Uruguay: Declaración del plenario nacional del Movimiento 26 de Marzo.

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

MOVIMIENTO--26-DE-MARZO.gifEL GOBIERNO PROGRESISTA: GARANTE DE LA IMPUNIDAD

EL LAMENTABLE espectáculo dado el pasado 19 de mayo en la cámara de Diputados por el progresismo en el gobierno, ha dejado al descubierto con total claridad la degradación política, ideológica y moral de la fuerza de gobierno,  así como la agudización de contradicciones internas y de la crisis política que sacude a las filas gubernamentales.

El estilo impuesto por el presidente Mujica de "como te digo una cosa te digo la otra" se desmorona a la hora de gobernar. En este momento hay que definir por una cosa o por otra, y Mujica, Tabaré Vázquez, Danilo Astori y sus parlamentarios han optado por garantizar la impunidad de los responsables de los crímenes de la dictadura contra nuestro pueblo. Y por lo tanto dieron la espalda, traicionaron el justo reclamo de los familiares, de los compañeros y de los sectores populares que reclamamos sin vacilaciones VERDAD Y JUSTICIA.

Tanto la ley interpretativa de la ley de impunidad como el mantenimiento de la misma, perseguían el mismo objetivo ASEGURAR Y PERPETUAR LA IMPUNIDAD.

En los hechos la ley interpretativa era una nueva trampa de los dirigentes progresistas, para tratar de frenar la presión popular y de sus propias bases que honestamente han peleado por terminar con esta nefasta ley. Como fue también una trampa y una mentira de los dirigentes progresistas, su participación en la campaña por el si rosado en las últimas elecciones nacionales. Utilizaron de la manera más ruin un objetivo noble, que convocó la adhesión de amplios sectores populares que honestamente peleaban para terminar con la impunidad, con el único objetivo de juntar votos. Ni entonces ni ahora han tenido la mínima intención de terminar con la impunidad.

Y no vale ahora buscar chivos expiatorios ni cortar por lo más fácil. Aquí la responsabilidad no es de un diputado y un senador. Sus historias hablan por si solas. Aquí la responsabilidad cae sobre los principales dirigentes del gobierno progresista en sus dos períodos, Tabaré Vázquez, Mujica, Astori, sus ministros y parlamentarios.

Los dirigentes sindicales y de las organizaciones sociales que han abalado, justificado e impulsado estas políticas de engaño ante amplios sectores de nuestro pueblo. En los hechos, el pacto del club naval así como los pactos secretos y los acuerdos realizados en cuarteles, en bares o en casas de seguridad por parte de varios de los dirigentes del MLN con los militares, han sido la garantía para que la impunidad se mantenga intacta hasta hoy. El desenmascaramiento de los gobernantes progresistas y sus aliados en la dirección de las organizaciones sociales, la crisis instalada en el gobierno, y el creciente descontento en amplios sectores del movimiento popular, marcan el inicio de una nueva etapa en el proceso uruguayo.

 Hoy se hace imprescindible redoblar los esfuerzos por reconstruir la izquierda. Por ampliar los espacios de unidad entre todos los que no nos resignamos. Los que seguimos creyendo que vale la pena luchar por cambiar esa sociedad injusta, que vale la pena de luchar contra toda injusticia. Es hora de terminar con el engaño y con el doble discurso. Es hora de reconstruir y construir las nuevas herramientas de lucha que nos permitan enfrentar la aplicación de este modelo entreguista y anti popular, que necesita de la impunidad.

Es hora de unir fuerzas entre los que seguimos levantando las banderas que nos legaron nuestros compañeros caídos, para los que nunca habrá olvido y por los que seguiremos reclamando sin renunciamientos: VERDAD Y JUSTICIA.

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post