Uruguay: Abajo todas las PPPrivatizaciones

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

cofre pirataLa aprobación de la ley de “Participación Público-Privada” en forma unánime por el Frente Amplio, el Partido Nacional y el Partido Colorado, es una expresión de “Unidad (anti) Nacional” que es destacada por los agencias internacionales —como la Standard & Poor’s— para subir la calificación de la deuda externa uruguaya.

Con esta ley privatizadora, el gobierno reafirma que está dispuesto a “vender las joyas de la abuela” para pagar la deuda.

El mismo significado tiene el Presupuesto nacional destinado totalmente a cumplir con los usureros internacionales, postergando una vez más las necesidades populares de tipo salarial, educativo, sanitario o habitacional.

En el Banco Central duermen 10.000 millones de dolares que el gobierno se niega a invertir productivamente, porque están destinados a garantizar a los especuladores sus ganancias usurarias.

La privatización del ferrocarril es el primer paso de las PPP:

el gobierno rompió toda negociación con la Unión Ferroviaria y se encamina a desguazar AFE, de manera de habilitar que capitales privados exploten el ferrocarril —en particular los latifundistas sojeros y forestales, y las multinacionales de la celulosa, como UPM (ex Botnia) y otros. Cuando la privatización de Pluna está arrojando grandes pérdidas para el Estado, que por otra parte es el garante de las deudas asumidas por los capitalistas privados, el gobierno de Mujica y Astori pretende hacer “más Plunas” en las distintas empresas estatales.

Los ferroviarios están retomando el camino de la movilización y los paros.

El sindicato de Ancap plantea la necesidad de luchar para derogar la ley PPP, e impulsa un referéndum.

Pero el PIT-CNT mira para otro lado. Los principales dirigentes de la central sindical, como Richard Read y Juan Castillo, pretenden enterrar la lucha contra las privatizaciones, y presionan para que los sindicatos acepten las PPP.

Por otra parte, desde los propios sindicatos se denuncia que más del 52% de los trabajadores ganan salarios por debajo del 25% de la canasta familiar (menos de 10 mil pesos líquidos).

Uruguay sigue siendo el país con salarios más bajos de la región, pese al aumento de las exportaciones y del PBI. Ese crecimiento se lo llevan los grandes capitalistas, los latifundistas y los banqueros. Mientras tanto, a los trabajadores la inflación les come cada vez más el salario.

 

El gobierno sigue negándose a anular la ley de impunidad.

Las declaraciones del Secretario de Presidencia Alberto Breccia llamando a “perdonar” a los genocidas, y el nombramiento de Fernández Huidobro en el Ministerio de Defensa, muestran que Mujica no vacila en golpear a los grupos de derechos humanos y a los Familiares de Desaparecidos. En este contexto, es hora de poner en pie una oposición obrera y socialista, frente al gobierno capitalista del Frente Amplio y frente a la ‘oposición’ de la derecha blanqui- colorada (que tiene grandes acuerdos con el gobierno).

Cuando la crisis capitalista internacional golpea cada vez más a los explotados de todo el planeta, y se viene con todo sobre América Latina, debemos prepararnos para una lucha consecuente. Basta de entrega al FMI y los banqueros. No pago de la deuda externa. Nacionalización sin pago de la banca y las AFAP. Expropiación de los latifundios.

Derogación de la ley PPP; fuera todas las privatizaciones. Aumento general de salarios y jubilaciones frente al aumento del costo de vida. Salario mínimo de $ 20.000 ahora.

Que la crisis la paguen los capitalistas, no los trabajadores.

Por un plan de lucha y un referéndum para derogar la ley PPP

 

Tomado de

Tribuna de los trabajadores

Caricatura de Gervasio Umpierrez

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post