Uruguay: De callados

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

 

Militar en el acto oficial por el aniversario de la Jura de la Constitución. (archivo, julio de 2011) Foto:
Militar en el acto oficial por el aniversario de la Jura de la Constitución. (archivo, julio de 2011)

Militares conmemoraron 14 de abril con actos en todas las unidades a pesar de decreto que cambió fecha y significado.

Este sábado 14 de abril se realizó en todas las unidades militares del Ejército un toque de silencio en homenaje a los caídos “en defensa de las instituciones”. Sobre las 11.00, los efectivos militares de cada unidad se formaron en silencio para escuchar el toque de trompeta del Ejército uruguayo como homenaje a los soldados caídos en cualquier circunstancia. Los actos, ordenados por el Comando General de la fuerza, no contaron con parte oratoria.

Fuentes del Ejército confirmaron que este tipo de actos se realiza todos los años cada 14 de abril, a veces con un toque de silencio, otras con un minuto de silencio, aunque varios jerarcas del Ministerio de Defensa Nacional dijeron desconocer la realización de estos homenajes.

Hace 40 años, el 14 de abril de 1972, en varios enfrentamientos entre efectivos militares y policiales y miembros del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T) 
murieron un civil, dos policías y un oficial de la Armada, identificados como miembros del Escuadrón de la Muerte, a manos del MLN-T, y ocho guerrilleros, a manos de las entonces Fuerzas Conjuntas.

En agosto de 1975 el presidente de facto Juan María Bordaberry decretó oficialmente la conmemoración del Día de los Caídos en la Lucha contra la Sedición (decreto 606/975) por iniciativa de la Junta de Comandantes en Jefe, la Jefatura de Policía de Montevideo y los ministerios de Defensa e Interior. Los actos se comenzaron a realizar puertas adentro de los cuarteles y círculos militares hasta 1980, cuando la dictadura organizó un acto en la Plaza de la Bandera -por entonces Plaza de la Nacionalidad Oriental-, donde se obligó a concurrir a escolares, liceales y se invitó a la población en general. Desde ese año, los actos se siguieron haciendo en esa plaza.

En 1985, con la recuperación democrática, el presidente Julio María Sanguinetti decreta un cambio en la denominación y la conmemoración pasa a llamarse Día de los Caídos en la Lucha por la Defensa de las Instituciones Democráticas (decreto 127/985).

A partir de ese año, el Centro Militar comenzó a realizar un acto propio que mantuvo la denominación anterior cambiada por Sanguinetti. En 2006, el gobierno de Tabaré Vázquez, quien no participó en los actos del 14 de abril mientras era intendente de Montevideo, derogó el decreto firmado por Sanguinetti para “promover, mantener y garantizar la convivencia, el acercamiento y el entendimiento entre los habitantes”, ya que esa voluntad “puede verse erosionada por actividades oficiales como las consagradas por la norma” que se deroga (decreto del 20 de marzo). De esta manera se dio fin a los actos oficiales aunque continuaron las conmemoraciones organizadas por el Círculo y el Centro Militar, así como por la Asociación Patriótica 14 de Abril de 1972.

En 2010, el gobierno del presidente José Mujica decretó el 24 de mayo como el Día del Soldado Caído en Acto de Servicio, recordando el fallecimiento del capitán Manuel Antonio Artigas en el combate de San José en 1811. Este decreto derogó otro de 2002 que instituía la fecha como Día del Soldado Oriental porque se confundía con el Día del Soldado, que se conmemora el 18 de mayo (coincidente con el Día del Ejército). El texto, firmado por Mujica, que unifica los homenajes, dice que el día se instituye como “recordatorio y homenaje a todos los integrantes de la Fuerza caídos gloriosamente en cumplimiento del deber militar en todas las épocas, circunstancias y lugares”. Y en el artículo siguiente dice que en ese día se “rendirá tributo con la adecuada actitud de recogimiento y respetuosa reflexión que impone la conmemoración, en todas las reparticiones del Ejército Nacional” (decreto del 26 de abril de 2010).

El senador Luis Rosadilla (Corriente de Acción y Pensamiento-Libertad, CAP-L) que firmó ese decreto cuando se desempeñaba como ministro de Defensa dijo que la conmemoración del 24 de mayo se instituyó “para hacer un acto oficial de reconocimiento genérico sin entrar en temas que vincularan a ninguna cuestión litigiosa y que fuera una fecha indiscutida donde cada cual lo viva en su fuero íntimo como le parece”.

 

ladiaria

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post