Uruguay: AVIONES y el estadio de Peñarol.- Por Mau Mau

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

cartas del mau mauClaro que los distinguidos colegas a los que recuerdo,tienen razón (ver nota mas abajo). Lo que me sorprende es que no confíen en la capacidad de nuestra autoridad aeronáutica cuyo saber y experiencia proviene en su totalidad de nuestra gloriosa y centenaria Fuerza Aérea S.A. desde 1974. Carámbula es médico y no tiene que saber de aviones, pero Uruguay - entre otros - tiene el privilegio de ser uno de los 3 países sobre 169 del Mundo que tiene su Aviación Civil "en manos" de militares, y ha sido gracias a ello que ha estado todos éstos años recientes en la categoría 4 de la OACI, aparte de la transformación cualitativa y cuantitativa lograda durante ese lapso como comparativamente debe recordar el apreciado colega Nicolini si se compara la aviación civil sesentista de 1000 aviones, 3500 pilotos y 35 aero-clubes con la actual de 90 aviones, 400 pilotos y 6 o 7 aeroclubes cívicos/militares.-Claro que el Cro./Ministro Ñato no tiene X que recordar todas las denuncias que la comisión "Civilizar la Aviación Civil" le planteó el 10 de junio del 2005 a la Comisión de Defensa del Senado que él presidía.-Éste curro castrense treintenario impune le ha significado U$S 2.600.000.000 a la FAU S.A. (Actas del Gob. de mi tocayo Batlle ), eso explica que los Coroneles -ahorrando del sueldo- puedan montar empresas de taxi-aéreo. Y la corto X aquí "X que es al pedo rempujar cuando la poronga es corta".-

Jorge Rossi Rebufello

Piloto Aviador Civil Nº 2637

Piloto Comercial Nº 432

Instructor de Vuelo

Ex-pichi Nº 1542

 

 

 

POR FAVOR PILOTOS AERONÁUTICOS ...

 

 

Enviado: Martes 27 de marzo de 2012 6:01
Asunto: AVIONES y el estadio de peñarol




Enrique Crosa, Pedro Nicolini, Eduardo Aguirre | Montevideo


@| "Somos un grupo de pilotos veteranos, ya alejados de la actividad profesional pero con amplia experiencia en la actividad aeronáutica, que nos hemos visto sorprendidos por el proyecto de construir un estadio en el Parque Roosevelt. El lugar elegido es el predio del Batallón de Ingenieros, contiguo a la cabecera 06 de la pista principal del Aeropuerto Internacional de Carrasco.


Llama profundamente la atención la selección de ese lugar, porque esa área muy especial y sensible de los aeropuertos, como son las inmediaciones de las cabeceras de pistas, son consideradas de alto riesgo. Es allí donde las estadísticas indican que ocurre el mayor porcentaje de accidentes aéreos. En esas zonas terminan violentamente los aviones que no han podido detenerse dentro de los límites de la pista, han tenido fallas al decolar o los que han tocado el suelo antes de llegar a ella. La ocurrencia de estos casos no son hechos aislados, son muy frecuentes en todos los aeropuertos del mundo y los más recientes por esta zona han sido los del LAPA en Aeroparque de Buenos Aires y de TAM en San Pablo.


Recordamos también el de Air Florida en Dulles, Washington DC USA, el de Eastern en el Kennedy de New York y el de Spanair en Barajas, Madrid. Recordemos solo estos entre muchos otros, pero estos pocos ejemplos son muy cercanos en el tiempo. Y en cada uno de ellos hubo centenares de muertos. En el aeropuerto de Carrasco también ocurrieron este tipo de accidentes, aunque con más suerte, pues hasta ahora, sólo hubo que lamentar daños en las aeronaves.


Por eso no es de extrañar que las normas internacionales y nacionales que rigen las medidas de seguridad de las operaciones aéreas, establezcan claramente zonas de protección libres de todo tipo de obstáculos en esas áreas críticas, y en especial, dentro de ellas se eviten edificaciones que signifiquen concentración de personas.


Hace unos años, por disposición de la autoridad aeronáutica fue necesario talar una serie de árboles del Parque Roosevelt porque significaban obstáculos para el descenso en una de las pistas. Ahora que ese obstáculo ya no existe se piensa en crear, en el mismo lugar, uno mucho más importante. Un estadio es bastante más alto y duro que un árbol. Imaginen ustedes un avión de cien toneladas con cincuenta mil litros de combustible estrellándose sobre veinte mil personas rodeadas por miles de autos cargados de nafta.


Alguien debe advertirle al Sr. Carámbula, para que se informe adecuadamente antes de tomar una decisión, que no es sólo política o deportiva, y cometer un tremendo y peligroso error, con sus posteriores eventuales responsabilidades. Es imperioso que la autoridad aeronáutica haga oír su opinión calificada tanto en el ámbito del Poder Ejecutivo como del departamental".
ECOS - EL PAIS

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post