Uruguay: Comunicado de prensa - Desalojo en Bella Union a Ney Thedy Pintos

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

COMUNICADO DE PRENSA

 

INJUSTO DESALOJO DEL TRABAJADOR NEY THEDY EN BELLA UNION

 

 

Tierra-pal-que-la-trabaja.jpgEl próximo 26 de abril a las 14:00 Hs el Instituto Nacional de Colonización desalojará con la justicia de Bella Unión al “único peludo” de las luchas cañeras de los ’60 que recibió “un pedazo de tierra del latifundio Silva y Rosas”.

Se trata de Don Ney Thedy productor ganadero, que trabaja y vive en la Fracción Nº 52 de la Colonia Eduardo Acevedo a 30 km de Bella Unión.

Actualmente después de mantener algunas rentas impagas el Instituto Nacional de Colonización, le quiere retirar el campo, para lo cual ha mal vendido animales con tal de no perder el predio, haciendo entrega de una abultada suma que el Directorio del INC no reconoce por estar vinculado familiarmente a la ocupación de los lecheros de Mandiyú.

Trabajadores rurales y colonos del litoral norte se concentrarán en solidaridad ese día a ejercer la resistencia pacífica en el predio para evitar el desalojo.

 

 

Ney Thedy Pintos

 

Don Ney Thedy Pintos de 70 años de edad, nació en la zona de cómo el dice “la Calpica”, y comenzó a trabajar en las azucareras a los 7 años, donde según cuenta les daban a los gurises “los gringos” unos escardillos para limpiar los yuyos de las cañas. Plata no conocían, les pagaban con vales que tenían que gastarlos en la cantina del patrón. Nunca aprendió a leer o a escribir.

En los años 60 acompaña a Sendic en las marchas a Montevideo, denunciando las explotaciones antes mencionadas, y es detenido por la policía por varios días. Sus hijos los cría en una pequeña chacra fiscal sobre el Rió Cuareim, donde complementaba su trabajo de cortador de caña con la cría de animales; vacas, chanchos, etc.

Ya en el año 1984, trabajó en una estancia entre Bella Unión y Tomás Gomensoro, donde cría animales a cambio de su trabajo, sin salario; situación que cambia en el año 90, donde debe retirarse ya que es despedido.

Sin querer desprenderse de sus bichos vive en los callejones de la zona pastoreando los animales; comenzando así gestiones ante el Instituto Nacional de Colonización, esperanzado de contar con algún pedazo de tierra con el miedo según cuenta: “vaya a ser que éstos viejos no se enteren que yo era de UTAA y no me den nada”; dando sus frutos en el año 1991 cuando es contemplado con una pequeña fracción de 218 hectáreas.

Se traslada con su familia a la Colonia y allí hay que hacer todo: corrales alambrados, pozo semisurgente, casa, etc; y vaya ironía del destino es el único peludo que le toca un pedazo de tierra del latifundio Silva y Rosas que fueron reclamados en su juventud. En ésta zona de la Colonia Eduardo Acevedo, tendría que terminar de criar sus hijos que formarían familia.

Actualmente después de mantener algunas rentas impagas el Instituto Nacional de Colonización, le quiere retirar el campo, donde ha mal vendido animales con tal de no perder el predio, haciendo entrega de una abultada suma que no es reconocida por la la insensibilidad de quienes están frente al Instituto Nacional de Colonización, que lo consideran “colono incumplidor”.

No ha cumplido ¿con quien?, ¿con el país?; a pesar de que nunca fue a una escuela, sus hijos son gente de bien, inclusive su hija es maestra, sus nietos estudian, algunos en escuela agraria, y otros prontos para ingresar a la universidad.

Esa persona analfabeta ha tenido la sabiduría de conservar en su predio los últimos ejemplares añejos de algarrobos y Ñandubay que hay en la zona (técnicos de INIA, han recogido semillas de éstos ejemplares para reproducirlos).

Habrá que preguntarle a los señores directores si todo tiene para ellos valor monetario qué valor tiene todo esto, el que sus hijos y nietos no sean una carga para la sociedad, o nunca haya estado en el INAU, ni sean delincuentes, ni drogados.

 

Quizás su equivocación fue enseñarles a trabajar y a agachar la cabeza.

 

 

Tierra pa’l que la trabaja”, ¡¡no a este injusto desalojo en Colonia Eduardo Acevedo ¡¡

 

 

Grupo de Lecheros Mandiyú.

Colectivo de organizaciones sociales de lucha por la tierra.

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post

sabrina 04/25/2011 22:54



NO PERMITIR EL DESALOJO DEL PELUDO DE BELLA UNIÓN QUE SE REALIZARÍA


MAÑANA 26 DE ABRIL HORA 14.-


SABRINA