Uruguay: Apátrida.- Por Mau Mau

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

cartas del mau mau

06/05/2011

Soy un apátrida. Es jodido ser apátrida. Sientes que estás colgado del pincel. Es parecido a la sensación de estar en el exilio con la ventaja que ya no tienes más nostalgia de la patria ni la añoras. Yo ahora vivo en "mí" patria (todavía tengo 14 hás.a mi nombre  en Lavalleja), sigo siendo considerado

"un ciudadano uruguayo" porque no se me niega el derecho de aportarle los 2.000 dólares de media que cada ciudadano le da al Estado ni los U$S 0.33 X día que cada ciudadano pone  para sustentar los 50.000 milicos que defienden nuestra "soberanía" - y de paso - los intereses de la oligarquía, las multinacionales y el imperio, o no?-

En mi infancia y juventud me enorgullecía de ser uruguayo pero de a poco se me fue destiñendo la nacionalidad. A los gurises no se les debería mentir en la escuela, ni en la casa ni en la iglesia. Te cagan a mentiras, pero uno de a poco, se va avivando y en cada desilusión dolorosa se va dejando un girón más del "amor a la patria" que nuestros milicos tienen pa' tirar pa' arriba. A mí el poco amor a la patria que tenía me lo abollaron a patadas en los cuarteles. Después descubrí que X el hecho de haber elegido ser subversivo -con todo lo que eso supone- demostraba que no amaba mi patria: asesino, secuestrador, ladrón de bancos, estar contra la explotación del hombre X el hombre, contra el latifundio, contra los prestamistas usureros (fueran ellos nacionales o internacionales), contra que los medios de producción PUEDAN ser privados, contra los burócratas parásitos del Estado lo que lo torna caro, corrupto e ineficiente.-

A la policía le perdí el respeto en función de sus propios méritos, de los que hicieron gala en las 32 veces que me llevaron preso en mi vida. ("Si lo llevaron preso algo habrá hecho...." comentará seguramente cualquiera de esas señoronas burguesas, culonas y reaccionarias que integraban esa multitud silenciosa de 800.000 ciudadanos/as que apoyaron el "proceso" y lo apoyan todavía - ver las encuestas-).-

A la justicia le perdí el respeto cuando entendí X qué le decían "justicia de clase".-

A la aduana le perdí el respeto, no sólo por mi experiencia de haber sido un piloto-contrabandista - uno de los oficios más dignos que conozco,( disculpen que excluya de la clasificación a los pilotos militares que contrabandean en los Hércules estatales desde P. Arenas), junto con el de agricultor o pescador -dentro de un país clasista, de privilegios y lleno de corruptos, coimeros, escaladores y ambiciosos como este, claro; sino por haber tenido múltiples experiencias que no necesito registrarlas en un libro. Estoy seguro que me salen a comprar los derechos para que no se edite....

En la una de las pocas medidas administrativas con la que concuerdo plenamente, me retiraron del padrón electoral; no puedo votar; así que ningún partido cobra los pesitos de mi voto. La última vez que voté fue en el 1er.plebiscito dónde casi todo el mundo votó asustado y perdí; fui uno del 1.100.000 uruguayos que son conscientes de que si no ponen a los milicos en su humilde lugar de empleados públicos privilegiados, (y más privilegiados X estar enfierrados; X aquello de que "el poder nace del fusil"), el atropello monstruoso y desconocido, se va a volver a repetir; idéntico, X que lo enseña la historia pasada y reciente.-

 Por ahora, camina muy bien la política implantada por Mac Namara a partir de Vietnam de "combate a la pobreza" que es puro verso, pero que sirve para engrupir a la gilada y mantenerla esperanzada. Lo importante es que el negocio no pare, y si es posible que mejore. Y las cifras demuestran que va viento en popa.-

Cumplí 72, no me queda tiempo, pero me muero sabiendo exactamente lo que hay que hacer para lograr los cambios. Conciencia popular y desarmar al sistema. Van a continuar tirando un tiempo con fragmentos cada vez más breves.-

 Lo que se pueden sacar con un peine fino los crédulos que compran los versos que les venden es que van a desaparecer los bichicomes, los que duermen en las calles, los malabaristas, los hurgadores, los gurises que salen a meter el caño, o van a mejorar las cárceles, el INAU, el desempleo, la educación, la salud pública o la vivienda. Está todo el pescado vendido. El pueblo va a seguir ignorante, manipulado y engañado.-

 Nadie quiere cambiar nada; como casi todo el mundo está acomodado o prendido de alguna tetita - o tetona - estatal (verbigracia: SACEEM) podemos hacer de cuenta que vivimos en el mejor de los mundos y que "el país" mejora cada día más.-

¿Pero de quien es el país? Mío no es, ni siquiera en el sentimiento.-

                                             MAU-MAU                                   

P.D.: En el 2014 me pongo a hinchar X la celeste, que eso no compromete a nada, y nos da el sentido de nación, que la gran estancia medioeval no lo da.- 

 

 

. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post

Luc 08/28/2011 16:25



Estimados Sres/Sras


 Como uruguayo residente fuera del pais ya hace muchos anos leo con profunda consternacion y asombro las desiciones tomadas sobre nuestras familias y vidas por personas que no tienen ni la
mas minima idea sobre lo que estan decidiendo o sus  implicaciones socio-economicas, culturales, etc.


 


Desde mi punto de vista con una vasta experiencia internacional como profesional y con seis hijos en el extranjero, varios de ellos tambien profesionales, es una desicion necia y perjudicial para
el pais.


 


Ningun pais decente como Suecia donde he residido muchos anos, acceptaria ese tipo de ley dado que es una forma de autodestruccion. La principal riqueza de una nacion es su tesoro intelectual y
cultural formado por sus habitantes y sus decendientes inclusive fuera del pais.


 


Si por circunstancias socio-economicas, lease malos gobiernos en el pasado, fuimos obligados a salir, este gobierno actual no es mejor declarandonos como persona non-grata a nosotros y nuestros
decendientes.


 


La desicion mencionada en su articulo solo fortalece la definicion de Uruguay como "un tipico pais tercermundista" o del cuarto mundo si esos existieran.


 


Lo saluda muy atentamente


 


Luc