Uruguay: COTIDIANAS

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Maravillas de la política nacional

“el dueño del gallinero y esos arrogantes economistas”… 

  

Escribe: Enrique Cuadrado 

Los subrayados en rojo son del autor

Licencia del autor, aparece como: l-d-a

 

 

PING De acuerdo con informaciones de prensa, (licencia del autor: “esa prensa que confunde el publico lector al informar sobre su gestión… de él”), el presidente José Mujica habría criticado a "algunos economistas que se dan el lujo de tratarnos de ignorantes",  (l-d-a. “sus ganas de meterle unos impuestitos a la tierra, y se despacha”) afirmando que "no se han subido a un tractor en la vida, ni han torcido un alambre", dijo. "No se puede ser tan arrogante en la vida, todo se puede discutir, se puede mejorar, pero lo primero es no insultar", agregó. (l-d-a “Precisamente él; que pasó meses llamando de nabos a los electores que no confiaban en su futura gestión”) .

mujica-astori-183702.jpg

PONG Sin pretensiones de salir en defensa de esos arrogantes economistas, quiero dejar mi contribución; una especie de óbolo para algunos desavisados. Llamar a un ignorante de ignorante, no es un insulto es llamarlo por lo que demuestra, en el día a día. A un inepto se le llama de inepto. A un traidor se le llama como tal. Y así por delante. A quien nunca trabajó en su vida, lo podemos llamar de vago, y esa…  es una forma correcta de llamarlo.


En el caso de nuestro héroe de la parrilla, perdón!... quise poner de la guerrilla, pero la emoción de la nostalgia…  me jugó una mala pasada), prosigo entonces con lo que venia escribiendo: la parrilla  está íntimamente ligada,  al tintillo. Bebida espirituosa originada en las vides de la patria que suele provocar efectos contradictorios.


Si bien es de conocimiento público, que el alcohol suelta la lengua bebido en pequeñas cantidades, (hasta medio litro…  para poner un ejemplo), en otras ocasiones; y superando esa medida, la lengua se traba, las respuestas suben de tono, los modos se tornan algo violentos y las ocurrencias se atropellan.


Podrán recordar momentos del protagonista que la historia recordará,  en uno de los cuales el señor presidente, rodeado de cámaras y micrófonos espetó esta frase: “No sé si hay acuerdo o no, pero el presidente no se baja de la propuesta… (Viernes, 27 de Mayo de 2011 11:27 La _semana), en forma algo violenta y maleducada. Bastante alterado ante las preguntas de los periodistas, (como siempre), cuando le preguntan algo que él no esta a fin de aclarar; no espera… o no le agrada. 


Una reacción propia de un borrachín consuetudinario. Una afirmación, luego inmortalizada por esos mismísimos medios de prensa, que el acusa de causar revuelos y alborotar diciendo que: "La información también es especulación, que intenta estar cerca de la verdad pero a veces le erra de aquí a Pando. Tratamos de informarnos, y no podemos decidir así como sí nada, porque hay una de cal y otra de arena"???  (Seguramente una frase que escuchó decir por ahí, y le gustó para meter en su repertorio de frases repetidas).


"No se han subido a un tractor en la vida, ni han torcido un alambre", afirmó refiriéndose a los arrogantes ya mencionados. No lo sé. Capaz que estos prefirieron sacarse fotos al lado del coche nuevo, o en las dunas del paraíso de Cabo Polonio, en el que algunos residentes dejan sus hogares algunas semanas por año, para ganar unos pesos, y permitir el hospedaje de algunos turistas que se rajan de la sociedad de consumo y prefieren gozar del contacto con un entorno, mas cercano a lo natural.


Igual hacen cientos de familias en la costa de oro, durante el verano y en Montevideo durante el Carnaval y las llamadas, cuando otros vecinos alquilan hasta balcones y azoteas, para ganarse unos pesos, sin que tengan nada que ver, con lo que el señor presidente entiende como privados.


Voy a terminar diciendo que tal vez quien le erre como de aquí a Pando (es el término correcto), sea el propio señor presidente. Recuerdo que entre los fondos de la casa donde vivía Mujica con su madre, y los fondos de la escuela donde mi madre era directora, (150 de 2º Grado en Paso de la Arena), no existía ningún alambre o alambrado separando los terrenos.


El señor presidente debe haber visto alguna vez alambrar; pero nada más. Fabulador como es, no solamente estoy seguro que el tampoco retorció ningún alambre en su vida. Y en cuanto a subirse a un tractor, como lo hace él para sacarse una foto, lo hace cualquiera. El asunto es trabajar de sol a sol… y manejarlo sin atropellar a algún perro/a  que ande haciendo fiestas en las proximidades…!


Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post