Uruguay: Despilfarro de dinero del estado y peligro de contaminación en una misma obra pública

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Canelones

Despilfarro de dinero del estado y peligro de contaminación en una misma obra pública

 

 

 

EN LA FOTO (imagen 1) aérea que ilustra esta nota se ve uno de los más grandes despropósitos que une en su realización a la última administración departamental canaria colorada, a las tres últimas direcciones de la ANEP y a los tres partidos representados en la Junta departamental de Canelones hasta 2005. Nombre-copia-10.jpg

La foto ubica un tramo del arroyo El Colorado, en el barrio Vista Linda, divisor de las jurisdicciones de Progreso y Las Piedras. El plano rectangular que se observa junto al margen hacia el este, por lo tanto en Las Piedras, es nada menos que un edificio liceal.

La imagen podría excluir de cualquier otra información.

Es preciso insistir en algunos puntos.

1- Se trata de un arroyo, un elemento natural, un curso de agua componente de la cuenca del río Santa Lucía. No es una zanja ni ninguna otra construcción humana.

2- Como todo curso de agua natural recoge en su trayecto los caudales que los declives de las tierras próximas tienen. Incluyendo las producidas por ocasionales lluvias torrenciales.

3- El rectángulo en cuestión es el edificio completo, no un espacio vacío. Es el edificio, con el muro que da hacia el oeste justo encima de la margen del arroyo.

¿Quién edificaría su residencia familiar a dos metros de un curso de agua? ¿Qué autoridad municipal la habilitaría?

 

HAY MÁS: LA CONTAMINACIÓN.

También se publica una parte del mapa (imagen 2) de Canelones en el que se marca con color más fuerte el recorrido del arroyo. Éste nace en plena tierra agrícola sobre-explotada, después pasa por una zona industrial y antes de llegar al lugar que nos ocupa cruza una zona urbanizada ocupada por los barrios pedrenses San Francisco y Vista Linda. Y aquí se agrega el otro dato de la realidad que no se tuvo en cuenta: la contaminación.

Nombre-copia-11.jpg

Nos apoyamos en un texto de reciente edición, redactado por las profesoras Virginia Cornalino y Mónica Miranda. “El uso intensivo del suelo en régimen de pequeñas propiedades, provoca un sobre uso del mismo, lo que determina su deterioro y pérdida de las nutrientes, ello genera pérdida de productividad, empobrecimiento y migración de población rural.

La degradación del ambiente urbano y suburbano está dada por la contaminación procedente del parque automotor, la actividad industrial, la basura y la evacuación de los efluentes domésticos e industriales”.* Qué diferencia con la orientación sostenida por la Intendencia de Montevideo en situaciones similares.

Véanse las márgenes del Miguelete. Se concluyó en que la ribera es inhabitable, se limpió y se fue construyendo lo que se da en llamar un “parque lineal”.

Se vuelve a comprobar que Canelones queda como el patio trasero de la capital.

 

EL PROCESO ADMINISTRATIVO.

¿Cómo se llegó a la construcción de un edificio liceal pegado a un arroyo que además está contaminado? El padre de la criatura es el BID a través de una de sus agencias, el MEMFOD.

Los funcionarios dependientes del exterior optaron por un terreno, ignorando o no que es inundable, contaminado e inapropiado para una construcción.

Luego viene el proceso de cesión dentro de la Intendencia, que culmina con la aprobación por parte de la Junta departamental. Aquí es cuando aparece la participación de los partidos.

Los ediles de los tres lemas representados dieron su voto en forma unánime. A ninguno se le ocurrió, si no pedir informes técnicos, al menos dar una vuelta por el lugar para comprobar la situación.

Esta es la explicación del silencio de todos. Y pensar que influyentes frenteamplistas habían anunciado la publicación de un “libro blanco” sobre las supuestas irregularidades de la administración Hackembruch. ¿En qué habrá quedado?

 

LOS COSTOS.

Todavía hay algo peor. En 2002 se licitó la construcción por un costo aproximado al millón de dólares. La obra quedó detenida, después de un gran avance, durante varios años. ¿Cuánto le costó al Estado esa detención? Porque generó gastos, por lo menos de vigilancia.

Y este año se volvió a licitar la misma obra, es decir, su terminación, por otro millón de dólares, esta vez a nombre de la UTU.

 

DOS CUESTIONES QUEDAN PLANTEADAS

1- La responsabilidad. No se trata de buscar personas que actuaron u omitieron dentro del sistema educativo. Se trata del proceso institucional y en particular del primer gran responsable que es el BID. Genera una deuda, cobra por administrarla, aumenta la deuda con sus propios errores, construye un problema a futuro y sigue cobrando. ¿Nadie en el sistema político pide cuentas?

2- El destino del edificio. Ahora se habla de un local para UTU. Ocurre que las autoridades actuales, del presidente para abajo, juegan con las ilusiones de la gente.

En el imaginario colectivo de las familias de trabajadores en lo sectores peor remunerados se sigue apostando a la UTU como puerta de ingreso a un oficio calificado.

La idea es válida, serviría como base para desarrollar un segmento del sistema educativo. Pero es irreal. Porque aquella UTU con que sueñan no existe desde hace décadas.

En este tema, como en tantos, el gobierno juega con las esperanzas de la gente, haciendo como que quiere cumplir las promesas o, peor aún, diciendo que lo está haciendo. ¿Hasta cuándo se mantendrá la paciencia de estos vecinos que vienen siendo estafados desde varias generaciones atrás?

 

*Encrucijada de paisajes.

Epílogo ambientalizado de Canelones.

Publicado en el libro del bicentenario de la batalla de Las Piedras, en la página 29.

 

PROF. PABLO FREIRE

Tomado de

Diario La Juventud - Ates y Sublevada

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post