Uruguay: "Abandono" de ASSE en los hospitales

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Crisis hospitalaria. Médicos y funcionarios coinciden en que se priorizó el primer nivel de atención en desmedro de la atención en hospitales Comisión Interna del Maciel criticó a directorio de ASSE

F. CASTILLO / P. BARQUET

La estrategia de la dirección de ASSE de fortalecer el primer nivel de atención derivó en el "abandono" de hospitales de referencia, coinciden médicos y funcionarios. La Comisión Interna del Maciel denunció carencias y cuestionó al directorio.

Después de una semana de idas y vueltas respecto a la posible remoción del presidente de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), Mario Córdoba (MPP), varios políticos de su partido optaron por respaldar al jerarca. El argumento principal, más que la propia figura de Córdoba, fue "el programa".

Según explicaron desde el sector médico, "Córdoba sigue una línea sociológica en oposición a la medicalización de la salud". Significa que se prioriza el primer nivel de atención antes que el desarrollo asistencial.

El primer nivel de atención es el primer contacto del paciente con el sistema de salud. Allí se resuelven consultas médicas básicas, frecuentes, y se procura la detección y prevención de distintas enfermedades. Las policlínicas son los lugares que resumen este tipo de atención.

Todo lo demás se deriva a los grandes hospitales, donde hay capacidad para efectuar cirugías, internar pacientes en salas de CTI, cuidados intermedios o comunes, y realizar tratamientos médicos complejos. Son el segundo y tercer nivel de atención.

La apuesta de Córdoba al frente de ASSE, tal como lo ha anunciado y de acuerdo a lo que se pretende con la reforma sanitaria, es concentrarse en el primer nivel. La inspiración proviene también del sistema de salud que se aplica en Cuba.

Sin embargo, fuentes de ASSE dijeron a El País que "muchos no ven viable esto en Uruguay". La preocupación de parte del cuerpo médico radica en un posible aumento de la brecha público-privada en lo asistencial. Además, hay dudas de que se pueda lograr, porque ASSE no tiene el grado de tecnología e infraestructura necesarios en ese nivel.

Además, este enfoque de ASSE hacia la atención primaria es cuestionado por algunos médicos y funcionarios de hospitales, que ven cómo la apuesta a un sector actúa en desmedro de la atención en los otros dos niveles. Sienten que nadie se ocupa de los problemas de recursos humanos, edilicios y de gestión que se viven en centros asistenciales de referencia.

El Sindicato Médico del Uruguay (SMU) y los funcionarios de la Comisión Interna del Hospital Maciel son dos actores del sistema de salud que reconocen el problema y ponen el rostro para denunciarlo.

Para el presidente saliente del SMU, Julio Trostchansky, la estrategia de ASSE supone un "error conceptual".

"Se insiste en la falsa oposición de lo que es la atención primaria en salud y lo que es la atención en el resto de los niveles. Acá hay una apuesta a mejorar la atención primaria en salud, pero eso lleva a un aumento de los requerimientos en el segundo y el tercer nivel que no están contemplados", dijo Trostchansky a El País.

"El fortalecimiento de la atención primaria, inevitablemente debe llevar a fortalecer los otros niveles", agregó.

MACIEL. Ese fortalecimiento que pide Trostchansky no se ve reflejado en el Hospital Maciel. Al menos eso es lo que sostiene su Comisión Interna, que habla de la falta de personal, de "contratos chatarras" a funcionarios por 30 o 120 días, de "pésimas" condiciones de trabajo, de blocks quirúrgicos que "se caen a pedazos", de camas de cuidados intermedios inhabilitadas desde hace años, de nuevos servicios que se abren sin aumentar el número de enfermeros.

"Este directorio no acompaña los tiempos de los hospitales. Desde el punto de vista asistencial, son muchas más las demandas que hay que las respuestas que se dan", dijo a El País el presidente de la Comisión Interna del Maciel, Aldo Maschi. Los trabajadores fueron particularmente duros con la dirección de ASSE.

"Los directores no pisan un hospital. Tienen que levantarse, salir del Edificio Libertad, para que vean las cosas que faltan", fustigó la secretaria general de la Comisión Interna, Silvia Machado. También cuestionó que para llegar a ASSE y plantear todos estos problemas haya que pasar primero "por varios filtros".

Los dirigentes de la Comisión Interna puntualizaron que antes que tomar medidas sindicales para exponer esta situación, lo que pretenden es hacer un "llamado a la reflexión" al organismo rector de los hospitales públicos. Y aclararon que no les interesa individualizar a nadie dentro del directorio como responsables de esta situación. Hablaron del directorio "en su conjunto". Consultados sobre las respuestas que les ha dado quien los representa en el organismo, Alfredo Silva, prefirieron reservarse la opinión.

Los funcionarios del Maciel advirtieron ayer que si en 10 días no se resuelve el tema de la falta de personal, comenzarán a cerrar algunos servicios. Entre ellos la Unidad Docente Asistencial que resuelve cirugías con el apoyo de la Facultad de Medicina.

Pereira. En el Pereira Rossell tampoco recuerdan visitas del directorio de ASSE, salvo de Silva. Según fuentes del hospital, la presencia de Silva fue siempre por "motivos sindicales" y no asistenciales. La última tecnología que recibió el hospital (a modo de donación) fue un resonador magnético de alto nivel, en 2007. "Después de eso no hubo inversiones, no se arregló nada, no hubo obras, y sigue todo igual", lamentaron las fuentes.

Gasto. En un comunicado emitido por el Frente Líber Seregni se pone especial énfasis en que el actual presupuesto ha otorgado recursos a ASSE "como nunca antes" y exige que se reflejen "en la mejora permanente de todo el sistema de atención pública de salud". Fuentes médicas consideraron que "el gasto no se visualiza". Afirmaron que hay carencias edilicias y no ha habido un desarrollo tecnológico. "Priorizando el primer nivel, los hospitales han sido abandonados. La política ha sido transferir cargos presupuestados al primer nivel", señalaron.

Trostchansky, por su parte, apuntó que en la medida que se mejore la atención primaria, se van a detectar mayores patologías, y se requerirá cada vez más de prestaciones de mayor nivel. "Mejorar el primer nivel no resuelve la problemática asistencial", dijo Trostchansky.

Médicos renuncian en Hospital de Artigas

Los únicos dos médicos traumatólogos con los que cuenta el departamento de Artigas dejaron de trabajar en el hospital público esta semana, por lo que el Servicio de Traumatología Quirúrgica permanece cerrado.

Los doctores Ricardo Favaro y Romeo Bianchi presentaron su carta de renuncia hace un mes, al considerar que existen "malas condiciones" laborales. Ante la respuesta de la dirección, de que las condiciones seguirían igual, decidieron dejar de trabajar allí. La última cirugía a pacientes de ASSE fue el domingo.

En diálogo con El País, Favaro explicó que el Servicio de Traumatología del hospital "no tiene nada".

"Solamente estamos los técnicos. Hay un taladro y una tenaza, no tenemos una mesa ortopédica; no se puede trabajar así", afirmó.

Hace años que los traumatólogos no operan en el hospital, y en cambio lo hacen en la mutualista local "mediante un convenio precario" o enviando pacientes a Montevideo. Equipar el centro con los servicios básicos costaría US$ 300.000.

"Hace más de 10 años que estamos luchando para que se equipe el hospital o se haga un convenio con el mutualismo", denunció Favaro. El médico ha enviado notas con los elementos necesarios "para que se vaya comprando de a poco", pero no tuvo respuesta.

En estos días y de forma temporal, Bianchi se encuentra disponible para los casos realmente graves, sobre todo de niños. "En realidad, hace 30 días que no somos más funcionarios de ASSE", aclaró Favaro.

A su vez, destacó que Artigas tiene mucha demanda asistencial dado que de un tiempo a esta parte se "multiplicaron las lesiones por accidentes de moto".

Más allá del problema asistencial, Favaro explicó que también han reclamado el pago de una variable por cirugía realizada, al igual que cobran los cirujanos. Esto fue rechazado por la dirección del hospital, a cargo de los doctores Hugo Parodi y Ángel Chaia.

"No hay una sensibilización ni una propuesta coherente. Es injusto, hay que darle solución a esta gente", consideró Favaro. "Y más en un departamento como Artigas, que supuestamente es prioridad del gobierno, pero en lo asistencial no lo hemos visto".

Favaro y Bianchi comunicaron su decisión a la Sociedad de Ortopedia y Traumatología para que estuvieran al tanto de la situación.

El País Digital

 

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post

Eduardo Trucillo 08/13/2011 01:52



Tengo un familiar con problemas cardìacos en el Hospital Saint Bois, como no tiene este "Hospital" sala de cuidados intermdios, lo estàn atendiendo en la sala de Emergencia. Los medicos estàn
haciendo los mayores esfuerzos, no cuentan con ecocardiograma y otros elementos de anàlis. Todo esto del famoso una salud para todos es una verguenza. Tendrìa que hacerles un Juicio a estos
politicos que planificaron mal las cosas en forma personal por indolencia. Estan tratando de buscar los medicos una cama en cuidados intermedios en otro centro, pero aùn no lo han conseguido.