Uruguay: DESAZÓN

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

dictadura03.jpgEl 25 de marzo del 2004 leíamos en la tapa del diario “La república”:

 

“AYER TODOS FUIMOS KIRCHNER”………

“En un clima dominado por la emoción el Presidente Argentino homenajeó a las víctimas de la dictadura militar” (…) y señaló:
 

…. “Como Presidente de la Nación vengo a pedir perdón por el Estado Nacional, por la vergüenza de haber callado durante 20 años de democracia tantas atrocidades” (…) “No hay rencor ni odio. Lo que nos guía es la justicia y la lucha contra la impunidad”…

… “la organización de “HIJOS” reclamó que vayan presos a cárcel común con cadena perpetua, todos y cada uno de los torturadores, asesinos, secuestradores y apropiadores de bebés”…


Esto se decía cuando el ex Presidente de Argentina en un acto simbólico ordenó bajar los cuadros de los Generales Genocidas; que dio inicio a los muchos juicios que ya se han llevado a cabo en el vecino País, llevando a prisión común a aquellos que ostentaban el poder en nombre de Dios y de la Libertad. Y de unos cuantos civiles que utilizaron (como aquí y en toda la región) las dictaduras para instalar el plan económico más perverso conocido por nosotros y que llevó a cientos de miles de ciudadanos a la marginalidad, al suicidio y a la denigración.

La tapa del diario “La república” agrega:

“Mientras en Uruguay nuestro gobierno invita al Goyo Álvarez, a Gavazzo y a los golpistas a fiestas nacionales, en la vecina orilla nos sustituyen en nuestra dignidad perdida y ordenan a las FFAA desalojar a los criminales de guerra”. (25 de marzo 2004)

Siete años han pasado desde entonces, y ahora nos enteramos que también algunos dirigentes de nuestro “gobierno de izquierda”, se reúnen con militares que están involucrados en aquellas atrocidades. Muchos no comprendemos muy bien, qué se oculta detrás de tantas idas y venidas de nuestro gobierno, aunque no nos cabe más opción que sospechar que aún nos faltan “cositas” por saber.

Más aún; tenemos que soportar que algún dirigente exprese con total soltura e impudicia, que son más responsables los civiles que los militares… Que es más responsable el entonces ministro Veg Villegas que el mismísimo Gavazzo; (Eleuterio Fernández Huidobro en reportaje de Brecha 15 abril 2011);  ¡Gavazzo!!,  requerido no sólo por las violaciones a los derechos humanos cometidos en nuestro país, sino también por las atrocidades cometidas en centros clandestinos de Argentina (hay testigos vivos que lo han documentado).

Parece ser que unos cuantos han olvidado que existió un llamado “Plan Cóndor” en el que civiles y militares trabajaban indistintamente en los países de la región para acabar con aquellos locos idealistas que pretendían un mundo más justo, e imponer un nuevo sistema económico afín a sus intereses.

También han olvidado que en 1973, cuando se da el Golpe de Estado instaurando la dictadura, el grupo armado al que pertenecían Huidobro y nuestro actual Presidente entre otros, ya estaba totalmente derrotado. Fueron torturados física y sicológicamente, y cumplieron una pena impuesta por la justicia militar de entonces, durante 13 o 14 años en condiciones infra humanas en nuestras cárceles o batallones.

Pero nuestros dirigentes han olvidado mucho más

Mientras ellos (el pequeño grupo armado) permanecían en la cárcel, la dictadura cívico- militar se dedicó a la persecución de cientos de ciudadanos inocentes, desarmados, cuyo mayor delito era ser “pensantes”. Intelectuales, gremialistas, docentes, maestros, profesionales, de diferentes ideologías y por supuesto anti militaristas, fueron destituidos de sus trabajos; algunos puestos en cárcel aunque más no fuera por algún tiempo y bajo tortura, para que tuvieran bien presente de qué se trataba el “terrorismo de Estado”.

Y para que se enteren nuestros jóvenes, todos los ciudadanos fuimos clasificados en clase A B C…

  • Los clase A eran adictos al sistema por lo tanto no tenían problemas.
  • Los clase B, se consideraban “dudosos”; de manera que estaban en listas negras y eran controlados.
  • Los clase C, eran “peligrosos” por haber militado alguna vez en la FEUU, porque sabían de su color político o porque eran amigos de…

Estos últimos difícilmente conseguían un trabajo calificado por mejor preparados que estuvieran. Así fue que hubo tantos exiliados; algunos se iban (si les entregaban un pasaporte) y otros fueron exiliados dentro de nuestro propio país.

Tuve amigos que fueron presos y torturados tan sólo “por las dudas”; fue una excelente manera de imponernos el miedo marcado a fuego.

También los jóvenes deben saber que aquí no hubo “combates”; no hubo una guerra sino tan sólo enfrentamientos de policías o militares con algún grupo armado y fueron bien pocos.

De manera que a mis casi 60 años no me convence Huidobro con sus argumentos de por qué, se reúnen con los militares… Ellos sabrán…

Pero hay otros olvidos. Por ejemplo ya nadie habla de la nota aparecida en el diario “La República” del 4 de agosto de 2001, poco después de asumir el presidente Batlle y que dejó muy mal parado al ex presidente Sanguinetti, quien al  final de su gobierno no sólo se permitió el lujo de decir a los cuatro vientos que en Uruguay no había desaparecidos ni niños apropiados, sino que tuvo el tupé de escribir y publicar una carta muy insultante dirigida al poeta Juan Gelman, quien buscaba por entonces a su nieta.

Allí se dice que Batlle “sabe positivamente que el capitán de la Metropolitana Ricardo Medina asesinó a María Claudia Irureta Goyena de Gelman pero se reserva la información para no informar a un argentino lo que le niega a los uruguayos” (…)

…. Ricardo Medina fue identificado como uno de los que entregó a la nieta de Gelman a su familia adoptiva (yo digo apropiadora) en una canasta en enero de 1977…

Por suerte finalmente Gelman pudo encontrarse con su nieta, cosa que todos lo sabemos.

Pero en otro párrafo surge algo interesante a mí entender, y de lo que tampoco se habla:

….Medina operó en Orletti y en otros centros clandestinos de Argentina bajo las órdenes directas de los oficiales Gavazzo y Cordero…

…Tanto Medina como el oficial policial que recibió a la beba y la crió, mantuvieron luego del retorno a la democracia una estrecha relación con el entonces parlamentario Millor. Medina trabajó en la secretaría parlamentaria de Millor y en sus campañas electorales (…) y el oficial apropiador, hoy fallecido, fue designado en un importante cargo policial por el presidente Julio María Sanguinetti (…)

(La republica 4 de agosto del 2001).-

Para terminar, en este país parece que hay muchos dirigentes que han dejado sus convicciones en la puerta de la casa de gobierno y otros las perdieron al entrar al parlamento

Falta mucho para que a los uruguayos se nos devuelva la dignidad como sociedad; pues mientras haya UN SOLO DESAPARECIDO, no podremos hablar de democracia ni de reconciliación.

Solamente cuando se haga justicia, (porque de eso se trata; no de odios, rencores, ni venganzas); cuando la verdad se ventile a los cuatro vientos y se juzgue a civiles y militares genocidas.  Cuando ningún ciudadano en nombre de todos los uruguayos se crea habilitado para resolver per se, quién fue más responsable de los delitos de lesa humanidad; cuando hasta mis nietos tengan MEMORIA VERDAD Y JUSTICIA, sólo entonces, la reconciliación será posible y podremos construir el futuro con una sociedad digna y orgullosa de su historia.

Dedico esta carta a mis amigos muertos y tantos otros amigos, que padecieron 14 años de penurias en prisión, por luchar por un ideal; y hoy no cuentan para quienes se han erigido en dueños absolutos de una verdad que sólo les sirve a ellos.

Señores: las ideologías no mueren; pueden modificarse los caminos con el devenir de los tiempos, pero el horizonte no cambia, el rumbo es el mismo. Creo que se tomaron un avión equivocado
 

                                                  
  BEATRIZ JURA CASTIGLIONI

 

Postaporteñ@

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post