clave para conocer nuestros orígenes.

Estos artefactos tenían una edad de entre 90.000 y 100.000 años. Los utensilios de pintura de los Blombos se unen ahora a estos hallazgos.

Para el profesor Chris Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres, "Hace 20 o 30 años, se pensaba que Europa fue el lugar donde sucedió todo, con paredes de cuevas pintadas hace 30.000 o 35.000 años y gente decorando sus cuerpos".

"Ahora sabemos que este comportamiento se dio mucho antes en África; se remonta a hace unos 100.000 años, quizás incluso más".

"La gente empezaba a expresar su identidad social de formas distintas y se cree que este comportamiento está ligado a la habilidad del lenguaje complejo. Por lo tanto, esto podría indicar que aquella gente se comunicaba entre si como lo hacemos hoy", dijo a la BBC.

http://edutecno.org/wp-content/uploads/2009/10/bbc_mundo.jpg

Etiquetado en Africa

Comentar este post