Uruguay: Catarsis de un gil.- Por Jorge Zabalza

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

La traición de Judas Iscariote "AL ACTO DE LA TRAICIÓN ES UNO DE LOS MAS SANCIONABLES DEL SER HUMANO. LA TRAICIÓN HIERE DE MUERTE A TODOS LOS VALORES, PRINCIPIOS Y CONVICCIONES, EN LA QUE SE FUNDA LA EXISTENCIA DEL HOMBRE"

 por Jorge Zabalza
En el suculento y bien regado almuerzo de ADM, el ministro de defensa Fernández opinó que la doctrina del perdón “está basada, entre otras cosas, en lo que decía ese flaco que lo crucificaron por gil, creo yo que por gil, en el Gólgota, que lo que se pasó predicando fue perdonar”.

Creo que Jesús corrió el riesgo de que lo bauticen “gil”, como hizo Fernández,  por su actitud de afrontar mil sacrificios por la causa que creía justa, de sufrir la tortura en silencio, sin negociar con los mercaderes y los romanos, sin desdecirse de sus creencias y porque, finalmente, se hizo crucificar por sus ideas. Como todavía no han creado la academia “oficial” del lunfardo, me permito esa libre interpretación del calificativo “gil”, lo percibo en oposición al término “vivo”, individuo sin escrúpulos, que no se aferra a los principios ni a su causa  con tal de escalar la pirámide, competencia en la cual es capaz de negociar con el diablo y de vender a sus hermanos.

El 14 de abril de 1972, poco después de las 14 horas, la casa de Amazonas 1440 fue allanada por el “Departamento 5” al mando de Campos Hermida y el Batallón de Infantería No 1 al mando del Capitán Calcagno, policías y soldados coordinados por Víctor Castiglioni. Para aterrorizar a los que estaban adentro, las tropas hicieron fuego sin decir agua va con una ametralladora punto 30. En la casa no había armas,pues estaba preparada para pasar un allanamiento. Campos Hermida barrió de una ráfaga a Luis Martirena en la puerta y, momentos después, Castiglioni asesinó de un tiro en la cara a Ivette Martirena. En el altillo cuya entrada estaba oculta en el techo de un placard, estaban David Cámpora y Eleuterio Fernández; éste último recibió tres tiros de una ráfaga disparada al azar, contra techo y paredes, por la horda descontrolada. Cámpora relató la historia al periodista González Bemejo en 1983 y veinte años más tarde amplió su testimonio ante la justicia penal. Ello me exime de abundar sobre hechos que son harto conocidos, apenas tengo la intención de sacar alguna conclusión relativa al término “gil” con que Fernández bautizó al flaco Jesús.

Fernández podía haber gritado “soy el Ñato y no me entrego”, como lo hicieron  Ernesto Guevara, Camilo Torres, Mario Santucho, Miguel Enríquez y Raúl Sendic. Como lo hicieron cientos de mujeres y hombres en este continente azotado en los ‘70 por el terrorismo de Estado.  En cambio eligió salvar el pellejo, pedir por el juez Echeverría y por “Campitos”, aunque no podía saber a ciencia cierta si se lo iban a respetar. Desde Barcelona, Perico me dice que a nadie se le puede exigir que sea un héroe, pero también es cierto que hoy recordaríamos a Fernández con la reverencia que recordamos a aquellos y aquellas que supieron enfrentar la muerte sin pedir perdón. Lástima que no lo hizo. No se ve a sí mismo en la cruz. Nadie puede exigir a nadie que sea un héroe, pero si alguien asume el papel de dirigente de una revolución armada, puede esperarse que escupa en la cara de quienes le proponen “rendición incondicional o muerte”. Ese 14 de abril fue el cruce caminos que definió a Fernández, ese día hizo la opción que determinó el resto de su vida. La continuó desarrollando poco más tarde, al proponer la rendición incondicional del MLN(T) en el Batallón Florida. Cada vez que se mira al espejo o cada noche que lo desvelan los gritos de Ivette y Luis, se vé a sí mismo negando tres veces a Jesús de Nazareth, Espartaco, Tupac Amarú y Ernesto Guevara.
Aunque muchos Espartaco se alzaron contra los amos la esclavitud no desapareció;  aunque muchos Jesús se hicieron crucificar los mercaderes siguen dueños del templo, aunque muchos Ché Guevara se hicieron matar en sus Ñancahuazú el capitalismo prosigue su historia de violencia, desanima al más pintado... si es tan difícil cambiar las cosas, ¿para qué hacerse torturar entonces?. Nada “gil”, con proverbial “viveza criolla” Fernández aconsejaba “no te hagas matar” al oído de los compañeros que trasladaban de Punta Rieles a los cuarteles para una sesión de torturas. El 14 de abril de 1972 del “no te hagas matar por la revolución” es clave para decodificar la actuación política pública del Fernández que salió de la cárcel en 1985.  
Por otra parte, ha perdonado a sus enemigos, cae en lo mismo que le critica a Jesucristo. Ha incurrido en el delito de olvidar, un delito permanente que continúa  cometiendo día a día con los caídos en Pando y con el resto de los asesinados y desaparecidos. Eliminarlos de su discurso es la forma de hacerlos desaparecer de su memoria, nunca más reclamar por justicia para Ivette y Luis, nunca más exigir juicio y castigo para Calcagno, es el único medio de perdonar su propia inconsecuencia.  También olvida a los compañeros asesinados en esta democracia recortada: a Ronald Scarzella, de cuya fraternidad y hospitalidad tantas veces disfrutó; a Fernando Morroni y Rocerto Facal, asesinados por la policía en Jacinto Vera, cuando concurrieron a una manifestación convocada desde los micrófonos de CX 44 por el propio Fernández. ¿Porqué no ordenan investigar a fondo esos asesinatos? ¿Cómo hace para sobrevivir con semejante cargo de conciencia? ¿Cómo no se le ocurre investigar en los archivos de la tortura? ¿En aras de que estrategia política perdona y olvida?
Ustedes perdonen esta reacción políticamente tan poco correcta, pero este 14 de abril de 2012, al releer los testimonios de David sobre como asesinaron a Ivette y Luis no pude evitar la bronca. No perdonen, por el contrario, a los salvajes criminales que aterrorizaron a un pueblo, torturaron a miles y asesinaron y desaparecieron a cientos.
Abrazos
Tambero

http://2.bp.blogspot.com/-t-dDs7Xypwc/TtpZiPpN-bI/AAAAAAAAFgY/j-b3gS7n6zs/s1600/1.jpg

http://4.bp.blogspot.com/-TyYyVvF7a2A/TtpaGioFq5I/AAAAAAAAFgk/gKNZP4-PDCo/s1600/1.jpg

Del archivo:

sábado 16 de julio de 2011 (en Blog Capturavidas)


Se cerró el círculo

EDITORIAL.

MARTHA PASSEGGI.
       reportera-gráfica.
Un largo proceso sobre el tema Derechos Humanos, de la pasada dictadura en nuestro país, culminará el 1 de  noviembre indefectiblemente.

Sin que haya ninguna señal de modificar los plazos de prescripción por los crímenes cometidos en el período del Terrorismo de estado.

No han sido pocas las intensas luchas llevadas adelante por buena parte de la ciudadanía; conscientes de este -genocidio generacional-, que nos marcó para siempre a nuestra sociedad.  Y a  nuestra generación esencialmente.

Generación del 70, llamada a protagonizar  una de las gestas más sangrientas contra la llamada “guerra fría”. Un enorme caudal de mujeres y hombres muy jóvenes, casi adolescentes ingresamos a las “filas” de una de las organizaciones que harían historia, no sólo en nuestro suelo.

Fuimos las bases tupamaras, que con nuestra entrega –grandes quijotes- lo dimos todo a cambio de una sociedad mejor.

Fuimos las bases tupamaras que resistimos como pudimos en las salas de torturas, tan solo con nuestros sueños y nuestra confianza en quienes nos dirigían.

Fuimos las bases tupamaras que se las ingeniaron para dar cobijo a quienes perseguían en aquellas horrendas noches de desolación.

Fuimos las bases tupamaras que convertimos el miedo en lucha, el terror en rebelión.

Fuimos las bases tupamaras que mantuvimos la resistencia durante años a pesar de la derrota.

Fuimos las bases tupamaras que albergamos los sueños de la vuelta de la reorganización al fin del proceso.

Fuimos las bases tupamaras que supimos esperar … para estar todos juntos nuevamente y seguir el camino trazado.

Fuimos las bases tupamaras que buscamos a nuestros compañeros desaparecidos.

Fuimos las bases tupamaras que sembramos  el camino de la memoria.

Otras bases de otras organizaciones del pasado habrán hecho lo mismo seguramente y les pedirán  a su dirigencias también que rindan cuentas de la actuación de todo este largo proceso.

Nuestra voz no será olvido.

Porque hemos sembrado  “la pradera” de simientes que surgirán nacientes al final del camino
______________________________
______________________________
______________________________
___


Se cierra el círculo.

Fernández Huidobro ex guerrillero, ex dirigente de la organización MLN-T,

ex ideólogo, junto a otros que sí pasaron a la inmortalidad con dignidad, asumirá a tan solo 4 meses de caducar el plazo para las prescripciones

al: Ministerio de Defensa.

Institución que abarca a las fuerzas armadas y que esperan con suma expectativa el arribo de este personaje.

Pero también desde la oposición aguardan con entusiasmo su mandato.
Dicen que le abren una “carta de crédito”… "Es un hombre que hace muchos años está vinculado a los temas de Defensa y militares, y sin duda conoce la interna militar,

Huidobro interrogado por el diario LA REPÚBLICA expresó: que él es "un soldado, obedezco y estoy a la orden" esas fueron sus palabras referidas a su inminente pedido de asunción al cargo, efectuado por el otro responsable dirigente de la antigua organización MLN-T. Hoy presidente José Mujica, que expresó: “que debía apelar a alguien de la "vieja guardia" para ocupar ese cargo y que conozca los vaivenes políticos”
------------------------------------------------------------------------------------------

Un breve repaso:
Hace muchos años Hugo Cores y Eleuterio Fernández Huidobro cruzaron opiniones sobre la extradición de tres militares uruguayos a Chile.

Nos referimos a los ya sentenciados: Tomás Casella, Eduardo Radaelli y Wellington Sarli.
Estos militares estaban involucrados en el secuestro y asesinato del genocida chileno Eugenio Berríos, ocultado en nuestro
país para evitar que declarara por el asesinato de Orlando Letelier.

En aquel debate Hugo Cores argumentaba largamente a favor de la extradición. Eleuterio Fernández Huidobro, en contra.

Huidobro decía; que la extradición sería una revancha, un acto de ensañamiento por tratarse de militares,  un plan cóndor al revés y que los oficiales acusados serían "presos políticos".

El pasado que vuelve…
Antonio Viana entró al MLN en 1966, fue trasladado clandestinamente desde Buenos Aires en un vuelo comercial de Pluna en 1974 y es uno de los principales testigos en varias causas del Plan Cóndor,
¿Cuándo fue la primera vez que cayó?

La primera vez que caí fue en el batallón Florida, una operación engaño, porque se me acusó de haber robado unos candelabros de plata de la Iglesia de Rocha. El robo quedó aclarado, apareció el responsable.

Después fui detenido en el año 1972, en el cuartel de infantería número 12 (En Rocha) y soy interrogado y torturado.

Ese mismo año caí en Montevideo, en el Batallón Florida, y ahí es cuando conozco a (Carlos) Calcagno, porque él torturaba ahí.
Me torturaba a mí en julio de 1972 y mientras salía con el senador Fernández Huidobro a hacer contactos en la calle, con una pistola a disposición de Fernández Huidobro en la guantera de un Wolsvagen que tenía Calcagno. Decían que se había suspendido la tortura, con la tregua famosa pero a mí me seguían torturando. ----------------

Año 2011.

-Abogados de Dalmao piden liberación tras afirmaciones del senador; Fernández Huidobro quien aseguró que el general es inocente.-

.

DOSSIER PARA RECORDAR:
LA LEY DE CADUCIDAD
POSICION DEL SENADOR ELEUTERIO FERNANDEZ HUIDOBRO

En el periódico “El Observador” del 11 de agosto de 2001 se publica el artículo que a continuación se transcribe:

Su contenido es muy claro y no necesita comentarios, sí la salvedad, de que dicho Senador a través del tiempo y las circunstancias y sin importarle sus costos políticos personales, ha mantenido su pensamiento y su palabra, hecho poco común en los políticos frenteamplistas.
Tte. Cnel. José N. Gavazzo Prisionero Político….

ELEUTERIO FERNÁNDEZ HUIDOBRO:
El ex guerrillero tupamaro y actual senador Eleuterio Fernández Huidobro consideró que los militares no deben recibir castigo por la violación a los derechos humanos cometidos durante la dictadura porque el pueblo ratificó la ley de Caducidad de la pretensión punitiva del Estado. "Yo tengo que aceptar el veredicto popular", dijo el legislador frenteamplista,

En el programa Agenda Confidencial de canal 12, el tupamaro dijo que "existen sectores que quieren justicia además de verdad" en relación al tema de los desaparecidos. "Quieren castigar a los culpables de las violaciones de derechos humanos", dijo el legislador, y agregó: "Yo no lo acepto".

Fernández Huidobro dijo:
que los tupamaros ya asumieron su cuota parte de responsabilidad en los hechos ocurridos en el pasado. "Hemos pedido disculpas por todos los errores cometidos, por todas las actitudes nuestras que hayan lesionado innecesariamente", afirmó.
 
Colectivo Blog Noticias Uruguayas

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post