Uruguay: COTIDIANAS

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

COTIDIANAS

Maravillas de la política nacional


 

 

Escribe: Enrique Cuadrado


 

 

La Celebración  del 27 de Junio

¿Que sucedió entre el 27 de Junio de 1973 y el 1º de Marzo de 1985?...  o sería mejor decir ¿que sucedió entre el 13 de Junio de 1968 (en que Pacheco aplicó por primera vez durante su gobierno, las medidas prontas de seguridad) y el 27 de junio de 2011, que se celebró ayer en el Uruguay?

 259447_2193001582732_1177925769_2611540_144319_o.jpg

Foto Hernan Daffonchio ·

 

¿Que pasó con las familias uruguayas durante estos 513 meses? ¿Cuánto les costó sobrevivir a quienes salían todos los días, para hacer la diaria, durante esos quince mil trescientos noventa días? Y todavía... ¿cual fue el destino de los que encarcelaron las ideas y la esperanza de los jóvenes de aquella época; que hoy están bordeando los setenta años de edad?

 

 

Buena parte de las familias uruguayas se deshicieron. Muchas vieron sus hijos (as), partir para no volver. Otras vieron a sus hijos (as), caer en las mazmorras  de la dictadura. Muchas... nunca más volvieron a ver los chiquilines (as), que se convirtieron en hombres, mujeres y madres.

 

 

Los que buscaban la diaria siguieron haciéndolo. Muchos que aún no eran ni estaban, pasaron a engrosar parte del enorme plantel de compatriotas, que se dedicaban  al “contrabando hormiga” desde todos los puntos posibles de la frontera.

 

 

Otra buena parte de la población del país, aceptó sin ambages la nueva situación; los nuevos ordenamientos y las nuevas barbaries. Provocadas según los responsables por: “la defensa de las instituciones”. Y para evitar que los comunistas “sacaran los tanques a la calle”, para amedrentar la población; y “se llevaran los niños para Rusia”.

 

 

De los responsables por los años de oprobio y sus cómplices, se sabe mucho; pero se ha hecho poco. Tabaré Vázquez, por ejemplo fue colaborador de la dictadura y logró llegar a la presidencia como, primer presidente de izquierda.

Y no solamente llegó... sino que pretende volver!

 

 

2.jpgVeamos dos casos más de los que tengo absoluta certeza: 1- Un capataz, poco capaz, mediocre y arribista, del garaje de un ministerio, de iniciales J.J.F., pasó a desempeñarse como juez Militar. 2- Un abogado frecuentador del Ateneo de Montevideo, antiguo simpatizante de la liga oriental anti - comunista (loa), (y de fuertes lazos con la embajada norteamericana), de iniciales A.P.; fue asignado como abogado defensor de algunos insurrectos del MLN, entre ellos Raúl Sendic.

 

 

Algunas personas entre los 35 y 40 años, podrán preguntarse hoy, como se llegó realmente a esa situación, en un país que poco antes había sido considerado como “la Suiza de América”. La única cosa que se me ocurre es que, la “comparancia” pregonada en los años cincuenta por batllistas y nacionalistas, en vez de referirse a derechos anclados para cada clase social; debía referirse al gusto de los uruguayos por el chocolate y los chocolatines...

 

 

00b21e027b34ffd0ff46deaf16376351 1M.pngAl revisar esas fechas  se puede vislumbrar y tener una idea de los quienes y los porqués. El desconocimiento de los derechos del ciudadano, y la represión despiadada, que se dio con la asunción de Jorge Pacheco Areco, a fines de 1967, a la presidencia de la República, y la aplicación de su primeras medidas de seguridad, 6 meses más tarde. Fue sin lugar a dudas, el comienzo de un Uruguay diferente.

 

 

Hasta 1966, el poder ejecutivo se conformaba con un colegiado de 9 miembros, 6 del lema mayoritario y 3 del minoritario. No se conocían en el mundo, golpes de estado, contra gobiernos colegiados. Pero en 1967, por opción de la ciudadanía, el ejecutivo volvió a ser unipersonal.

 

 

Cuando Pacheco tomó las riendas del poder, o cuando se las pusieron a él... las cosas mudaron y para peor. Su incapacidad para ejercer el cargo y tolerar disensos, manifestaciones callejeras y 6cf0618bb60f9f467f9bab82257c0609_1M.png.jpgpronunciamientos en contra de su gestión, mas la actividad propagandística del MLN, con acciones osadas y nunca vistas por estas tierras, lo llevó a servirse de estas medidas prontas de seguridad, (una especie de estado de sitio), durante las cuales las personas perdían la identidad y las garantías ciudadanas que le aseguraban la constitución.

 

 

Dichas medidas que suspendían en forma transitoria los derechos garantidos también estaban previstas en la misma constitución. Podían durar 90 días y eran reimplantadas  inmediatamente, por una mayoría de asustados políticos de la asamblea general cada vez que el “ciclo transitorio” llegaba a su fin.

 

 

Esto le permitió al presidente Pacheco, mantener la ridícula pretensión de que se vivía en democracia; cosa repetida hasta nuestros días por algunas figuritas implicadas y conocidas...

Aunque se dispusieran allanamientos en locales sindicales, censuras y clausuras en publicaciones;  y prohibiciones a grupos, y partidos políticos. Y se penaran las ideas.

 

 

a15d2063c9069dffe9cd8f288de48a92 1M.pngEn 1971, Pacheco pidió a las fuerzas armadas, tomar a su cargo el combate contra los tupamaros, que le quitaban el sueño. En 1972, ya bajo la presidencia de Juan María Bordaberry, toda la dirigencia del MLN había sido encerrada, ahora definitivamente, presa por las traiciones de algunos, que prefirieron salvar su piel.

 

 

10c3e3c6baa1ba5f7c16a8367cff2710_1M.png.jpgEntre los años 1973 y 1984 arreció la salvajería uniformada. Los militares salieron a cazar pro-tupas y otros activistas de izquierda, en los países de la región. En 1985, los políticos profesionales, recibieron de manos de la jerarquía militar, la posibilidad de reasumir el gobierno, vinculando  la misma a una serie de exigencias, acordadas en el pacto del club naval.

 

 

Los militares, salieron de la escena, pero no abandonaron el poder. Desde las sombras continuaron tutelando los gobiernos que se siguieron. Ello representó un procedimiento engañoso y pérfido en el que se volvía a hablar de la defensa de las instituciones. De la necesidad de que la distribución de la riqueza se tornara más equitativa. De mejorar la educación y de que hubiera más trabajo. De que todos contaran con una vivienda digna y otras pelotudeces, que nunca fueron puestas realmente en pauta.

 

 

Ardorosos defensores de los derechos humanos, evitaron y siguen eludiendo, la aplicación de dichos derechos a las victimas, con el consecutivo castigo a los culpables.

 

 

En estos últimos tiempos, el gobierno uruguayo, trajo los militares de vuelta la escena pública. Permitió que vistieran sus uniformes manchados de sangre, para desfilar por las calles, ante un público que parece anestesiado, todavía.

 

 

Un alto jefe militar, tuvo el tupé de declarar públicamente, que ningún efectivo de las fuerzas iría a declarar, sobre torturas, muertos o desaparecidos; ya que quien lo hiciera... iría preso!

 

 

Existen innumerables historias que esperan para ver la luz en estos 513 meses y 15.980 días; y precisan ser contadas. ¿Uruguay... Democracia... gobierno de izquierda?

Hasta ayer, por lo menos no!

IMPUNIDAD-1

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post

Néstor 06/29/2011 00:27



EXCELENTE EL ARTICULO, FIJATE QUE YO SOY UNO DE AQUELLOS JOVENES QUE HOY ESTOY BORDEANDO LOS SETENTA COMO BIEN VOS LO EJEMPLIFICAS.


UN ABRAZO AL COMPAÑERO ENRIQUE!!